Requisitos para hacer una residencia médica en los Estados Unidos

Y consejos prácticos para encontrar el programa más adecuado para usted

Una vez que un Graduado Internacional en Medicina (IMG) se ha convertido en ECFMG certificado y ha recibido una visa, él o ella son electos para solicitar el ingreso al programa de residencia en los EEUU. De cualquier modo, se recomienda fuertemente que los IMGs  participen en turnos como observadores en el marco de la clínica antes de solicitar para programas de residencia. La observación provee a los IMGs de un invalorable conocimiento de la práctica de medicina clínica y con los médicos de los EEUU que pueden servir como referencias. El Directorio de Educación de Graduados en Medicina, conocido como el Libro Verde, provee información sobre alrededor de 7.800 ACGME programas de residencia acreditados en los EEUU y está disponible para su adquisición en la Asociación Médica Americana (AMA). Para más información detallada sobre programas de residencia recurrir en AMA Sistema Interactivo Electrónico de Base de Datos de Asociación y Residencia (FREIDA) online.

FREIDA es una base de datos en Internet con información sobre todos los programas de residencia en los EEUU. Se puede ver online en http://www.ama-assn.org/go/freida. Tanto el Libro Verde como FREIDA son buenos puntos de partida para que los IMGs comiencen con el proceso de solicitud del programa de residencia.

Existen cuatro vías diferentes en un programa de residencia interno: transicional, preliminar, por categorías y de cuidado primario. Los residentes de los programas transicionales rotan a lo largo de un año a través de diferentes departamentos de los hospitales, generalmente  cada dos meses. Mientras que un programa transicional cuenta con un entrenamiento de un año, puede no proveer suficiente crédito para pasar al segundo año del entrenamiento de residencia. Los programas preliminares son también de un año para aquellos deseosos de especialización que necesiten un año de entrenamiento de medicina interna.

Los programas por categorías son de tres años y le permiten decidir a la junta de entrenamiento si su performance es satisfactoria. Los programas por categorías son vistos como los programas más tradicionales y se basan en la experiencia hospitalaria. Los programas de cuidado primario hacen hincapié en la experiencia del cuidado ambulatorio en la comunidad y se están convirtiendo en los más prevalecen. Se sugiere que todos aquellos que estén seguros de querer trabajar como médicos clínicos opten por el programa de cuidado primario.

Quienes deseen un entrenamiento completo en medicina interna, tienen entonces la oportunidad de entrenarse en una especialidad y deberían solicitar por una posición por categorías. Pese a que es preferible estar en un programa por categorías o de cuidado primario, el entrenamiento en un programa transicional o preliminar es mejor que no estar en ningún programa. Es altamente recomendable elegir el programa que mejor le convenga a sus necesidades y objetivos.

Los interesados deben postularse directamente a cada programa de residencia hospitalaria en el cual estén interesados. Sin embargo, es altamente recomendable que los interesados se registren en el Programa Nacional de Similitudes de Residencia (NRMP), conocido como “Match”, que relaciona informáticamente a los interesados con los programas de residencia hospitalaria de acuerdo a la posición en la lista de preferencia que cada uno  presentó.

Muchas asociaciones de cuidados básicos y especialidades médicas ofrecen programas de vinculación por similitudes, o pueden proveer más información teniendo en cuenta las posiciones de la residencia en sus áreas específicas. Algunos programas de residencia requieren que los interesados soliciten al Servicio de Residencia Electrónica (ERAS), el cual es administrado por el ECFMG para los IMGs.

Cada año, aproximadamente 33.000 interesados compiten por las alrededor de 23.000 residencias disponibles. Los IMGs pueden contactar al NRMP en la primavera de cada año para recibir el Manual del Aspirante Independiente y los Formularios de Acuerdo para el comienzo de los programas, que se da un año después. Los interesados solicitan el programa que les interesa y deben presentar todo el material y registrarlo en el “Match” el último día hábil de octubre. Si no se ha aprobado el USMLE en septiembre, no se puede efectuar el empadronamiento en el NRMP hasta que no tenga la certificación requerida con anterioridad para el conforme de la Lista de Orden (ROL) en febrero.

