¿Qué trastornos pueden ocasionarnos los alimentos?

Cuando pensamos en los alimentos, la primera idea que nos sugiere la palabra es la de un conjunto de elementos que nos nutren y ayudan a mantener nuestra salud. Pero no todo lo que ellos contienen es absolutamente saludable.
I


Algunos de sus componentes son substancias de una gran actividad química capaz de producir ya sean cambios o incluso reacciones poderosas en nuestro organismo.

Conozca cuáles son y como prevenirse.

El tomate: contiene pequeñas cantidades de solanina, alcaloide que puede producir cefaleas y migrañas en personas susceptibles. Asimismo es común que este vegetal cause alergias variadas, reflujo gástrico y distintos tipos de diarreas.

El nabo: contiene progoitina y gluconasturtina, que pueden interferir con la glándula tiroides impidiendo que fabrique sus hormonas, y en personas predispuestas podría llegar a producir bocio ( agrandamiento glandular ) .

Las frutillas, frambuesas, espinacas y ruibarbo: contienen ácido oxálico el que actúa reduciendo la capacidad del organismo de absorber el hierro y el calcio. En personas susceptibles y que padecen de cálculos pueden desencadenar cólicos urinarios.


Las frambuesas, duraznos y ciruelas: contienen salicilatos naturales y pueden causar reacciones alérgicas en personas sensibles a la aspirina.

Los carozos de ciruelas, duraznos, manzanas, damascos y membrillos: contienen un alcaloide llamado amigdalina que es capaz de transformarse en el estómago en compuestos hidrogenados del cianuro.

Si se ingieren grandes cantidades de estos carozos se puede llegar a producir una intoxicación por cianuro.

Las papas con un tinte verde en su cáscara: deben evitarse, pues contienen solanina. Se trata de una sustancia tóxica que ocasiona diarreas, calambres y fatiga.

Rábano picante: grandes cantidades del mismo se tornan peligrosas en enfermos de hipotiroidismo.




Los quesos añejos, el hígado de pollo, el vino Chianti, el extracto de levadura, el pescado seco o estacionado en vinagre, la salsa de soja y la cerveza: contienen altas concentraciones de un aminoácido llamado tiramina, que si se consumen simultáneamente con drogas antidepresivas inhibidoras de la MAO pueden desencadenar reacciones muy intensas y peligrosas, que incluyen picos de hipertensión arterial, colapso e incluso la muerte.

Referencias:

Kall MA, Vang O, Clausen. Effects of dietary broccoli on human in vivo drug metabolizing enzymes: caffeine, oestrone an chloroxazone metabolism. Carcinogenesis 1996; 17L4): 793-799.

Walter-Sack I, Klotz U. Influence of Diet and Nutritional Status on Drug Metabolism. Clin Pharmacokinet 31:47-64, 1996.

Ozdemir M, Aktan Y, Boydag BS. Interaction between grapefruit juice and diazepam in humans. Eur J Drug Metab Pharmacokinet 1998 Jan-Mar; 23(1):55-9.

Gonzalez-Gallego J. Nutrition 12:442-447, 1996. Influence of Nutrition on Liver Oxidative Metabolism.