Seguros de vida

Todo lo que debe saber para contratar el más conveniente para usted.

¿Por qué necesito un seguro de vida? 

El propósito principal de un seguro de vida es pagarle a su familia en caso de que usted muera. El dinero que sus descendientes recibirán (el “beneficio de muerte”) será un recurso financiero importante: Puede ayudar a pagar la hipoteca,  mantener la casa, asegurar que sus descendientes no carguen con sus deudas. Los ingresos de una póliza de seguro de vida pueden significar que no tendrán que vender activos para pagar impuestos o deudas. Además, no hay impuestos federales en los beneficios de los seguros de vida. 

¿Por dónde comienzo?  

Comience evaluando las necesidades de su familia. Recolecte toda su información financiera personal y calcule lo que su familia necesitara después de su partida. Incluya los costos en curso (tales como cuidados diarios, educación, jubilación) y los costos inmediatos a la hora del fallecimiento (como cuentas médicas, gastos del entierro). Su familia también puede necesitar fondos que los ayuden a rearmar su vida… quizás para financiar una mudanza, o pagar impuestos mientras buscan trabajo. Recuerde que un seguro de vida proporciona una protección financiera. Si la protección no es su meta principal, usted deberá considerar otros productos financieros. 

¿Cuánto debo gastar para adquirir un seguro de vida? 

Mientras no existe un substituto para evaluar necesidades, una regla elemental es comprar un seguro de vida igual entre cinco y siete veces de su renta anual. 

¿Cuáles son los diversos tipos de seguros de vida?  

Hay muchas clases de seguros, pero recaen generalmente en dos categorías: seguros temporales y seguros permanentes. 

Las pólizas permanentes son conocidas por una variedad de nombres: vida completa, común, universal, ajustable, y variable. La mayoría tiene una característica conocida como “valor efectivo” o “valor de entrega efectiva”. Esta característica, no encontrada en la mayoría de las pólizas de seguros temporales, le provee a usted algunas opciones:

·        Usted puede cancelar o “abandonar” la póliza – totalmente o en parte – y recibir el valor en efectivo como parte del total.  Si usted abandona su póliza en los primeros años, puede recibir poco o nada de su valor efectivo.

·        Si usted necesita parar el pago de premios, usted puede utilizar el valor efectivo para continuar su protección actual del seguro por un tiempo especificado o para proporcionar una cuenta menor que lo proteja a usted por el resto de su vida.

·        Usted puede pedir prestado a la compañía de seguros, usando el valor efectivo de su seguro de vida como garantía. A diferencia de los préstamos de la mayoría de las instituciones financieras, el préstamo no depende de cheques de crédito u otras restricciones. En última instancia usted debe compensar cualquier préstamo con intereses o sus beneficiarios recibirán un beneficio de muerte reducida. 

Con todos los tipos de pólizas permanentes, el valor efectivo de una póliza es diferente del valor de cara de una póliza. El valor de cara es el dinero que se pagará en la muerte o en la madurez de la póliza. El valor efectivo es la cantidad disponible si usted abandona una póliza antes de su madurez o de su muerte. Por otra parte, el valor efectivo puede ser afectado por los resultados financieros o la “experiencia” de la compañía de seguros, que se puede influenciar por tarifas de mortalidad, costos y ganancias de inversión. 

¿Qué es un seguro temporal? 

El seguro temporal  proporciona la protección por un período de tiempo específico. Paga beneficios solo si usted muere durante ese período. Algunas pólizas de seguro temporal pueden ser renovadas cuando alcanzan el final del tiempo—que puede ser de 1 a 30 años. Las tarifas de las cuotas (premios) aumentan con cada renovación. Muchas pólizas requieren que usted presente evidencia de insegurabilidad en la renovación para calificar para las tarifas más bajas.


¿Qué es un seguro permanente?
 

El seguro permanente proporciona la protección de por vida. Mientras usted pague los premios, el beneficio de muerte será pagado. Estas pólizas se diseñan y se tasan para que usted sea protegido por un amplio período de tiempo. Si usted no se propone guardar la póliza por un plazo largo, éste puede ser el tipo incorrecto para usted.