Se puede, sin embargo, solicitar posiciones para la residencia fuera del “Match”. Si sólo le resta el examen de Inglés de enero, puede todavía participar en el “Match” como a fin de septiembre se informa por correo a todos los interesados que se registraron en este programa. Un suplemento de esta lista se envía en febrero. Las listas de programas de residencia reciben a su vez un listado de participantes en el “Match” de octubre y enero.

Generalmente, el material de la solicitud consiste de un curriculum, una copia del formulario para la residencia universal, una carta de presentación enviada a cada director del programa de residencia, evidencia de la graduación de la escuela de medicina, la certificación ECFMG y cartas de recomendación de médicos de los EEUU, junto con una declaración personal de una hoja detallando las cualidades singulares del solicitante. Mientras los médicos graduados de los EEUU pueden optar entre aproximadamente 5 ó 10 programas, los IMFs deben presentar sus solicitudes a por lo menos 25 programas para tener mejores oportunidades de ser elegidos. Cuanto más solicitudes se manden, más oportunidades de realizar una entrevista y ser aceptado en un programa existen.

Las solicitudes deben ser enviadas lo más tempranamente posible, preferentemente en septiembre o mitad de octubre a lo sumo. Después de revisar las solicitudes, los directores de los programas de residencia invitan a aquellos solicitantes en quienes están interesados para que sean entrevistados. Aproximadamente el 14% de todos los solicitantes tienen una entrevista garantizada, y sólo el 8% de todos ellos serán contratados en cualquier hospital. Por consiguiente, es imperativo que los interesados mismos pongan de relieve sus cualidades en sus solicitudes. Una vez invitados a la entrevista, los interesados necesitan prepararse para dar la mejor impresión posible. La entrevista es una parte crítica del proceso de solicitud de residencia.

En febrero, después de completado el proceso de la entrevista, tanto los solicitantes como los programas de residencia presentan ante el ante el NRMP las listas de orden según ranking (ROLs), que detallan las respectivas elecciones en orden de preferencia,. Los solicitantes deben presentar una lista de 15 programas, con la opción de agregar más a la cuota de ingreso. Generalmente no es necesario presentarse a más de 15 programas a menos que se solicite una especialidad muy competitiva. No obstante, en cuantos más programas se anote un postulante, mejor oportunidad existe de ser escogido.

Hay muchas pautas a considerar cuando se hace la recopilación para incluir en el ROL. Nunca conviene tomar en consideración un programa para el que se haya efectuado una postulación si éste no le ofrece una entrevista; un programa que no lo entreviste nunca lo tendrá en cuenta. Es importante tomar muy en serio los programas que se incluyen en el ROL. La vinculación siempre será con la posición más alta que haya aceptado la postulación dentro del ROL, y esto es considerado como una relación contractual. Participando en el “Match”, ambas partes están sujetas al resultado.

No se debe incluir en el ROL un programa para el cual nunca se postularía. Si la postulación es aceptada, se debe concurrir a la entrevista. La única excepción es si el solicitante no reúne los requisitos previos que exige una institución, como por ejemplo una visa que no haya sido conseguida antes de que el aspirante sea aceptado en el programa. Al recopilar el ROL, debemos asegurarnos de usar la información corriente, como los códigos, y que su lista sea recibida antes de la expiración del tiempo límite.

Después de haberla presentado en un principio, se puede cambiar la información del ROL cuando se desee. Al hacer esto, es imperativo fechar cada lista desde la postulación al ROL con la fecha más reciente, porque esa es la que se usará durante el proceso de vinculación. Basándose tanto en las preferencias de los solicitantes como de los programas, la NRMP decide qué programa va para cada solicitante y los resultados se anuncian el miércoles de mitad de marzo en el sitio web del NRMP. Los resultados están también disponibles a través del sistema telefónico automático del NRMP. A las 9 AM, hora standard del este (EST), del día antes del día “Match” los participantes pueden averiguar si han sido seleccionados. A las 12 PM EST de ese martes, la información está disponible en forma desglosada.

