Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Opciones de visa para enfermeras: Visas de no inmigrante

  
  

¿Qué
clase de estatus puede recibir una enfermera que llega a los EEUU? 

Las
enfermeras pueden ingresar a los EEUU con estatus de no inmigrante o de
inmigrante. Pero antes de llegar a la pregunta de si a la enfermera le conviene
el estatus de inmigrante o de no inmigrante, es mejor comenzar con un vistazo
general a los principios de inmigración. “Inmigrante” y “No-Inmigrante” son
términos legales, que tienen un significado especial. Cada persona que solicita
la admisión en los EEUU es considerada un posible inmigrante, y es decisión de
la persona que busca la admisión probar que ella sólo intenta permanecer de
manera temporaria como no inmigrante. Esta pregunta se vuelve de vital
importancia cuando una persona solicita una visa porque la oficina consular ha
concluido por denegar el requerimiento si él o ella no están satisfechos de que
el extranjero va a abandonar los EEUU cuando el período de la visa expire. En
suma, si el extranjero considera hacer el intento de inmigrante cuando solicita
una visa de no inmigrante, la solicitud será denegada. 

Las
visas de no inmigrante usualmente conceden nacionalidad extranjera por un
período limitado de tiempo con un objetivo determinado. Tales objetivos
incluyen estudios de no graduados o graduados o un empleo con una compañía  u organización patrocinante. Las visas para
no inmigrantes son designadas por letra, y cada letra corresponde a un tipo
diferente de visa (B-2, F-1, H-1B, etc.). 

Las
visas de inmigrante, por otro lado, permiten 
a los ciudadanos extranjeros ingresar a los EEUU para quedarse
indefinidamente como residentes permanentes. Más que demostrar que sólo intenta
permanecer un período limitado de tiempo, la persona solicitante de una visa de
inmigrante necesita solamente probar que reúne los requisitos de clasificación
de la visa y que no es “inadmisible”. Los grados de inadmisibilidad incluyen
condenas criminales, enfermedades contagiosas y actividades terroristas. 

Cuando
una persona llega a los EEUU con una visa de inmigrante, entre como residente
permanente legal y será registrado con la Tarjeta de Registro para Extranjero
como prueba de su status. El status de residente permanente es popularmente
conocido como la posesión de la “green card”. Las green cards no son ya más
verdes (green, en inglés), pero el nombre popular sigue siendo el mismo. Los
residentes permanentes están autorizados a trabajar, viajar libremente y
permanecer de manera indefinida. Sin embargo la residencia permanente puede ser
abandonada o dejada de lado, y no da algunos de los derechos de los cuales
gozan los ciudadanos de los EEUU. Por esta razón, algunos residentes
permanentes optan por solicitar la naturalización y convertirse en ciudadanos
norteamericanos. No se puede solicitar la ciudadanía antes de ser residente
permanente en primer lugar. 

A
algunos trabajadores de la salud no se les permite entrar a los EEUU. Entonces,
cómo hacen todos estos enfermeros extranjeros para trabajar en los EEUU? 

El
aspecto clave de la inmigración de enfermeros es un impedimento a la admisión
de trabajadores de la salud –incluidos los enfermeros matriculados– que buscan
entrar en los EEUU. Este impedimento no se aplica, sin embargo, a los
trabajadores de la salud que obtengan un certificado de una organización
aprobada por el Servicio de Inmigración y Ciudadanía de los EEUU, (USCIS,
anteriormente Servicio de Inmigración y Naturalización) que regula la educación
en enfermería y las matrículas correspondientes equivalentes a las vigentes en
los EEUU, sólo una organización –la Comisión de Graduados de Escuelas
Extranjeras de Enfermería (CGFNS)– está aprobada como una agencia autorizada
para expedir el documento de certificación para enfermeras (CGFNS refiere al
documento como el certificado de VisaScreen). Y en este momento, sólo se hallan
afectadas las solicitudes para la green card. Las normas  para la certificación de trabajos sanitarios
van a cambiar dramáticamente en julio del 2004 incluyendo la expansión del
programa a los no inmigrantes (aunque algunas organizaciones están activamente
promoviendo la demora o caída del programa de expansión para esta categoría de
visa). 

Opciones
de visa de no inmigrante
 

Bajo
las actuales leyes de inmigración de los EEUU, las opciones de visa de no
inmigrante para enfermeros con limitadas, sobre todo porque la mayoría de los
empleadores sólo requiere un título de 2 años por sobre un bachillerato de 4
años y porque la mayoría de los estados n o requiere título de bachiller para
una matrícula en enfermería. 

