Ser una mamá superpoderosa puede traerle problemas de salud

El vértigo de la vida cotidiana ha transformado a las madres es super-héroes, a cargo de más responsabilidades y tareas que el más ocupado de los trabajadores. ¿Es usted una super mamá? ¿Cuida usted de su salud?

La atención de los hijos, el trabajo, los quehaceres domésticos, y el gimnasio. Estas son las obligaciones típicas de Andrea, una mujer común y corriente. Cualquiera pensaría que las 24 horas del día no son suficientes para ella; pero se equivocan, porque Andrea esconde algo debajo del guardapolvos de maestra. Andrea esconde su traje de mamá superpoderosa…  

El nacimiento de la súper mamá 

¿Quedarse en casa con los chicos o ir a trabajar en busca de la realización personal y de un segundo ingreso? ¿O combinar ambos mundos a la perfección? Estos son los conflictos de las mujeres modernas, muy distintos a los de las generaciones pasadas. 

Antes, las mujeres solían ser criadas para ser pequeñas niñas buenas, complacientes, serviciales y bien educadas. Y así fue como la sociedad forjó su imagen de la mujer. Cuando llegó el movimiento feminista, las mujeres que trabajaban en sus hogares sintieron que languidecían, que perdían sus horizontes establecidos. Envidiaban a aquellas que “hacían algo de sus vidas” formando parte de la mano de obra. 

Por otra parte, las que habían dedicado sus veinte y sus treinta al trabajo y a sus carreras, a medida que su fertilidad se desvanecía, añoraban estar en casa con sus hijos. El movimiento feminista sembró una semilla que dio nacimiento a una brillante inspiración: las mujeres pueden hacer ambas cosas. 

De todas formas, ahora deben intensificar su existencia. Parece que el imaginario popular a creado el arquetipo de la “mamá superpoderosa”, que se ocupa de su marido, hijos, padres e, incluso, su jefe. Así, los ataques de pánico, la ansiedad y la depresión llegaron a ser moneda corriente en el mundo de la mujer contemporánea.  

Lo positivo es que la mujer tiene el poder de controlar sus percepciones y emociones. Tiene el potencial de convertirse en la heroína de su propia historia y, sobre todo, de aprender de los conflictos que ha enfrentado a lo largo del tiempo. Cada mujer está llamada a una vida de aventuras con final feliz. 

Las 10 claves para ser una super-mamá saludable
 

1.      Si es de las que están todo el día haciendo cosas, hágase un momento para sentarse un rato, tranquila; al menos una hora por día. Algunas mujeres que tienen hijos y trabajan afuera, se despiertan una hora más temprano para crear este momento de paz. Si no puede tomarse una hora, intente aunque sea relajarse unos quince minutos y tomarse una taza de té. Y otra cosa: no malgaste su tiempo libre limpiando la casa. De todas formas, nunca estará lo suficientemente limpia. 

2.      ¡No se sienta culpable! Puede que sienta culpa por no poder pasar mucho tiempo con sus niños a causa de su actividad laboral. Por otra parte, puede sentirse mal por estar demasiado tiempo en su hogar en lugar de estar trabajando y haciendo algo por su carrera personal, como otras mujeres hacen. No pierda tiempo con comparaciones inútiles. No se fije en lo que hacen las otras personas. 

3.      Sea sincera con usted misma. Viva sus propios sueños, no los de los demás. 

4.      Cuide su salud siguiendo un régimen de dietas y ejercicios. Si no tiene uno, puede que haya perdido su auto estima. Para poder cuidar de los demás, es necesario cuidarse a uno mismo. Una persona que no se ocupa de su salud se torna irritable, cansada y triste. 

5.      No necesita hacer todo usted misma. Pida ayuda a sus amigos y familiares. 

6.      No le tema al fracaso. Aprenda de sus errores para hacerlo mejor la próxima vez. ¿No es eso lo que le suele decir a sus hijos, amigos y compañeros de trabajo?  

7.      No se sienta como una persona desamparada. Si bien usted no puede cambiar a los demás, sí puede cambiar su manera de hacer las cosas; la dinámica de su vida. Luego, todo cambia. 

8.      Implemente sus cambios personales de manera gradual, como pequeños pasos de bebé. Agasájese cada vez que de un nuevo paso en firme. 

9.      No juzgue sus decisiones ni las de otras mujeres. Si elige trabajar fuera de su casa, siéntase orgullosa de su empleo y véalo como una magnífica contribución al mantenimiento del hogar. Por el contrario, si decide quedarse en casa, usted no tiene la obligación de ser una madre y ama de casa perfecta. Disfrute de la creatividad y la satisfacción de ver crecer a sus hijos, a la vez que maneja el mantenimiento de la casa.

Recuerde lo siguiente: Usted puede tenerlo todo, pero no todo el tiempo. Sea flexible en las decisiones de la vida. Puede cambiar la manera de pensar, sobre el trabajo y sobre la casa. Sea fiel a lo que siente en cada momento. Es la prerrogativa de las “mamás superpoderosas”.

Y si quieres superar tus temores y mejorar tu calidad de vida, te sugerimos inscribirte ahora en nuestro curso gratis de Superación Personal, haciendo clic aquí.

×

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :
Y selecciona Agregar a la pantalla principal

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado

SOLO HAZ CLIC EN : Responsive image
Y selecciona Agregar a la pantalla principal