Proyecciones económicas: ¿y si probamos con la astrología?

Ya lo sabemos: es imposible confiar en un economista para tener una idea de cómo manejar nuestras finanzas. ¿Por que no ver, entonces, que nos dicen los astrólogos?
  
  

No son tiempos fáciles para
realizar estimaciones financieros. Día a día, vemos como los “expertos” de
la economía yerran todos sus cálculos macroeconómicos, por no hablar de los
diferentes ministros de economía, que dictan decretos para retractarse solo
unos pocos días después.

Por lo tanto, si ya no podemos confiar en los
economistas… veamos como debemos
manejarnos según lo que nos dice el zodiaco

Signos
de fuego (Aries, Leo, Sagitario)

Los nacidos bajo el signo del
fuego tienden a considerar el dinero como un boleto hacia la libertad y la
aventura. No les molesta pedirlo prestado, siempre y cuando consideren que podrán
honrar cualquier deuda con la que se hayan comprometido.

Cuando tienen acceso al
efectivo, se pueden convertir en la gente más desprendida, repartiendo este
dinero entre la familia, los amigos, e incluso los desconocidos.

Necesitarían
aprender a controlar sus consumos y gastos, ya que sus cuentas se le pueden ir fácilmente
fuera de control. Es posible que una solución sea legar en otra persona dentro
de su hogar todo el manejo financiero de la casa, reservándose dinero solo para
los gastos personales.

Signos
de tierra (Tauro, Virgo, Capricornio)

Los nacidos bajo el signo de
la tierra tienden a ver el dinero en términos de la seguridad y comodidad que
les puede proporcionar. Desean guardar el dinero en los bancos (ahora en el
colchón), o invertirlo en los proyectos más seguros. Siempre eligen, además,
que dicha inversión sea en algo tangible, como un campo o propiedades
inmobiliarias.

Están muy pendientes de los cupones de descuentos, la compra de
entradas de espectáculos en cartelera, y siempre buscan los supermercados con
los mejores precios de toda la ciudad. Deben saber, no obstante, que ciertos
gastos pueden ser apropiados, ya que podrían tener un mayor fruto en el futuro.

No deberían renunciar siempre a los préstamos para sus inversiones, aunque
probablemente no sea bueno que los soliciten para cualquier otro gasto.

Signos
de aire (Géminis, Libra, Acuario)

Los nacidos bajo el signo del
aire son mucho más hábiles para ganar el dinero que para administrarlo. De
hecho, están más interesados en buscar la originalidad que la cautela, por lo
que descubren nuevos métodos de obtener plata, al tiempo que no tienen el “timming
necesario como para saber ahorrarlo o invertirlo.

No viven para el dinero, y éste
no les provee la misma seguridad que para los signos de la tierra. Su lema es,
probablemente, "así como viene, se va". Si ven algo que les fascina o
atrae su curiosidad, se sienten impulsados a comprarlo, aunque luego no lo
saquen del armario o del cajón ni por una sola vez.

Están atentos de todas las
novedades y las últimas tendencias del mercado, y no reparan en gastos para
poder adquirirlas. Deberían utilizar todo el ingenio que ponen para hacer
dinero, en saber también como manejarlo, ya que podría ser que alguna vez no
tuvieran los recursos para desarrollar sus novedosas ideas.

Signo
del agua (Cáncer, Escorpio, Piscis)

Los nacidos bajo el signo del
agua tienden a concebir el dinero en función de la seguridad emocional que éste
les puede proporcionar.

Es posible que sientan que nunca tienen lo suficiente,
ya que, cuanto más consiguen, más creen que sería necesario. Tienen la
capacidad de atraer inversiones o herencias en sus vidas, e inclusive, podrían
llegar a casarse por dinero.

 Siente que la plata es una gran protección, no
solo para sí mismos, si no también para toda su familia y para aquellos que
puedan llegar a heredarla. Cáncer y Escorpio pueden tener mayores dificultades
con respecto a las materias financieras.

Piscis puede ser un poco más preciso
en lo que a inversiones se refiere, aunque son muy reservados sobre esto. Lo
ideal sería que, luego de poseer un monto mínimo que les otorgue la seguridad
que necesiten, comiencen a encarar proyectos más ambiciosos, para poder
maximizar su renta.