Protéjase de los supermicrobios

Los antibióticos son sus amigos. Ayúdelos a que puedan seguir ayudándolo !!
  
  

(ARA)
– La penicilina considerada como el primer antibiótico, fue desarrollada
durante la Segunda Guerra Mundial y cambió literalmente el curso de la historia
médica. Antes de la penicilina, la mitad de todos los pacientes con pulmonía se
morían. Desde entonces, se han creado muchos antibióticos que actúan de una
manera ligeramente diferente. Pero todos tienen dos cosas en común:

Primero,
los antibióticos son solamente eficaces contra las bacterias—pero son
totalmente inútiles contra los resfríos y los virus de la gripe; y Segundo, es
de suma importancia que los pacientes tomen los antibióticos exactamente como
se les receta.

“Muchos
pacientes me han dicho que usaron la mitad de su receta y luego pararon; o peor
todavía, dieron algunos medicamentos a un amigo o a un familiar, sin que esa
persona consultara con un médico,” dice Marissa Schlaifer, directora de Asuntos
Farmacéuticos para la organización Academy of Managed Care Pharmacy (AMCP).
“Los pacientes no comprenden que es exactamente ese mal uso de los antibióticos
que puede causar la generación de especies de bacterias superresistentes.”

Además,
dar medicamentos a otra persona puede producir una reacción seria si esa
persona tiene alergia al medicamento o una interacción con otra medicación.
Cuando un paciente decide prematuramente no seguir tomando el medicamento o
toma solamente la mitad de la dosis diaria indicada, las bacterias se debilitan
pero no mueren. Eventualmente adquieren una resistencia al medicamento y se
hacen más potentes aún. Éstos “supermicrobios” son mucho más difíciles de
tratar. Muchos antibióticos han perdido mucho de su efecto desde que se
introdujeron al mercado.

Si su
médico le receta un antibiótico, asegúrese de que entiende cómo y por cuánto
tiempo tomarlo. Si tuviera preguntas sobre cómo actúa o sobre los efectos
secundarios potenciales, consulte con su médico o farmacéutico. Muchos planes
médicos tienen farmacéuticos disponibles para aconsejarlo por teléfono. Examine
su folleto de beneficios o su tarjeta de identificación de servicios de
farmacia para averiguar el número telefónico 800. “Sólo si los pacientes, los
médicos y los farmacéuticos trabajaran juntos, podremos prevenir la evolución
de estos supermicrobios fatales,” dice Schlaifer. “Si no usamos los
antibióticos debidamente, podríamos enfrentar un futuro cuando incluso un corte
infectado podría tener consecuencias fatales.”

La
misión de Academy of Managed Care Pharmacy es servir a la sociedad usando
principios de administración de medicamentos y estrategias para lograr
resultados positivos en los pacientes. Para más información sobre AMCP visite
el sitio en la red a http://www.amcp.org.

Cortesía
de ARA Content