El día “Match”, quienes sean seleccionados deben averiguar a qué institución han sido vinculados. En muchos casos, no hay una coincidencia perfecta para cada solicitante. Quienes no hayan sido elegidos reciben un libro con el listado de las posiciones desglosadas ofrecidas a través del “Match” del martes. En este caso, los solicitantes que no fueron seleccionados deben comenzar inmediatamente a llamar a los programas con lugares vacantes, comenzando a las 12 EST del martes.

Este es un proceso conocido como “contienda”, cuando solicitantes y programas compiten para ocupar vacantes. Si un programa para el cual se ha sido entrevistado tiene vacantes, lo mejor es contactarlos primero y que ellos pueden reconsiderar su postulación. Algunos programas también avisan sobre las vacantes disponibles mediante avisos en los diarios, particularmente si saben antes del día “Match” que van a tener vacantes. Dentro de las 48 horas posteriores, la mayoría de las vacantes se completan y se vuelve muy difícil hallar una posición.

Si no se logra una buena posición y no puede encontrar un lugar durante la contienda, existe de todas maneras una pequeña oportunidad de obtener una vacante como residente. Algunas vacantes se abren entre el 1° de julio y el 1° de agosto, durante las primeras semanas de residencia del programa. Es más probable ser llamado por un programas que tenga información en archivo, ya que éstos suelen tener vacantes disponibles. Después del verano, es altamente inusual que se abran nuevas vacantes.

En 1997, 20.209 posiciones de residencia de primer año fueron ofrecidas a través del “Match” (con un adicional de entre 3.000 y 4.000 ofrecidas por fuera de este programa), las que fueron llenadas en su mayoría, por IMGs. De los  14.614 graduados seniors en las escuelas de medicina de los EEUU participantes en el Match, 13.544 (92.7%) lo pasaron exitosamente. En comparación, de los 9.557 IMGs  participantes, 3.430 (36%) pasaron exitosamente. Si bien el porcentaje es muy bajo, la participación en el Match incrementa significativamente la oportunidad de un IMG de obtener una plaza en la residencia si lo comparamos con los que van por fuera.

Aún cuando se intente solicitar una posición por fuera del Match, es deseable también registrarse con el NRMP y así incrementar la oportunidad de encontrar una posición de residente. Existen dos maneras de encontrar programas por fuera del Match. Primero, se puede preguntar directamente en cada programa si éstos ofrecen alguna posición por fuera del Match y si es así, de que manera se puede solicitar. La segunda forma es comparando los listados en el Libro Verde con los datos del NRMP. Si los programas figuran en el Libro Verde y no en el libro de programas del NRMP, entonces esas posiciones se ofrecen por fuera del Match. Para postulantes que sepan que sus chances de figurar son bajas, es conveniente mirar los resultados de los años pasados para ver cuáles son las posiciones aún vacantes, para entonces postular en estos programas que seguramente aceptarán IMGs.

La mayoría de los estados implementa una licencia de entrenamiento para los IMGs que demuestren evidencia sustancial de haber terminado con el número de años requerido por el entrenamiento para la residencia, resultados satisfactorios de un examen  de licencia médica de EEUU y certificación de una educación médica internacional. Dependiendo del tipo de visa que un IMG recibe para el entrenamiento GME, puede ser necesario obtener una nueva visa de no inmigrante o de inmigrante para practicar medicina en los EEUU, después de completar el entrenamiento de residencia.

