Sueño en un tren

Cuento de una tarde lluviosa.

Abrí los ojos… oía el rítmico sonido de las ruedas del vagón… tracatrac..tracatrac..tracatrac…, dos hombres y una mujer sentados en los bancos… el de la gorra marrón me miraba fijamente… yo aparté la mirada, quién era ese tipo?… se me hizo un nudo en el estómago… qué hacía yo en el tren?… miré por la ventanilla y por el vidrio con manchas grasosas vi pasar casas, árboles y coches… creí reconocer que estábamos pasando por…

¿Lanús?… creo que sí… miré al tipo de la gorra marrón, seguía mirándome… quién era?… el estómago volvió a comprimirse… un escalofrío me recorrió la columna vertebral… era miedo?… la mujer miraba sin mirar hacia afuera… el otro hombre, con la cabeza volcada, dormía profundamente… y si el tipo de la gorra se levantaba y me quería hacer algo?… yo que iba hacer?… quien me podía ayudar?…el sonido de las ruedas se hizo más lento, entramos a una estación… un cartel..

Gerli.. no había nadie… miré buscando un guarda, un policía… no, nadie… un perro negro caminando el andén, husmeando y orinando las paredes…las puertas se cerraron y el tren comenzó a moverse, tracatrac…taracatrac… volví la mirada al interior del vagón y… no lo ví.. miré asustado hacia atrás, sintiendo ya imaginariamente un golpe en la cabeza.., pero no.., no había nadie, la mujer seguía con la vista fija en la ventanilla y el hombre seguía dormitando vaya a saber qué sueño… no estaría yo soñando?… como bajó el tipo?… dónde?…si yo estuve mirando la puerta todo el tiempo… y quienes eran los que viajaban conmigo…esa mujer…porqué no sacaba la vista de la ventana?…no estaría en combinación con el tipo que desapareció?…tenía un bolso gris sobre la falda, que apretaba firmemente, sobre el cuello una cadenita con una medalla grande, azul con el borde verde y un nombre grabado que no alcancé a leer… todo estaba rodeado como por una nebulosa, siluetas difusas… no podía ver con precisión nada… y el tipo… dónde había bajado?… no, esto no es real, me decía… no me puede estar pasando…nuevamente un escalofrío recorrió mi espalda… de pronto escuché abrirse la puerta del vagón, un hombre gordo, uniformado, entró… en la mano llevaba algo que brillaba… su boca se movía como si dijera algo, pero yo no oía nada… también lo veía como envuelto en una niebla…pero que carajo…no, no…por Dios… que pasa…me parece que tendría que levantarme y saltar del coche antes que me maten,…pero estaba como pegado al banco, inmovilizado por el temor, el gordo se acercaba mas y mas…empecé a escuchar algo, dale, levantate, levantate y escapá… pero no, no podía mover las piernas, estaban como paralizadas, no obedecían a mi mente… tantas veces pensamos una cosa y hacemos otra, y ahora.. quería pero no podía… miré hacia la mujer, seguía mirando por la ventana, fijé mi vista en su medalla, ví un nombre; Milena… Milenaaaaaa !!!!!,… ese nombre…siii… me viene a la memoria…verdades, mentiras… Internet…te perdiste… no te pude entender… maldición… el gordo de uniforme se acercaba.. ya está a mi lado y ahora…seguro me va a disparar…loco.. noooo!… despertate boludo… esto no es verdad… es un sueño… una mano me toca el hombro, me tapo los oídos… ahora viene… voy a escuchar la explosión del tiro, noooo!!, abro los ojos y escucho… pases, abonos, boletos… señor… señor…, me permite su boleto?…

 

Compartir |