Durante
la última escasez de enfermeras, el Congreso de los EEUU consiguió con esfuerzo
una categoría específica de visa de no inmigrante para enfermeras matriculadas,
llamada H-1A. Este tipo de visa no se ha convertido en parte permanente de las
leyes de inmigración, y llegó a su término en septiembre de 1995, cuando el
Congreso creyó que la escasez había sido subsanada. Una medida similar, que
podría proveer de una nueva categoría de visa para enfermeras matriculadas en
general, está actualmente en consideración del Congreso, y será discutida
separadamente más abajo. 

¿Qué es
una visa de no inmigrante H-1B?
 

La visa
H-1B de “Ocupación Especial” está disponible para individuos que puedan
demostrar calificación en una “ocupación especial” y que estén patrocinados por
un empleador de los EEUU para trabajar temporariamente en territorio
norteamericano en una “ocupación especial”. El Acta de Inmigración y
Nacionalidad define a la ocupación en una especialidad como “una ocupación que
requiere (A) conocimiento teórico y práctico aplicado al cuerpo de alta
especialización, y (B) el logro de un bachillerato superior en una actividad
específica (o su equivalente) como mínimo para ingresar en esta ocupación en
los EEUU”Las personas usualmente elegibles para esta visa incluye a miembros de
profesiones tales como la ingeniería, docentes, abogados, así como también
científicos  y otros personas altamente
calificadas. Sólo 65.000 visas H-1B son concedidas cada año. Este límite fue
alcanzado a los 5 meses del año fiscal 2004 y las visas no están actualmente
disponibles otra vez hasta octubre del 2004. Nótese que los empleados
universitarios y los empleados no remunerados y las instituciones
gubernamentales de investigación están exentas de este cupo. Esto podría
abarcar los enfermeros en numerosas universidades y hospitales de investigación
orientada a los ancho de todo el país. 

¿Están
las enfermeras impedidas de obtener una visa H-1B?
 

A
través de la política de memos y decisiones tomadas ya en otros casos, el USCIS
ha determinado que la enfermería, como profesión, no es per se una ocupación
especializada, ya que el título de bachiller no es generalmente requerido para
convertirse en enfermera. Esta determinación se basa en los hallazgos del
Departamento de Trabajo como preparación educacional requerida para la mayoría
de las enfermeras publicada en el Manual de Aspectos Ocupacionales (1995) y en
el Diccionario de Títulos Ocupacionales (1991). Muchas personas han criticado
al Servicio de Inmigración y Ciudadanía de los EEUU porque muchos empleadores
han bajado los requerimientos para el título de bachiller precisamente a causa
de la severa escasez de enfermeras y no porque la enfermera ideal no necesita
tal título. Ellos argumentan que si el objeto de la visa H-1B es ayudar a los
empleadores a encontrar trabajadores calificados cuando hay escasez, entonces
la política de la USCIS desbarata totalmente la intención del Congreso. 

La
USCIS sabe, sin embargo, que existen áreas de la enfermería donde las tareas
específicas son tan especializadas y complejas que el  conocimiento requerido para desempeñar las tareas está usualmente
asociado con la obtención de un bachillerato o y título superior. A finalizar
el 2002, la USCIS emitió un memorando de campo que reveló por primera vez
cuando las visas H-1B se consideran apropiadas para las enfermeras. 

¿Qué
clases de enfermeras pueden calificar la visa H-1B?
 

El
memorando de la USCIS puso en claro que las Enfermeras Registradas (RN)
normalmente en cualquier estado no califican para la visa H-1B, a menos que el
estado donde la enfermera busca su matrícula requiera un  título de bachiller. Ningún estado
actualmente requiere un título de bachiller para la matriculación (el último
estado que lo hacía –Dakota del Norte– cesó en este requisito en el 2003). La
USCIS, sin embargo, confeccionó una lista de más matrículas de especialización
que podrían calificar para la visa H-1B y la guía del 2002 señala una mayor
consistencia al rever las peticiones para la visa H-1B. 

¿Cuáles
son los requisitos generales para demostrar que una enfermera puede acceder a
una visa H-1B?
 

Para
calificar para la visa H-1B, un empleador debe exhibir lo siguiente:

1.-
Título de bachiller superior (o su equivalente) es normalmente el requisito
mínimo para acceder a esta posición. 

2.- El
requerimiento de título es común en la industria de la salud para posiciones de
enfermería paralela (por ejemplo, empleadores de la misma industria requieren
de sus empleados el título cuando están empleados en la misma o similar
posición).

3.- El
empleador normalmente requiere un título o su equivalente para el puesto si la
naturaleza del puesto es tan especializada y compleja que el conocimiento
requerido para desempeñarse en las tareas está usualmente asociado a la
posesión de un título o algo superior(o su equivalente). 

Los
empleadores que pueden reunir estos requisitos y pueden demostrar que están
pagando los salarios que prevalecen para estas tareas pueden acceder a la visa
H-1B. 