Consejos para una postulación exitosa

A medida que el proceso de encontrar una posición para la residencia se vuelve más competitivo, los solicitantes deben prestar más atención a la propia solicitud para poder destacarse. Las entrevistas son concedidas solamente sobre la base de la información presentada en la solicitud. Por consiguiente, es imperioso presentar una buena imagen a través de la misma. Primero y principal, hay que asegurarse de que la solicitud sea clara, preferentemente escrita a máquina o PC y sin errores de ortografía o gramática. Las solicitudes de poca calidad son desechadas sin importar las calificaciones del solicitante.

Se debe procurar además que la solicitud esté completa y con la información correcta, incluido su número de solicitud de NRMP (en caso de estar registrado en el Match). La falta de información puede perjudicar las chances de ser considerado para una posición laboral. Todas las solicitudes deben ser documentos originales. No se deben presentar solicitudes que sean copias de las que se enviaron para otros programas. Finalmente, es imperioso presentar todo el material a tiempo. Los programas no hacen excepciones a esta regla. Presentar alguna información tarde puede perjudicar seriamente las posibilidades de un postulante.

El curriculum vitae (CV) es una pieza importante de su solicitud. Lo conveniente es hacer notar las calificaciones destacadas en las que se posean calificaciones que permitan sobresalir de los otros miles de aspirantes. Es recomendable Incluir experiencias académicas, tales como investigación o enseñanza, no importa dónde se hayan realizado. Mientras más experiencias se incluyan en su CV, mayores serán los beneficios. Siempre se debe estar preparado para ofrecer más información. Si se le concede una entrevista a un postulante, seguramente se le preguntará sobre las experiencias que ha incluido en su CV.

Los programas de residencia hacen especial hincapié en el servicio comunitario. Si un postulante ha hecho trabajo voluntario, deberá asegurarse de que sea una parte importante de su CV. Las calificaciones académicas también son muy importantes. Muchos programas miran primero las notas para descartar, inicialmente, a los solicitantes. Por lo tanto, se debe hacer lo que sea necesario para obtener las notas más altas posibles. No se puede reemplazar una preparación intensa para los exámenes.

Las cartas de recomendación son el requisito final de la solicitud. Tres cartas es lo standard y presentar más no es mal visto a menos que se envíen seis o más. Si bien las cartas de escuelas del extranjero son importantes y pueden proveer mayor conocimiento de sus antecedentes, no ayudan mucho si estas escuelas médicas internacionales varían y a menudo no se pueden comparar con las de los EEUU. Por lo tanto, la mejor manera para un IMG de conseguir cartas de recomendación es tener alguna experiencia de trabajo en el área de salud de los EEUU antes de solicitar la residencia.

Es particularmente importante obtener experiencia en una institución que posea programas de enseñanza. Desafortunadamente, obtener esta experiencia puede ser una tarea difícil. Los hospitales no tienen programas formales para prácticas de IMGs, Por lo tanto, es muy conveniente para cada IMG, en forma individual, encontrar las oportunidades por iniciativa propia. A menudo la mejor manera de hacerlo es contactar a cada hospital de su área de influencia y hacer servicio voluntario, así como también entrenamiento de IMGs.

A menudo será necesario trabajar de noche, los fines de semana o cuando sea necesario, en cualquier especialidad. Aún un breve espacio de tiempo en este ambiente hará posible que se adquieran tanto una carta de recomendación como algún tipo de experiencia en un establecimiento de los EEUU. Una carta de alguien que haya visto su desempeño en una clínica lo distinguirá de los otros solicitantes, y muy a menudo le puede conseguir una entrevista.

En caso de no poder conseguir experiencia clínica en un hospital escuela, se debe tratar de obtener un puesto de investigación en un hospital con alguna especialidad, donde seguramente se trabajará bajo las órdenes un tutor, quien podrá escribir una carta de recomendación. La investigación guiada en un hospital a menudo ofrecerá el ingreso al hospital y además permitirá, eventualmente, observar las actividades clínicas. No importa de quienes provengan las cartas de recomendación, es importante que los autores conozcan al postulante y puedan discutir sobre sus habilidades.

