¿Se acuerda de “Los vengadores”?

¿Recuerda cuando esperaba sentado frente al televisor para ver un nuevo capítulo de “Los vengadores”? Si quiere saber anécdotas de esta serie, aquí se las contamos...

Los vengadores fue una serie que mezcló los géneros de ciencia ficción, espionaje, y fantasía, donde también se podía apreciar el ingenio y la sensibilidad de sus historias.

Esta producción británica adquirió un gran fama mundial sobre le final de los 60, pero tiene un comienzo cinematográfico olvidado por casi todos, salvo para aquellos que han crecido junto a este programa, y lo consideran su serie de culto.

Producida en Gran Bretaña entre enero de 1961 y septiembre de 1969, lapso durante el cual se filmaron 161 episodios, Los vengadores se convirtió en una de las series de televisión más populares de toda la historia, alcanzando un publico masivo en más de 120 países, un record que aún hoy no ha sido superado.

En gran medida, su renombre internacional fue gracias a que allí surgieron actores de la talla de Patrick Macnee y Diana Rigg, que interpretaron a o los estupendos espía John Steed y Emma Peel.

Los episodios de Steed y Peel lograron una fórmula tan familiar y cómplice, que sus seguidores ya los consideraban como parte de los integrantes de su hogar.

La trama solía comenzar a partir de un asesinato, que Steed y Emma deben investigar. Sobre el final, había una gran lucha, y una vez que nuestros héroes la ganaban, partían hacia algún lado durante la puesta del sol, siempre en un medio de transporte distinto.

Abundaban los científicos locos y malvados, así como los espías enemigos, pero sus planes para dominar el mundo eran a menudo tontos y ridículos, y siempre se frustraban en manos de Los vengadores.

Lo que gustaba de las absurdas historias de Steed y Emma, era la maravillosa química que existía entre ellos, así como sus graciosas observaciones sobre las situaciones que les tocaba atravesar, sin importar cuan calamitosas sean.

Llamativamente, muchas de esas bromas fueron escritas por los propios Macnee y Rigg, quienes crearon la mayor parte de las características de sus personajes, puesto que los guiones de sus productores eran literalmente modificados por ellos.

De hecho, uno de los recuerdos preferidos de Macnee está en aquella famosa frase que decía: "Steed, párese allí". Sin embargo, el director le había pedido hacer un monologo mucho más largo que ese…

John Steed es el personaje central de la serie, en la que contó además con seis diferentes socios. En el comienzo de la serie, su coequiper fue el policía forense Dr. David Keel (Ian Hendry).

Luego, hubo dos capítulos donde apareció la antropóloga Dra. Catherine Gale interpretada por Honor Blackman (mas conocido por sus actuaciones en las películas de James Bond). Durante la segunda temporada, Catherine apareció menos y se incorporaron el médico Dr. Martin King (Jon Rollason) y la cantante de jazz Venus Smith (Julie Stevens).

No fue hasta que encontró a su tercera socia, la brillante señora Emma Peel, que Steed se convirtió en un caballero altamente sofisticado, el clásico espía británico que todos conocemos.

Y no son pocos quienes piensan que fue Steed el precursor de James Bond, y que las Los vengadores, fue el antecedente de las películas de “007”. (Macnee señaló alguna vez que odió las historias de Ian Fleming, especialmente por la forma en que James Bond trataba a las mujeres).

No hay dudas de que (la dama) Diana Rigg era un personaje muy importante, especialmente para los espectadores masculinos, pero había mucho más para apreciar en ella que sus hermosos ojos.

La señorita Peel era muy inteligente, fuerte, capaz, decidida y sofisticada, es decir, todo lo que los hombres esperarían verdaderamente de una mujer. Y de alguna forma, ella representó a un estereotipo de mujer adelantada a sus tiempos, algo irónico ya que, luego de dejar la serie, ella y Honor Blackman aparecieron en las películas de Bond.

Luego de que la incomparable Emma Peel abandonase la serie, se incorporó la menos recordada Tara King. Hubo una gran discusión -que aún hoy perdura- sobre si Linda Thorson pudo suplir con éxito el papel de su predecesora; mientras que algunos culparon a la actriz de ser muy joven e inexperta para ocupar un rol tan importante en la serie, lo más probable es que haya sido muy difícil para los productores mantener esa "fórmula mágica".

Pero a pesar del hecho de que había un montón de seguidores de Tara, particularmente en Francia, los norteamericanos rechazaron su incorporación y sin su correspondiente sostén financiero, vital para cualquier producción de TV, la serie fue condenada a su fin.

En 1976, se buscó resucitar el programa con 26 episodios de Los nuevos vengadores, una coproducción bastante problemática entre productores franceses, canadienses y británicos.

Macnee tuvo muchos reparos sobre el resurgimiento, ya que la gran cantidad de acción y violencia que esos capítulos traían, no poseían el correspondiente costado ingenioso y encantador de los originales. Sin embargo, los capítulos no fueron malos, y de no haber cargado con la “mochila” de la comparación con los primeros episodios de la serie, es muy posible que hubieran tenido gran aceptación.

¿De dónde viene su nombre original, “Los Vengadores”? El creador Sydney Newman creó el título antes que cualquier otra cosa, y afirmó que no sabía muy bien lo que significaba, “¡pero es un gran título!". Cuando la serie fue llevada a otros países, algunos de ellos le cambiaron el nombre.

En Francia era
Chapeau Melon et Bottes de Cuir (Sombrero de galera y botas de cuero); En Alemania fue Mit Schirm, Charme und Melone (Con paraguas, pulseras y galera), y en Italia Agente Speciale (Agentes especiales).

¿Cuál fue el episodio prohibido? Debido al traje provocativo que usaba Diana Rigg, y al sugerente título “un toque fogoso”, el capítulo fue prohibido por la televisión abierta norteamericana, durante la primera temporada de la serie.

Incluso existen rumores de que los ejecutivos de la ABC se reunían en los cuartos de un hotel para mirar ese episodio en privado. También se supo que la reposición de la serie (Los nuevos vengadores) no se emitieron en algunas regiones del Reino Unido debido a su violencia.

¿Por qué tuvo que irse Elizabeth Sheperd? El director Peter Graham Scott, quien trabajó con Elizabeth Sheperd, comentó que "las escenas entre Elizabeth Sheperd y Patrick Macnee no lograron ninguna química" y que ella parecía tener poca idea sobre como desarrollar su papel.

Al respecto, Macnee dijo de ella, "Elizabeth Sheperd no le llegaba ni a los talones a Emma Peel" (En su libro “Los vengadores y yo”). Más tarde, se supo por Brian Clemens que Sheperd causaba muchos problemas en las grabaciones ya que se debían rescribir sus guiones.

Compartir |