Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Plan para renovar su guardarropa

Con los años, nuestro cuerpo cambió, pero olvidamos hacer lo mismo con nuestro guardarropa. Si desea renovarlo, no deje de prestar atención a la siguiente guía
  
  

¿Usted es una de las tantas
personas que tienen un ropero repleto de ropas pero ninguna de esas prendas le
termina de quedar bien? ¿Está cansada de los jeans y las remeras o sudaderas,
pero no sabe como empezar a construir un nuevo guardarropa? ¿Suele vestirse con
lo que tiene a mano, pero necesitaría mejorar su look?

Si respondió afirmativamente a estas preguntas, debería desarrollar, cuanto
antes, un plan para rediseñar su propio guardarropa. Aquí le propondremos uno,
que es adaptable a cualquier forma de vida, y que puede ayudarle a renovar su
armario, para que éste tenga elementos más adecuados a esta nueva etapa de su
vida.

Escoja un color

En primer lugar, escoja un color fuerte como su color neutro de base. Podría ser
el negro, el azul marino, o el marrón, así como el borgoña, el caqui o el
violeta. Éste debe ser un color que a usted le encante, y que vaya muy bien con
su tono de piel. Una vez que lo tenga en mente, ¡vaya de compras!
Así, en base al color elegido, compre un vestido o pantalón de lana o lino, un
jersey de algodón liviano, -teniendo en cuenta el clima, su estilo de vida y su
comodidad-, así como un saco o un suéter para poner sobre este conjunto.

Si compra un conjunto de vestido o pantalón con saco, asegúrese que el mismo
saco se pueda utilizar con otras cosas además del conjunto adquirido. Busque un
talle que le llegue por lo menos a la cintura, y evite los muy amoldados, que
solo pueden combinar con las partes bajas del mismo conjunto.
Trate siempre de elegir un modelo simple, con colores sólidos, para que pueda
ser utilizado en diferentes estaciones y tipos de moda.

Estilo informal

Si su estilo es más bien informal, unas remeras o sudaderas de tela de buena
calidad, podrían ser la mejor de las bases para su nuevo guardarropa. Para un
look más profesional, sería mejor utilizar prendas de hilo o algún atuendo de
lycra ajustable.

También podría inclinarse por unos pantalones de jersey de tiro, y una camisa de
corte amplio, que podría ser utilizada fuera del pantalón, con sus botones
desabrochados, por encima de alguna remera de tono claro.

Toso estos conjuntos, pueden ser utilizados con el primer saco que adquirió,
aquel que iba a marcar sus colores básicos.

Estilo formal

El siguiente atuendo a buscar, será un conjunto de dos piezas que le de mucha
presencia formal. La misma, estará marcada por una cantidad suficiente de sus
colores básicos neutros, y otros tantos colores más origíneles, que le agraden y
combinen con los básicos. Puede ser recatado u ostentosa, a rayas o floral,
pero, nuevamente, tenga mucho cuidad que combinen con el resto de las prendas
que se encuentran en su guardarropa.

Para el trabajo

Si también está armando un guardarropa para el trabajo, esté muy atenta a la
combinación de todas las prendas entre sí, tanto en los colores como en los
tipos de tela. No tienen que tener exactamente el mismo corte que el conjunto de
dos piezas básicas, pero es necesario que combinen con él.

Luego, deberá elegir un segundo color oscuro de presencia formal. Este color
debe coordinar con el primero de sus colores neutros. Por ejemplo si ha elegido
el gris o el negro como su primer color neutro, el segundo color debería ser
marrón oscuro.
En este segundo color, compre un saco o suéter cardigan, y un par vestidos
largos pero no muy anchos. Estos dos ítems deben combinar muy bien entre sí,
aunque no ser exactamente de la misma tela y color.

Un cambio en la textura de ambos tipos de prendas, así como con sus primeras dos
elecciones, (por ejemplo la lana o el lino), le dará un toque original y de
interés.
Luego, será tiempo de agregar dos o tres camisas, de cualquier color oscuro y en
cualquier estilo y tela que guste, que principalmente combinen con sus trajes.
Podrían ser con botones bajos, cuello alto, cuello en V, o elegante sport. Pero,
lo que sea, debe ir bien con todo lo que ha elegido hasta ahora.

También, adquiera un par de polleras y un tweed, del color oscuro de sus trajes.
Éstos se deben poder usar con todas las camisas y camperas que ha venido
eligiendo hasta ahora.

Un guardarropa completo

Si sigue esta guía de consulta, debería tener un vestido, un saco, y un set de
trajes de dos piezas en su color primario básico (por cierto, oscuro); un traje
de dos piezas muy formal que combine con el tono de todas la prendas de su
guardarropa; una campera o un suéter y un par de polleras holgadas de un segundo
color oscuro, con una textura interesante; y algunas camisas de color oscuro que
se puedan combinar con todo lo otro. Esta selección le permitirá mezclar decenas
y decenas de diferentes combinaciones, y vestir tanto formal como informalmente,
con accesorios y joyerías o si ellos.

A partir de aquí, usted puede elegir otras prendas que combinen con las
adquiridas. O puede comenzar nuevamente con otros nuevos colores. Solo debe
seguir la misma receta, e inclinarse siempre por los colores más ama y los
estilos que mejor le sientan.