Los programas de residencia buscan cartas que puedan proporcionar un conocimiento profundo del solicitante. Las cartas de quienes no lo conocen bien ofrecen poca información. También a todos los solicitantes se les piden que provean cartas de decanos, que son usadas básicamente para cerciorarse de que no existan problemas mayores en el desempeño en la escuela de medicina. Los programas de residencia saben que estas cartas generalmente provienen de una fuente que no conoce muy bien al solicitante y que no ponen mucho acento en ellas. Realmente se buscan cartas de profesores, residentes, etc. que puedan atestiguar sus habilidades y su futuro como médico en los Estados Unidos.

Algunos programas requieren una declaración personal como parte de la solicitud. Esta es otra oportunidad para poder ubicarse bien en la escala de aspirantes. Aunque la declaración personal no sea necesaria, a menudo es una buena idea mandar una. Siempre que sea breve (no más de dos hojas escritas a máquina o PC) y se refiera a las cualidades únicas del solicitante, no será considerada negativamente. Una declaración personal a menudo puede ofrecer una mirada más subjetiva de un solicitante que el formulario de solicitud común. Incluya información relevante sobre sus antecedentes, incluyendo por qué ha elegido la medicina como carrera y por qué desea entrenarse en los Estados Unidos.

Es una buena idea enviar un sobre con el estampillado pago y su domicilio para que el postulante pueda ser notificado de la recepción de su solicitud. Mientras se lleva a cabo el procesamiento de la solicitud, tenga siempre en mente que es esta solicitud la que determinará si el postulante puede acceder o no a una entrevista. Cada postulante debe hacer todo lo posible para destacarse del resto en su solicitud.

Sugerencias para la entrevista 

En vista de que este es la forma habitual, se debe estar siempre preparado para lo inesperado. Algunos programas dan los cuestionarios el día de la entrevista. Otros suministran videos a los solicitantes. Muchos programas le pedirán a los aspirantes discutir un caso médico reciente que hayan visto. Esta es generalmente la única oportunidad que tiene el programa de evaluar las habilidades clínicas del solicitante. Aún si no se ha visto algún caso recientemente, es conveniente tener tenga un par preparados para poder enfrentar con comodidad la situación. 

Las entrevistas duran generalmente el día entero. Se debe procurar usar este tiempo al máximo y asegurarse de que todas las preguntas que se efectúan –por parte del postulante– sean contestadas satisfactoriamente. Al final del día, se debe sentir que se ha dado una precisa representación de sí mismo al responsable de la entrevista para cada programa, y que se ha recibido además una exacta representación de lo que es el programa. 

Lo único que se necesita a continuación de la entrevista es una breve nota a quienes lo conocen, agradeciendo a cada persona la oportunidad de la entrevista. Si todavía se está interesado en el programa después de la entrevista, menciónelo en la nota. Las cartas de agradecimiento son siempre favorables. En este complejo proceso de selección, todo lo que se pueda hacer por uno mismo redundará en un claro beneficio. Sin embargo, no se estila llamar a los responsables del programa para averiguar por las chances de ser aceptado. Esto será visto en forma negativa. Si, después de la entrevista, se ha perdido el interés en ser considerado para el programa, se debe escribir al director para informarle de su decisión. Ocasionalmente, los programas empezarán a llamar a los aspirantes cerca del día “Match” para medir el interés. No se requiere a los postulantes que divulguen su posición acerca del programa. Las entrevistas se completan generalmente a finales de enero y la mayoría de los solicitantes no tiene noticias d el programa hasta el día “Match”.

Por último, recuerde aprender algunas palabras y frases básicas en inglés. Puede hacerlo ya mismo inscribiéndose ahora en nuestros cursos gratis de InglésVisas de inmigrante y no inmigrante a los Estados Unidos: visa H1-B, visa J-1, visa L-1, visa Láser, waivers, visas para médicos y enfermeras