Peeling químico: el secreto para renovar tu piel

Te contamos qué es el peeling químico, y en que puede ayudarte para verte cada vez mejor…

Acerca del peeling químico

El peeling es un tratamiento que por medio de determinadas sustancias permite devolver a la piel juventud y luminosidad.

Básicamente consiste en acelerar la exfoliación cutánea fisiológica, o bien la eliminación de la capa más superficial de la epidermis para favorecer la regeneración de los tejidos.

Las bondades de los nuevos tratamientos de peeling

Según el agente o ácido utilizado para realizar el peeling pueden obtenerse distintos beneficios, entre estos se encuentran: la renovación celular, el aumento del colágeno, la humectación de la piel, disminución y despigmentación de manchas, extracción de bacterias en pieles seborreicas y acneicas, afinamiento de pieles que sufren hiperqueratosis y la disminución de arrugas en casos de piles envejecidas.

Además puede emplearse como un medio para mantener una piel sana, tersa, libre de impurezas y luminosa.

Entre las sustancias empleadas en el peeling se encuentran el ácido mandélico, salicílico y glicolítico.

La elección de las sustancias a utilizar dependerá del objetivo del tratamiento (despigmentante, antiagnéico o antiarrugas).

En todos los casos se consigue mejorar la calidad de la piel y la producción de colágeno y elastina.

¿Cada cuanto es aconsejable realizar un peeling?

La periodicidad del peeling dependerá tanto del objetivo del tratamiento como también de la sustancia empleada.

En los peelings para aportar luminosidad al rostro se realizan entre 4 y 8 sesiones semanales o quincenales.

Luego del tratamiento la higiene es inexcusable, es imprescindible la protección solar (con FPS +35) y sobre todo evitar la exposición directa al sol.

Asesoría: Beauty Secret
02322 664254
[email protected]

Aprende a realizar los principales tratamientos de belleza en forma profesional, con nuestro curso gratis de cosmética y cosmetología, haciendo clic aquí.