Home > Tiempo libre > Actividades

Videos

¿Por qué tu perro no te obedece?

Hoy vamos a llegar hasta el fondo de una de las experiencias más frustrantes para cualquier propietario de perro: un perro que ignora las órdenes



¿Todavía estás prestando atención? Supongo que si. Pero asumamos por un momento que no lo estás haciendo. Puede haber varias razones para que no me hagas caso:

1) puede ser que estés distraído por algo mucho más urgente o apasionante, más emocionante que éste curso.

2) Puedes estar convencido de que algo muy desagradable va a ocurrir si obedeces a mi solicitud de prestar atención. Mi tono de voz incluso te puede sonar amenazador.

3) Tal vez estuviste prestando atención la última vez, y nada bueno resultó de ello. Ningún elogio verbal, ningún premio motivador, ni siquiera una palmadita tranquilizadora en la cabeza. Tú realmente no tienes ninguna razón para escucharme esta vez.

4) O, quizás simplemente no entiendes y decides ignorarme - después de todo - es sólo eso: una decisión. Si no consigues entenderme de entrada no podrás responderme.

Todas estas son razones que podrían explicar la decisión de tu perro de obedecerte, o su incapacidad para hacerlo.

Si estás listo para obtener más información sobre las causas de la desobediencia de tu perro y saber exactamente qué hacer al respecto, entonces estás listo para la segunda entrega de éste curso

¿Por qué mi perro no me obedece?



Tu perro está haciendo caso omiso de ti y no te gusta. A nadie le gusta ser ignorado. Incluso esto provoca frustración y enojo.

Esto hace que llegues a ser ignorado aún más como resultado de tu enojo. Es bastante común que los perros ignoraren las ordenes.

A menudo los propietarios de los perros dan muy pocas razones para ser escuchados y un montón de razones para no serlo. Un escenario típico podría ser algo como esto:

Un propietario llama a su perro y le dice "ven", el perro lo ignora, el dueño lo llama más y con más enojo, el perro sigue haciendo caso omiso, el dueño empieza a marchar hacia el perro furioso, apretando los dientes, con toda la determinación de alguien que no está dispuesto a tolerar esta falta de respeto (sobre todo en público), el perro empieza a caminar de mala gana hacia el dueño, percibiendo claramente el enojo de su propietario, por último, el propietario toma el perro con fuerza por el cuello, tal vez incluso tira de un golpe o dos para recordarle al perro de quién es el jefe aquí.

Las palabras no pueden explicar cómo esto es totalmente al revés!!!  Con esta "técnica" se puede llegar a conseguir algún resultado, pero  obviamente será en el camino equivocado.

Por no mencionar  el daño potencial de los castigos físicos, que supongo no es necesario explicar  a alguien que se ha suscripto voluntariamente a un curso de entrenamiento canino de obediencia.

En el largo plazo,  con esta forma de disciplina se establece una relación basada en el miedo y las amenazas, en lugar de una relación de sano de respeto, una relación muy tensa para ambos.

Tu perro necesita un líder, y debe ser capaz de reconocer y responder a lo que llamamos "comandos" u ordenes.

Pero eso no significa que debas amenazar o asustar a tu perro.

Usamos comandos, cortos, sencillos y directos porque los perros no hablan español, y no porque les gusta ser ordenados de ésta forma.

A pesar de que tienes que estar por encima del perro, no tienes que hacer que el sonido sea como una amenaza para establecer tu posición en la jerarquía.

Todo lo que suena como una amenaza no recibirá ninguna repuesta positiva.

Podemos decir que un perro desobedece órdenes sobre todo por una de éstas dos razones:

1) No te entiende.

Porque los perros responden mas al tono de las palabras que estás usando que a su significado, si tu tono contradice tu comando, no le darás a tu perro una idea clara de lo que quieres que él haga.

Por ejemplo, digamos que tienes un perro llamado Bob que salta sobre ti todo el tiempo. Si tu dices " abajo" 

y al mismo tiempo te ríes y lo empujas suavemente, casi en broma, acabas de comunicar a tu perro el texto siguiente:

"abajo" es igual a "este juego es divertido, vamos a seguir jugando".

Otro error relacionado es la práctica de pedir a un perro que haga algo si es que al le parece correcto hacerlo. Así pues, dicen, ven aquí , de manera que suena como "¿Podrías  tal vez venir aquí por favor?