¿Qué
tipos específicos de puestos de enfermería pueden calificar?
 

Práctica
Avanzada para enfermeras matriculadas
 

El
memorando del Servicio de Inmigración y Ciudadanía de los EEUU (USCIS) también
habla sobre puestos específicos de enfermería. Primero, la Práctica Avanzada de
Enfermería Matriculada (APRNs) generalmente califica para la visa H-1B porque
éstas son posiciones de nivel avanzado que requieren más educación y
entrenamiento que las Enfermeras Registradas (RN) normales. 

Un
empleador puede requerir que sus futuros empleados tengan un certificado de
práctica avanzada como las siguientes: especialista en Enfermería Clínica
Pediátrica (CNS), Certificación Matriculada de Enfermera Anestesista (CRNA),
Enfermera Certificada Partera (CNM) o Enfermera Práctica Matriculada (APRN
certificada). Si el puesto de APRN también requiere que el empleado esté
matriculado en esa práctica, entonces se le requerirá a la trabajadora que sea
una Enfermera Registrada (RN), o al menos sea Bachiller en Ciencias de la
Enfermería (BSN) y algún nivel de educación adicional. 

El
USCIS provee la lista de puestos que normalmente califican para la visa H-1B: 

*
Enfermera Clínica Especializada (CNS), Cuidados Intensivos, Adultos, Cuidados
Críticos, Gerontología, Familia, Hospicio y Cuidados Paliativos, Neonatales, Pediatría,
Psiquiatría y Salud Mental Adulta, Psiquiatría y Salud Mental Infantil y Salud
de la Mujer. 

*
Practicante de Enfermería (NP): Cuidados Intensivos, Adultos, Familia,
Gerontología, Pediatría, Psiquiatría y Salud Mental, Neonatología y Salud de la
Mujer. 

*
Enfermera Anestesista Matriculada (CRNA), y  

*
Enfermera-Partera Matriculada (CNM). 

Puestos
Administrativos
 

El
USCIS también aprobará las visas H-1B para ciertos puestos de enfermería
administrativa. De acuerdo con el memorando de la USCIS, “el nivel más elevado
de gerenciamiento en enfermería” en puestos de la administración hospitalaria
pueden trabajar con visas H-1B, ya que estos puestos usualmente requieren
títulos de bachiller. La Administración de Servicios de Enfermería podría
trabajar desde estas posiciones involucrando funciones de supervisión y
requiriendo  un título de grado en
enfermería o administración de salud. 

Estados
que requieren títulos de Bachiller
 

Como se
hizo notar más arriba, el USCIS considera que la visa H-1B es apropiada para
cualquier enfermera matriculada si el estado donde la enfermera es requerida
así lo pidiese. De todas maneras, todos los estados han rebajado los requisitos
de las enfermeras que tienen grado de bachiller. 

Puestos
para Enfermeras Especializadas
 

Aparte
de las Enfermeras matriculadas en Práctica Avanzada especificadas arriba, las
enfermeras en ciertas áreas especializadas pueden aspirar a la visa H-1Bs. El
USCIS específicamente cita a las enfermeras de cuidado crítico y de sala de
operaciones como dos ejemplos de puestos que requieren un grado más elevado de
conocimiento y destreza que una enfermera común o del grupo de enfermeras. El
USCIS indica que aprobar una certificación de examen para un puesto particular
es un indicador importante. Ejemplos de este tipo de exámenes de certificación
son la Escuela de Salud, salud ocupacional, enfermería de rehabilitación,
enfermería de emergencia, cuidados críticos, sala de operaciones, oncología y
pediatría. 

Tales
enfermeras deben completar los requerimientos generales arriba descriptos. La
evidencia para demostrar estos requisitos incluye la certificación de expertos
independientes u otros medios para demostrar que las obligaciones del trabajo
son tan especializadas y complejas que un título o grado más alto serían más
apropiados. El USCIS hace notar que los casos serán tratados individualmente y
entonces los resultados de dichas solicitudes no están de ninguna manera
asegurados. 

¿Pueden
las enfermeras mejicanas y canadienses calificar para las visas bajo el NAFTA
(Tratado de Libre Comercio Americano)?
 

Sí. Las
visas TN-1 están disponibles bajo el NAFTA para ciudadanos canadienses y
mejicanos para un grupo limitado de ocupaciones especializadas. Aunque no está
uniformemente reconocida como una ocupación especializada para los propósitos
de la visa H-1B, las enfermeras matriculadas fueron específicamente incluidas
en la lista de profesiones en las cuales puede ser usada la visa TN y cualquier
puesto de enfermería matriculado puede calificar potencialmente. 

