Peligros de ser una enamorada del amor

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]
Las mujeres enamoradizas son aquellas que están enamoradas del amor que se despierta con mucha facilidad en relación al ideal que se crea su mente. El número de decepciones aumenta peligrosamente y la capacidad de levantarse tras las caídas va disminuyendo cada vez 


Las mujeres
enamoradizas necesitan de muy poco para hacerse ilusiones con
alguien que generalmente no cumple realmente con las expectativas, provocando un
contraste con la  realidad que estas mujeres no advierten.

Todo aquello que es bonito y excitante de una relación lo crean en su mente y lo
quieren transferir a lo cotidiano. En el momento en el que notan que la relación
es insostenible en los términos que ellas plantean, sobreviene la frustración y
el cambio de pareja. Vuelven a enamorarse con la misma facilidad que la primera
vez.

“No disfrutan de la soledad, no se sienten cómodas con ellas mismas y siempre
tienen que estar buscando un estímulo exterior que las complete y las haga
valiosas.

Todos los objetivos que una persona suele plantearse en la madurez quedan a un
costado. Se centran exclusivamente en la vida amorosa sea ésta una farsa o no.
Lo que tienen que comprender estas mujeres es que hay que trabajar con ellas
mucho la autoestima para poder dejar de lado la
dependencia afectiva y poder
establecer cierto nivel de exigencia al momento de encontrar una pareja”
,
comenta la socióloga española Olga Muñoz.


Los riesgos de ser una mujer enamoradiza son los mismos que se corren al formar
una pareja inestable, sin una base sólida en la que poder mantenerse.

“Los enamoradizos difícilmente consiguen relaciones estables ya que lo que
buscan es vivir el momento sin pensar a futuro o de modo muy intenso acerca del
aquí y ahora
”, comenta la especialista.



¿Cómo es el perfil de las mujeres enamoradas del amor?




Cuando conocen a una persona se sienten atraídas y automáticamente se sienten
locamente enamoradas. Suelen basar este enamoramiento en el atractivo físico del
compañero.

Sienten la necesidad de buscar constantemente nuevas sensaciones. Son mujeres
extrovertidas que continuamente necesitan ayuda exterior para lograr mantener un
equilibrio.

Una vez que la llama de la pasión se ha desvanecido, cambian de pareja como si
nada hubiera pasado. Buscan hombres que sean similares a ellas: efusivos y que
sepan vivir el momento son los mejores partidos. Basan la relación en la
superficialidad y la vanidad.


¿Qué pueden hacer las enamoradas del amor?



Saber que una relación basada solamente en el atractivo físico está condenada al
fracaso. Ningún vínculo afectivo puede consolidarse a largo plazo bajo estas
condiciones ya que en el momento en el que surjan inconvenientes, el lazo se
destruirá en un abrir y cerrar de ojos.

Las personas enamoradizas cometen el error de idealizar al otro lo cual genera
mucho desconcierto y decepción cuando la persona advierte que el otro es un ser
humano con sus defectos y virtudes.

Priorizar otros intereses como las aficiones en común, la compatibilidad o el
carácter más allá de valorar exageradamente la condición externa. Los planes
sobre el futuro son importantes.

Escuchar con atención cuáles son los gustos y valores del otro para poder
advertir si es una persona que conviene o no, antes de saltar este paso y
solamente fundamental el vínculo en lo físico.

Pasar tiempo a solas tras una ruptura es fundamental para poner la cabeza y el
corazón en orden. Recuperar la identidad es una necesidad muy importante antes
de lanzarse nuevamente a la búsqueda de una pareja.

Poder tener en claro qué es lo que se quiere esta vez y qué errores no se
volverán a cometer ayudará a mejorar la futura relación y también aportará una
mejor autoestima y valoración personal.

¿Quieres conocer los

10 secretos para seducir a ese hombre
que no te da ni la hora usando la
estrategia de conquista correcta? Entérate en el libro “Como
conquistar a tu hombre
”, que encontrarás haciendo


clic aquí
  



 

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]