Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

¡¿Por qué no puedo encontrar algo que me quede bien?!

Pantalones demasiado largos, blusas demasiado estrechas, cinturas anchas o ajustadas. Ninguna prenda parece haber sido diseñada para nuestro cuerpo. Y hasta hemos llegado a pensar que es nuestro cuerpo el que está mal diseñado…!!
  
  





Pagina nueva 1

Según
las estadísticas, solo en los Estados Unidos miles de millones de dólares en
mercaderías son devueltos cada año a los negocios por este problema. Y esto no
sorprende si tenemos en cuenta que el 42% de las personas jamás puede encontrar
ropa a su medida, y un 40% sólo cuando tiene suerte.

Pero
dejemos las estadísticas: el problema es que no existe un cuerpo igual a otro,
y menos aún a los que diseñadores y empresas esperan vestir.

Las
medidas que se utilizan para la confección de las prendas no representan la
diversidad de la población presente en el mercado. Están diseñadas para
vestir cuerpos ¨de botella¨, 90cm de cadera, 60cm de cintura y 90cm de pecho,
o proporciones derivadas de ésta. Cuando en realidad, la mayoría de las
mujeres tienen las caderas más anchas que el resto del cuerpo.

Para
agravar los problemas las medidas para ¨la señorita¨ fueron pensadas en función
de la edad. Es decir, cuando se hablaba de medidas que iban de 2 a 20, en
realidad se estaba hablando de la edad de la persona que lo vestiría. Claro que
esto fue cambiando para adaptarse a las verdaderas medidas.

Ahora
contamos con la tecnología para que traiga algo de claridad al asunto. Existen
scanners de 3 dimensiones con los que las computadoras pueden tomar las medidas
precisas de las personas y realizar una estadística más cercana a la realidad.
Y también ya existen prendas producidas en masa (es decir, no a medida) que
pueden adaptarse al cuerpo del comprador.
 

Muchas
mujeres quedan fuera de los estándares de la industria textil. Entre las que se
consideran demasiado pequeñas y las demasiado grandes suman más del 50%,
entonces deberíamos preguntarnos qué validez tiene ese estándar. Esperan que
toda mujer mida más de 1,60 m y menos de 1.75. Cualquier medida que se
encuentre fuera no es considerada por los fabricantes.
 

Para
las más pequeñas


Además
la industria cree que una mujer que mide menos de 1,60 m debe calzar zapatos
diminutos y vestir pantalones y camisas de ínfimas proporciones, cuando no es
así. Luego de buscar durante horas se logran encontrar algo que realmente les
va bien en la cintura pero resulta que las mangas cuelgan hasta las rodillas.
También existen problemas al encontrar el color, la escala y proporción
adecuada.

Ahora
no debe quedarse enojada y esa sensación de impotencia luego de recorrer
decenas de negocios y tiendas y no encontrar nada. Sólo conéctese en Internet
y encontrará un larga lista de diseñadores que han hecho la ropa para que le
quede a usted.

Si
usted es de baja estatura, es recomendable que utilice prendas al cuerpo pero no
demasiado ajustadas. Basta con que no parezcan bolsas. Tampoco deben ser
demasiado largas, aunque en los desfiles se vean tan bien los sacos hasta el
piso y los pulóveres hasta la rodilla, puede que sea demasiado para alguien que
no mida 1.80m.
 

Un
talle más grande, por favor…


Casi
la mitad de las mujeres quedan fuera del mercado textil porque son más grandes
de lo que los diseñadores piensan que debe ser una mujer. Con este poder de
compra (recuerde, estamos hablando de casi la mitad de las mujeres) ¿cómo es
que el mercado no logra sacar prendas que satisfaga esta demanda?

Mitad
de nuestras mujeres piensan en qué bonito pantalón irán a comprarse, saben de
qué color lo quiere y cuál es el diseño pero por más que caminan y caminan,
ese pantalón siempre está hecho para mujeres que apenas si pesan 50 kilos. Lo
más descabellado de todo esto es que las modelos, las que deberían representar
a la mayoría de las mujeres, no llenarían ni la mitad de un pantalón de una
mujer común.

Si
usted es del común de las mujeres, elija un solo color o tono para vestirse.
Los colores brillantes para resaltar las partes que más le gusten de su cuerpo.
La ropa debe ir bien sujeta pero no demasiado suelta ni demasiado ajustada, sólo
para realzar su cintura. Los accesorios deben ir en proporción con su cuerpo.
 

Demasiado
corto


Muchos
tenderían a pensar que las mujeres demasiado altas no tendrían que tener
problemas a la hora de comprar ropa. ¿Acaso todas esas modelos altísimas
tienen algún problema? Pero lo cierto es que las grandes marcas, en busca de
vender a la mujer de estatura promedio, fabrica la ropa para personas entre 1,60
y 1,70. Esto quiere decir que todo, siempre, es demasiado corto. Algunas buscan
las soluciones en la parte de hombres, otros buscando las tiendas dedicadas a
las mujeres altas.

Si
usted es alta y delgada, debería tomar ventaja de esto e ir a lugares que hacen
la ropa a medida. Estarán muy contentos de vestirla.

Y
si quieres aprender a resaltar tu belleza, inscríbete ahora en nuestro curso
gratis de Maquillaje
, haciendo clic
aquí
.