Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Ser papá no es nada fácil

¡Y mucho menos ser EL MEJOR! ¡Feliz Día! Del “PADRE”.

En muchos países, el día del padre es el 19 de marzo con motivo de la festividad de San José, el padre de Jesús.
Pero en Estados Unidos y en la mayoría de países del continente americano, esta fiesta se celebra el tercer domingo de junio.

Este artículo está dedicado a todos los padres del mundo, a ti Padre que dedicas un tiempo a tu hijo aun sin tenerlo que abres ese pedacito de espacio para que tu hijo te hable para que juegues con él.

Nunca dejes de hacerlo ya que el tiempo pasa muy rápido y nunca volverá, hoy son niños y sin darte cuenta llegan adolescentes y en cada etapa te necesitan mucho y un paso mas y se van de tu lado porque ya son hombre porque ya van a formar su propia familia. Y ojalá cuando eso pase te des cuenta que sembraste en ellos algo que toda la vida recordaran y eso son las enseñanzas que tu les diste el tiempo que compartiste con ellos, eso que sembraste dará fruto en su nueva familia para que ellos a la vez siembren en sus hijos eso que tú les dejaste.

Gracias papá por hacerme sentir importante, ante ti y ante el mundo. Gracias por ayudarme a creer que consigo llevar algo a cabo. Gracias por cambiar del “evidentemente, no puedes hacerlo” de otros a “evidentemente, no puedes hacerlo … todavía. Echa otro vistazo”.

Gracias por ir a lo largo del camino junto a mí, señalándome los baches y el terreno resbaladizo. Gracias por advertir el momento en que podía hacer bien las cosas por mi cuenta. Pero sin abandonarme del todo. Sabiendo que estabas allí, al otro lado del teléfono. En un lugar en donde siempre te encontraría.

Es el instante de regalar sonrisas, saludos, abrazos, recuerdos y mucho amor a quien ha dado gran parte de su vida y trabajo por el bienestar de la familia.

La verdad es que no debería ser de un día sino los 365 días del año para demostrar nuestra gratitud a quienes nos dieron la vida. Sin embargo, no está de más una fecha especial para aquellos que “se olvidan” de saludarlos en los otros días. También es oportuna para recordar, en forma especial, a quienes ya partieron y hoy no están con nosotros. No obstante, su recuerdo y sus enseñanzas, perduran como una roca, firmes y sin variación.

Lamentablemente esta celebración se ha transformado cada vez más en lucrativo negocio que ha empañado los buenos deseos que la crearon. No obstante, no debemos olvidar, que un obsequio material es sólo un símbolo de esta celebración y nunca reemplazará un abrazo y un apretón de mano sincero.

Gracias papá por venir a verme a jugar al fútbol y decirme que ficharía por un equipo de primera división, gracias por ayudarme ha realizar los deberes de clase tan pesados que me ponían, gracias por defenderme ante mis compañeros, gracias por tus consejos, gracias por ser como eres. Gracias por encogerte hasta mi talla cuando jugábamos, y por alzarte a gran altura cuando necesitaba refugio y protección.

Por guiarme en los momentos difíciles. Por estar a mi lado y escucharme.
Por mostrarme el valor de la cortesíaPor reparar mil y una vez mi bicicleta.
Por hacerme entender lo importante que es valorar a la persona humana.
Por tenerme siempre como una persona especial para ti. Y lo más importante, por enseñarme el amor a Dios.

No hay hombres más importantes en el mundo que nuestros papás. Ellos son nuestros héroes, amigos y maestros. Hagamos de su día una fiesta, invadiéndolos de cariños y abrazos. A todos los padres, gracias por su dedicación, amor y paciencia.

A ti mi padre que siempre estuviste allí para mí.

Un padre es el soporte en nuestro hogar, el que se guarda los sentimientos en la profundidad de su alma, el que te da seguridad en tus horas de angustia, es el héroe de tus cuentos infantiles, es aquel que te impone respeto en la adolescencia pero si te fijas bien, cuánta ternura desprenden sus ojos al mirarnos! .

Es quizás el que no te prodiga de besos y abrazos como tu madre, pero en las noches cuando uno duerme, es el que se asoma con suavidad a tu cuarto y con suma delicadeza cubre nuestro cuerpo con la sábana que hemos enrollado a nuestros pies, mientras la emoción le nubla los ojos, porque se siente tan orgulloso de tenernos! Tenemos que comprender el papel que muchas veces se le asigna a nuestro padre, un papel un tanto distante, severo, ¿quién de nosotros no habrá escuchado de su madre alguna vez decirnos..’Se lo voy a decir a tu padre cuando llegue’… y uno se siente temeroso pero a la vez espera ansioso el regreso del padre y cuando lo alcanzas a divisar desde la ventana, ya no temes el regaño, lo que esperas anheloso, es su abrazo protector!

GRACIAS A TODOS ELLOS, NUESTROS PADRES.
FELICIDADES A LOS HIJOS QUE LO HAN DISFRUTADO TODA SU VIDA, A LOS QUE LO TUVIERON POCO TIEMPO, PERO FUE MUY INTENSO ESE TRANSCURRIR, A LOS QUE POR LAS CIRCUSTANCIAS TUVIMOS QUE CRECER SIN ELLOS A NUESTRO LADO, NO JUZGUEMOS, DISFRUTEMOS DEL  RECUERDO EMOTIVO DEL PADRE QUE JUNTO CON EL AMOR DE UNA MADRE, HACEN DE NUESTRA VIDA FELIZ!
 

A TI EN ESTE DIA TAN ESPECIAL  TE QUIERO DECIR CUANTO TE QUIERO 
LOS AÑOS PASAN TAN RAPIDO,  QUE CANSADO TE VEO.
ESE DIA QUE YA NO ESTES CONMIGO O QUE YO ME VAYA DE TU LADO
QUIERO QUE SEPAS PADRE MIO, QUE PARA MÍ HAS SIDO EL PADRE MÁS BELLO

EL QUE GLORIFICA A SU PADRE VIVIRÁ LARGA VIDA ”
(SIRACIDA 3, 6)

Para aprender cómo expresar tus emociones, inscríbete ahora en nuestro curso gratis haciendo clic aquí.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
EnPlenitud ©Copyright 2000-2018