Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

¿Por qué ser un trabajador remoto?

El crecimiento de la industria digital y tecnológica permitió que el nivel de trabajo remoto haya alcanzado niveles impensados. ¿En qué consiste? Trabajar donde y cuando quieras.
Pasas 8 horas al día en la oficina, 5 días a la semana. Aproximadamente 160 horas del mes, estas sentado en la misma silla. Si tuvieras que hacer una aproximación, ¿cuántas de esas horas eres realmente productivo?

Por otra parte, dependiendo el empleo, hay momentos del día o del mes, o ciertos días de la semana, en los que hay menos trabajo por hacer pero tú debes estar en la oficina para cumplir la cantidad de horas acordadas. Caso contrario, te descuentan el sueldo.

Existen cientos de ejemplos para explicar que cumplir cierta cantidad de horas de trabajo diarias, sin importar los factores externos, no son la manera más productiva de llevar a cabo un negocio.

¿No sería más conveniente, tanto para el empleado como para el empleador, poder elegir cuando trabajar, que trabajo tomar y qué ambiente es el mejor?

Desde ya, no es aplicable para todas las personas ni todos los puestos de trabajo. Pero si tienes los conocimientos y la oportunidad, existen numerosos beneficios, especialmente en materia de salud, para comenzar con este “trabajo remoto”.

Para convencerte de dejar tu trabajo y comenzar a elegir como trabajar cada día, te trajimos algunas ventajas:

1. Conocerás tus ventajas

2. Programas tus horarios

3. Eliges y organizas tu espacio de trabajo

4. Eliges y contratas con quien trabajar

5. Eliges y planeas como comunicarte con colegas y clientes

6. Limitas tus distracciones

7. Resuelves los conflictos a tu manera

8. Trabajas cuando quieres el dinero

9. Trabajas solo en tus momentos productivos