Superando el conformismo

Una vez que prosperamos, tendemos a quedarnos en el mismo lugar, conformándonos con lo que generamos hasta ese momento, pero hay que vencerlo…
Si no fuera por los inconformes, todavía usaríamos el telégrafo y nos desplazaríamos a caballo. Los inconformistas son quienes siempre quieren dar un paso más, y avanzar.

No todas las ambiciones son iguales, y no siempre está mal ser ambicioso. La ambición bien manejada, es la fuente de progreso. Hay que estimular la ambición y el inconformismo.

Una cosa es tener ambición, estar informado y asumir riesgos, y otra muy distinta es tener ambicion, estar desinformado y asumir riesgos. Esto último, es imprudencia. Hay que tener sueños, pero mantenerse despierto para alcanzarlos.