Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Para conseguir trabajo, globalizar nuestra cultura.

Cuando se trata de conseguir un empleo con proyección al exterior, se debe saber que el empleador no solo considerará los conocimientos específicamente laborales. Muchas veces también se debe poder demostrar que uno está abierto a otras culturas, incluyendo sus idiomas y costumbres.
  
  

Porque conocer
diferentes culturas nos puede abrir no sólo las puertas de ese
trabajo, sino
también la probabilidad de internacionalizarlo. De todas maneras, no es
necesario conocer absolutamente todo, sino lo que se llama el protocolo, la
forma de manejarse en un trato breve con posibles clientes. Saludar de la
forma correcta, y no correr el riesgo de insultarlo con alguna actitud
inadecuada.

Es muy importante
considerar la mayor cantidad de culturas diferentes como sea posible. Sobre todo
a la hora de saludar, que es la primer impresión en una reunión de negocios, y
que muchas veces puede ser fundamental en su desarrollo.

En Sudamérica, es
habitual el saludo con un beso -pero no en situaciones formales ni con
desconocidos- o el apretón de manos, pero si se está tratando con gente que por
ejemplo, viene de Estados Unidos, es fundamental dar la mano firmemente y
dirigir la vista a los ojos de la otra persona.

En Japón, en cambio,
una reverencia es lo más indicado, al igual que en otras comunidades asiáticas.
Y no olvidar que, para muchas sociedades, las prácticas religiosas tienen
importancia primordial. En Israel, donde se practican varias religiones, los
judíos dedican el sábado a orar, los cristianos descansan el domingo, y los musulmanes
consideran el viernes como día sagrado.

En Indonesia y otros países
de población mayormente musulmana es normal que, tres veces al día, las
personas hagan un alto en sus actividades para hacer oración.

Los habitantes de Japón
son muy reservados, así que dan su opinión personal con poca frecuencia; pero
puede ayudarle en sus negociaciones el saber que les agrada que las personas con
las que tratan lleven un detalle rojo en su vestimenta.

Los detalles hacen a la
eficacia de un empleado, el investigar sobre ellos es una característica
importante para la consideración de quien deba confiarle el empleo.

Generalmente para estos
trabajos, se elige a gente que haya viajado con frecuencia y que tenga una base
cultural amplia. Sin embargo, esto se puede reemplazar con un poco de estudio e
interés, que suman como otro factor positivo en el currículum personal y que lo
ayudará a diferenciarse de otras personas.

Con todas estas
condiciones cumplidas o encaminadas en su incorporación, sumadas a prolijidad y
determinación, se podrán conseguir los objetivos laborales, que este mundo de
globalización requiere.

Aprende los secretos de la etiqueta,
el ceremonial y el protocolo
con nuestro curso
gratis
.
Inscríbete ahora haciendo clic
aquí
.