Entonces le estás efectivamente dando a tu perro una elección. Por el contrario debes dejar claro que el comando es una orden y no hay otra posibilidad.

También, asegúrate de que tus comandos son bastante simples. Si estás bendecido con un perro que entiende ordenes como , tráeme una gaseosa de la nevera", entonces no tienes que preocuparte demasiado acerca de esto.


La mayoría de nosotros, sin embargo, necesitamos mantener los comandos  breves y simples. Asegúrate de que no suenan demasiado iguales.

Por último, siempre es mucho mejor un par de señales con la mano juntamente con las órdenes verbales.


En el artículo sobre el problema de saltar, hablé sobre el uso de un simple gesto con la mano extendida para decirle a tu perro que se detenga antes de saltar sobre ti, la típica señal de " stop" de los agentes inspectores del tránsito. Lo ideal sería que llegaran a este punto de obedecer solo con señales de mano.

Si haz trabajado a través de todas estas posibilidades y tu perro todavía no parece entenderte entonces probablemente necesitas más formación. Para los perros viejos, que van perdiendo su capacidad auditiva, son muy importantes las señales de mano.

2) Te ignora.

Cuando el perro hace caso omiso de tus órdenes, puede significar que entiende lo que queremos que hagan, pero decide No obedecer.

Pero, te preguntarás, ¿cómo puedes saberlo? ¿Cómo puedo saber si mi perro entendió mis órdenes pero no tiene ninguna intención de obedecer?

La respuesta depende mucho del lenguaje corporal de tu perro. Si está dando señales de temor cuando le estás dando los comandos, como por ejemplo una postura de sumisión, evita el contacto de los ojos, orejas hacia atrás, rabo entre las piernas, etc., entonces lo más probable es que no te entienda.

En estos casos, los propietarios pueden empeorar la situación por querer ser más contundentes. Por el contrario, si tu perro adopta una postura de confianza, y no parece asustado, entonces es más probable que haya optado por no obedecerte.

Incluso puede tener una actitud desafiante - haciendo contacto visual directo a tus ojos, incluso ladrarte, y salir corriendo cuando te acerques.


Esto sugiere un problema de posición dominante. Tendrías que tomar medidas activas para establecerte como líder de tu perro, además de ser una persona divertida y jugar con él.

Pero también hay unos pasos inmediatos que puede tomar para tener más éxito con un perro callejero terco.

Volvamos a la hipótesis común de un perro caprichoso que oye el comando, pero está dispuesto a no obedecer.

Siempre debes:

- Utilizar un tono de voz positivo y feliz, incluso emocionado.

- Tomar  la posición de cuclillas. Abre tus brazos, como para sugerir un abrazo y le das elogios cuando viene.

- Si puedes, trata de caminar en dirección opuesta. Esto obliga a tu perro a tomar una decisión: quedarse, o ir a casa contigo y conseguir su cena.

- Elogiar a tu perro cada vez que viene, no importa cuánto tiempo tome.

- Elogiar a tu perro cuando vienen a ti sin ser llamado. Crear un entorno en el que les encante venir a ti.

Nunca debes:

- Llamar a tu perro mientras lo persigues porque no vendrá, a menos que la seguridad sea un problema.

- Llamar a tu perro para reprenderlo.

- Llamar a tu perro por algo que claramente no es un disfrute para él; como cortar sus uñas cortar el pelo, tomar un baño, etc.)

Un consejo final: si tu todavía estás luchando con tu posición como líder de la manada, te recomiendo el entrenamiento de obediencia básica como una gran ayuda para lograrlo, será un gran remedio te lo aseguro!

Bueno, aquí concluye la segunda entrega de éste curso. No dejes de estar atento a mis mensajes, la próxima entrega veremos el problema de los ladridos excesivos,  donde encontrarás la manera de tener la última palabra con el ladrido de un perro que nunca parece detenerse.

Por Dr. Jose Arca
Médico veterinario, autor de "
Cómo educar tu perro paso a paso"
http://bit.ly/adiestrar


 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Elaboración de la pasta de sal

Esta es la receta básica para la elaboración de la pasta de sal con las medidas específicamente correctas para su cocción en el horno de microondas.

Cómo educar a tus hijos viendo películas

Una guía para utilizar las películas para hablar con tus hijos de los tema que te preocupan

¿Cómo será tu jubilación?

¿Cómo será tu jubilación?

Con un poco de investigación y previsión, puedes planificar cómo será tu vida luego del retiro...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: