Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Recomendaciones para el paciente de Reiki

El reiki es energía que se utiliza para recuperar y mantener la salud física, mental, emocional y espiritual. es un método natural para equilibrar nuestro cuerpo y crear así un estado de armonía

– Es necesario que al llegar a una sesión de reiki lo hagas si apuro, y que cuentes al menos con una hora para dedicar a tu tratamiento. Durante la sesión, trata de estar lo mas relajado posible. Respira profundo y tranquilo.
 

– Es posible que te duermas al final del tratamiento y si es así: ¡disfrútalo también! Tu terapeuta te despertará cuando lo considere oportuno.


– Dile a tu terapeuta porqué haz llegado hasta él. Cuál es tu inquietud. Que esperas lograr con el tratamiento de REIKI.


– Tu terapeuta es un canal de energía y ha sido iniciado como tal. Confía en él. Ésa es la primera parte. La segunda y principal depende de ti. Debes querer sanar y tomar consciencia de tu vida y salud. No le atribuyas cualidades “mágicas” al sanador. El terapeuta NO es capaz de “leer la mente”


– NO DEBES ABANDONAR NUNCA LAS TERAPIAS MÉDICAS INDICADAS CON ANTELACIÓN. Reiki es un tratamiento terapéutico alternativo, complementario, que no suple ni reemplaza  a tu médico.


– No “ayudes” a tu terapeuta. Por ejemplo, si él quiere deslizar una mano bajo tu espalda, deja que lo haga solo. Tú debes estar completamente relajado. Sácate los zapatos y retira joyas, cadenas metálicas y relojes.


– Informa  al terapeuta si eres portador de marcapasos o de alguna prótesis metálica.(Ej.: caderas)


– Si las sensaciones en lo profundo de tu alma se intensifican: manifiéstate. Si quieres llorar o reír: deja que suceda. Es bastante común en sesiones de Reiki.


– Las "crisis de sanación" que  a veces acompañan a los tratamientos energéticos pueden ser molestas (manifestaciones de rabia, o pena, dolor de cabeza o acentuación de los síntomas de base, somnolencia, aumento de la sudoración, aumento de la diuresis, entre los mas frecuentes). Es normal y es reflejo de que la energía está ocupando lugar. Solo deja salir las emociones y no abandones la terapia.


– La sesión de reiki puede ser interrumpida si te sientes incómodo. Si sientes alguna molestia durante la sesión comunícasela al terapeuta.
 

Aprende las bases del chakras y las armonizaciones. Inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Chakras, haciendo clic aquí.