¿Puedes sufrir un ataque de pánico?

Nadie está a priori exento de sufrir un ataque de pánico. ¿Se puede saber si estamos en riesgo de sufrirlo?
  
  


 Su mente tiene muchos secretos. Y sobre todo, entre los secretos que su mente
parece no querer revelar (al menos fácilmente) está su funcionamiento básico.


¿Cómo funciona la mente humana? Si la comunidad médica realmente supiera lo que
sucedió durante un ataque de pánico, la investigación podría comenzar a ayudar a
cambiar la cadena de eventos que lo conducen cuesta abajo por ese
terreno resbaladizo.


Así es que la causa o causa exacta de un
ataque de pánico continuará siendo un
misterio incluso para las mentes más brillantes de las comunidades médicas y de
investigación. Pero eso no significa que no se hayan ofrecido teorías sobre
la causa de este trastorno. 

Una teoría es que un evento (un importante "factor de estrés") puede ocurrir en
su vida, que se activa y desencadena su primer episodio.

En algunos casos, los médicos han señalado que pueden ser una serie de factores
de estrés que desencadenan la enfermedad dentro de usted. Y, ciertamente,
estamos hablando de estrés causado por la muerte de un miembro de la familia.

Otros factores de
estrés traumático que puede poner en marcha su primer ataque
de pánico incluyen, estar involucrado en un accidente, ya sea presenciar o ser
víctima de un crimen violento, experimentar una enfermedad grave o incluso ser
sometido a algún tipo de trauma infantil o abuso.


Otros expertos afirman que estar en el centro de un desastre natural de
proporciones gigantescas también puede provocar su primer episodio.


Normalmente, se considera al estrés como algo "malo" que nos pasa.  Pero el
estrés, médicamente hablando, no es causado solo por las cosas malas que nos
sucedieron. El estrés también puede tomar la forma de algo alegre o agradable.


Pocas personas, por ejemplo, considerarían casarse como algo "malo" (No, no
quiero oír comentarios de personas que han estado casadas y divorciadas varias
veces).Pero la planificación para la boda (así como el día mismo) puede ser muy
estresante.


Tener un bebé es un factor estresante, en diferentes formas. Nadie niega el
hecho sumamente feliz de tener un bebé. Pero ese trabajo deposita un estrés
físico en su sistema si usted es quien va a parir.


Si bien, conseguir ese embarazo es una respuesta a sus oraciones, la
anticipación y la puesta en marcha efectiva del trabajo están llenos de
ansiedad. 


Factores de riesgo de sufrir un ataque de pánico


Curiosamente, usted es más propenso a desarrollar un ataque de pánico si alguien
en su familia ya lo ha experimentado. Si su madre o su padre han tenido estos
trastornos, entonces usted tiene de 4 a 7 veces más posibilidades de padecerlo
que el resto de la población.


Esta estadística no significa que si sus padres nunca experimentaron un ataque,
usted no lo experimente. En la contracara de la estadística que acabo de
presentar hay otra curiosidad.


Entre el 50 y el 75 por ciento de quienes padecen este trastorno no tienen a su padre
afectado por él.


Y la verdad del asunto es que esto son sólo estadísticas. La comunidad
científica todavía no ha identificado un "gen del ataque de pánico" o un grupo
de genes que puedan aumentar sus probabilidades de padecer este trastorno.


Muchas personas creen que tomar café o el uso de otros tipos de estimulantes
proporciona el catalizador que provoca un ataque de pánico. Y para algunas
personas, esto es absolutamente cierto.


El café (así como otros estimulantes) en realidad activa el sistema nervioso
central responsable de los ataques de pánico. Muchos médicos recomiendan
encarecidamente a los pacientes que recién comienzan un tratamiento para este
trastorno que se abstengan de todas las bebidas con cafeína u otros
estimulantes.

Ellos creen que esto es necesario por lo menos al inicio del tratamiento. Una
vez que la terapia ha estado en marcha y puede verse algún tipo de progreso, su
médico podrá permitir que vuelva a ingerir un poco de cafeína. 


Ahora, para algunos de ustedes, la vida sin café en realidad los arroja a un
ataque de pánico. Es sorprendente saber cuántos de nosotros somos en realidad
dependientes, si no adictos, a la cafeína.

He descubierto que no debo ingerir cafeína o café, sobre todo por la noche.
Incluso tomar té antes de acostarse puede causar estragos en mis patrones de
sueño.

Entonces ¿De qué sirve conocer estos factores de riesgo si no se puede hacer
algo al respecto? En primer lugar, conocerlos nos lo pone en alerta máxima. Si
se da cuenta de que puede estar corriendo riesgo podrá ser capaz de practicar
algunos pasos básicos para "calmar su ansiedad."


Pero más allá de eso, a veces es reconfortante saber que "no hizo nada malo". A
veces, los ataques de pánico simplemente suceden! Y le suceden al mejor de
nosotros y a menudo sin razón aparente.

Por Lucas
Quintana –
Autor de
la “Guía instructiva para una vida
libre de pánico
” que encontrarás haciendo
clic aquí