¿Qué es la tiña de los gatos?

La tiña es una afección dermatológica que puede contagiarse y transmitirse con bastante facilidad, y el gato es el animal más predispuesto a padecerla. ¿En qué consiste y cuáles son los cuidados preventivos necesarios?

La dermatofitosis, nombre científico de esta enfermedad es una infección por hongos. Depende del clima donde viva el animal y su estado inmunitario para que este trastorno llegue a desarrollarse.

Las causas que predisponen su aparición son la falta de higiene, la falta de luz solar, la desnutrición, los parásitos, el estrés y el calor. Es una de las pocas enfermedades que se transmite al ser humano.

Afecta en mayor medida a los gatos de pelo largo y a los que son más jóvenes. Si el felino se encuentra padeciendo otra enfermedad también será proclive al contagio de la tiña.

Este trastorno se caracteriza por presentar lesiones escamosas y redondas. El especialista, mediante el uso de una lámpara ultravioleta podrá determinar si se trata de este padecimiento u otro diferente. Las lesiones son de color amarillo verdoso. También es posible diagnosticarlo mediante un cultivo de los pelos afectados.

Sus síntomas más frecuentes son: lesiones en la zona de las orejas y en las extremidades. El animal está constantemente rascándose y mordiéndose el área afectada. Esta dolencia puede afectar también las uñas. Estarán rotas o quebradizas.

Otro de los síntomas son los nódulos cutáneos que cuando se tocan presentan mucho dolor.

Es importante poder trasladar a la mascota al veterinario para que pueda diagnosticar correctamente si se trata de tiña o no. Una vez se detecta y certifica la presencia de la enfermedad se podrá tratar con una crema que se aplica localmente en la zona afectada.

La limpieza es fundamental ya que el área debe estar completamente desinfectada. Para ello se utilizan diversos antifúngicos y antisépticos.

Los tratamientos orales son bastante agresivos por eso se solicita que el dueño lleve lo antes posible al gato a la revisión ya que los medicamentos que son más agresivos no son aconsejables.

Medidas de higiene para prevenir la tiña de los gatos

 Quienes realicen en el hogar las curas y limpiezas, deben hacerlo con guantes. Es conveniente mantener alejados a los niños y ancianos ya que la enfermedad puede ser transmitida no solo a otros animales sino también a humanos. Si hay más animales en la casa, deben ser aislados para evitar el riesgo de contagio.

Es mejor evitar tocar en exceso al animal al menos hasta que comience a hacerse efectivo el tratamiento.

La higiene dentro del hogar es indispensable. Hay que aspirar todos los días los pelos ya que éstos pueden contener esporas infectadas de hongos.

No se debe suprimir los medicamentos antes de las dos semanas ya que la enfermedad podría reaparecer. No se debe suspender por más que el gato parezca totalmente curado.


×

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :
Y selecciona Agregar a la pantalla principal

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado

SOLO HAZ CLIC EN : Responsive image
Y selecciona Agregar a la pantalla principal