Qué pasa si el empleador no retiene el Impuesto a las Ganancias

Muchas empresas aprovechan el momento económico-laboral del país para no someterse a las leyes impositivas vigentes...


Una actitud común es la no retención del Impuesto a las Ganancias a sus empleados, lo cual implica que los damnificados, deban conocer la forma de regularizar la situación.

En el caso de que esto suceda, el empleado queda obligado a auto liquidarlo e ingresarlo a la DGI, para lo cual deberá previamente solicitar su alta como contribuyente. La tasa de esta cuota esta relacionada a una escala de alícuotas que tiene la característica de ser progresiva, es decir se aplican mayores tasas a medida que el nivel de renta aumenta.

Desde


Hasta


Importe Fijo

Importe Variable

Más el


Sobre el excedente de:

0.00

10,000.00

0.00

9 %


0.00

10,000.00

20,000.00

900.00

14 %


10,000.00

20,000.00

30,000.00

2,300.00

19 %


20,000.00

30,000.00

60,000.00

4,200.00

23 %


30,000.00

60,000.00

90,000.00

11,100.00

27 %


60,000.00

90,000.00

120,000.00

19,200.00

31 %


90,000.00

120,000.00

En adelante

28,500.00

35 %


120,000.00

 

 

Otros factores posibles de deducción

Los otros conceptos que se pueden deducir son los Aportes para fondos de jubilaciones, retiros, pensiones, etc., siempre que se destinen a la ANSES y a las cajas provinciales o municipales, o estuvieran comprendidas en el Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones ( incluso los aportes voluntarios ).

Los Importes que se destinen a cuotas o abonos a instituciones que presten cobertura médico asistencial, correspondientes al beneficiario y a las personas que revistan para el mismo el carácter de cargas de familia. Esta deducción tiene un límite anual, que debe fijar el Poder Ejecutivo pero a la fecha aún no lo ha fijado.

Además de las Primas de seguro para el caso de muerte abonadas durante el ejercicio, hasta un tope de $ 996,23 por año, los gastos de sepelio del contribuyente o de personas a cargo abonadas durante el ejercicio, hasta un tope de $ 996,23 por año, las donaciones a los Fiscos Nacional, Provinciales y Municipales y a determinadas instituciones y en la medida que se cumplimenten determinados requisitos formales, hasta el límite del 5% de la ganancia neta del ejercicio, acumulada al mes que se liquida.

Los aportes individuales a los planes de seguro de retiro privados hasta la suma de $ 1.261,16 anuales, los honorarios abonados por servicios de asistencia médica, sanitaria, médica y paramédica por: hospitalización en clínicas, sanatorios y establecimientos similares, prestaciones accesorias a la hospitalización, servicios prestados por los médicos en todas sus especialidades, servicios prestados por bioquímicos, odontólogos, kinesiólogos, fonoaudiólogos, psicólogos, etc., los prestados por los auxiliares de la medicina y todos los demás servicios relacionados con la asistencia, incluyendo el transporte de heridos y enfermos.

Importante

Se debe saber que la deducción se admite siempre que esté efectivamente facturada por el respectivo prestador y hasta un máximo del 40% del total facturado, que no puede exceder del 5% de la ganancia neta del ejercicio. Cabe señalar que esta deducción sólo se puede deducir en la liquidación anual, y no mes a mes.