¿Se puede vivir sin salir de casa?

Vivir dentro del hogar constantemente: ventajas y desventajas de disponer de Internet y usarlo para todo
  
  


Trabajar, comprar comida, mirar
espectáculos y recitales, tener amigos, una intensa
vida social
  y hasta
conseguir un amor. Todo se puede lograr desde la llegada de Internet.

“Hay
gente que vive conectada al
mundo virtual
y parece que no necesita nada más. No
tiene nada de saludable esta conducta
”, sostiene la psicóloga argentina
María Silvana Rosetti.

Sin embargo, hay quienes viven
encantados y no se quejan de nada, al contrario, agradecen la aparición de la
tecnología porque les ha cambiado la vida y para bien.

Soy informático.
Trabajo para diversas empresas. Vivo solo. No tengo tiempo ni ganas de salir
afuera a comprar comida o conocer gente. Compro por internet y me lo traen a
casa. Si quiero hablar con alguien no tengo más que mandarle un mensaje o ver si
está conectado, lo cual siempre ocurre.

Me la paso frente a la pantalla y la
verdad que soy feliz. No soy un ermitaño ni un antisocial. Tengo mis amigos, mi
trabajo, no tengo vicios. Tengo todo lo que me hace falta
”, reflexiona el
analista de sistemas e informático argentino Patricio Roma, de 28 años.

Vivir de esta manera puede resultar
extraño para muchos. “Desde épocas remotas la gente necesita el contacto
físico, verse las caras, conocer los gestos, maneras de comportarse y aunque
todo eso podrán decir que se puede ver a través de una pantalla, no es lo mismo
que poder tocar a la persona y compartir momentos concretos con ella. Vivir en
sociedad y tener compromiso significa compartir con el otro de una manera
tangible”
, analiza la profesional.

Aquellos que no salen del hogar
aseguran que son todas ventajas: “En mi caso, soy escritora y correctora de
textos y trabajo en casa.

Vivo con mi gato y mi madre. Soy absolutamente normal.
Mantengo una vida saludable, hago ejercicio en mi propio gimnasio, tengo mis
amigos en las redes sociales hablo seguido con ellos, compro mi comida por
Internet cuando no quiero cocinar, lo mismo que la compra del supermercado.

Asisto a cursos virtuales y constantemente me estoy cultivando. He tenido novios
y vienen a casa sin problemas. La verdad es que lo que veo fuera no me interesa.
Si puedo tener todo en mi ambiente muchísimo mejor”
, comenta Analía Roque,
de 30 años y argentina.

Ventajas de quienes aseguran que la
vida puertas adentro es mucho mejor:

· Menos distracciones en
los momentos en los que hay que concentrarse

· Tienen una vida mucho
más saludable

· Gastan menos en viajes,
en compras, en vicios

· Cultivan más las
amistades

· Profundizan más en lo
intelectual

· Se contaminan menos

· Tienen menos estrés

Desventajas de esta postura:

· Vida social disminuida

· Vínculos afectivos
reducidos

· Se corre el riesgo de
convertirse en una persona perturbada y antisocial

· Se aumenta el nivel de
fobias

· Si la persona se queda
en casa, pero sin un fin en concreto hay una gran posibilidad de desarrollar
depresión o ansiedad

· Permanecer encerrados
no es bueno. “Hay que salir a respirar, ver la gente, los sonidos de la
calle, disfrutar de las situaciones cotidianas. La gente necesita ver gente y
valerse de ella, palparla y tocarla. Sentir que se está vivo
”, finaliza
diciendo Rosetti.