Bajo el
NAFTA, el solicitante debe tener las credenciales requeridas para ser
considerado un profesional bajo la categoría TN. Las enfermeras matriculadas
deben demostrar su posibilidad de ser elegidas proveyéndose de una licencia
provincial o del estado o una Licenciatura. De todas maneras, para ser admitida
la enfermera matriculada debe presentar una licencia permanente del estado, una
licencia temporaria del estado, u otra autorización temporaria para trabajar
como enfermera matriculada, expedida por la junta de enfermería del estado en
el estado donde intenta trabajar. 

Una vez
admitido, al trabajador se le garantiza un año inicial de trabajo. Luego, el
profesional TN puede buscar extensiones a su estadía de un año cada vez.
Usualmente no hay límite en el número de extensiones que se le puede
garantizar. 

Las
enfermeras canadienses que solicitan la visa TN pueden simplemente traer la
documentación requerida y comenzar su labor de manera autorizada después de
haber sido examinadas en el ingreso. Una enfermera /o puede extender su status
por correo con el USCIS del Centro de Servicio de Nebraska o abandonando y
reingresando con la documentación requerida. Las enfermeras mejicanas deberán
someterse al mismo proceso. De cualquier modo, deben primero solicitar la visa
en el consulado y no pueden simplemente presentarse espontáneamente
(aunque  el requisito del proceso
inicial con el USCIS terminó con las 
previsiones originales del NAFTA después del décimo aniversario del
NAFTA, en enero de 2004). 

Nótese
que, a diferencia de las visas H-1B, se supone que los poseedores de visas TN
son capaces de demostrar una intención de abandonar los EEUU cuando completen
su estadía bajo su visa. Por este motivo, las enfermeras que solicitan
residencia permanente mientras están en los EEUU deben ser muy cuidadosas al
viajar al exterior de los EEUU o solicitar una extensión de la visa TN después
que la solicitud de green card haya sido presentada. 

¿Qué es
la visa H-1C para enfermeras matriculadas?
 

A fines
de 1999, el Congreso aprobó el Acta de Alivio en enfermería para áreas  en desventaja, la cual motivó la creación de
una nueva visa H-1C para enfermeras que van a trabajar por 3 años como
profesionales de la salud en las áreas de escasez. Alrededor de 500 enfermeras
por año pueden obtener esta visa , pero cada estado está limitado a 25 visas
H-1C de enfermeras por año. Bajo esta ley, los interesados en patrocinar a las
enfermeras para las visas H-1C deben presentar la documentación conteniendo un
número de testimonios orientados hacia el empleo de este tipo de enfermeras
bajo la categoría H-1C. Esta visa es raramente usada porque está controlada por
reglas muy estrictas, y además sólo unas pocas visas están disponibles
actualmente bajo esta categoría. De hecho, sólo un pequeño número de visas H-1C
han sido otorgadas. 

Como
con la mayoría de las leyes de inmigración, el mismo estatuto provee una
pequeña guía de cómo puede ser aplicada la ley, dejando al USCIS (así como
también se dejan en manos del Departamento de Trabajo la mayoría de los casos
de visa) el desarrollo de las regulaciones. Las regulaciones para el programa
H-1C fueron informadas por el Departamento de Trabajo el pasado verano, y se
volvieron efectivas en septiembre del 2000. La USCIS liberó las regulaciones en
Junio del 2001. 

Uno de
los elementos más sorpresivos de las regulaciones del Departamento de Trabajo
es el DOL basado en la restrictiva definición de “destreza”. El Congreso puso
en el estatuto sólo 14 hospitales en el país que pueden inicialmente determinar
la calificación para acceder a la visa H-1C. Estos son: 

1.- El
Centro Médico Regional Beaumont, Beaumont, Texas

2.- El
hospital Beverly, Montebello, California

3.- El
Centro Médico Doctor, Modesto, California

4.- El
Centro Médico General Elizabeth, Elizabeth, New Jersey

5.- El Hospital Park FairView, Dublin, Georgia

6.- El
Centro Médico Luterano, St. Louis, Missouri

7.- El
Centro Médico McAllen, McAllen, Texas

8.- El
Centro Médico Mercy, Baltimore, Maryland

9.- El
Centro Médico Regional Mercy, Laredo, Texas

10.-El Centro Hospitalario Península, Far
Rockaway, New York

11.-El
Centro Médico Regional Southeastern, Lumberton, North Carolina

12.- El Hospital General Southwest, San Antonio,
Texas

13.-El Hospital Sr.Bernard, Chicago, Illinois

14.-El
Centro Médico Baptista del Valle, Harlingen, Texas 

Nótese,
sin embargo, que existen muchos más hospitales en todo el país que pueden
calificar potencialmente para las visas H-1C. 

El
proceso de confirmación es administrado por 
la Administración de Empleos y Entrenamiento del Departamento de
Trabajo. La observancia de la confirmación es inspeccionada por la
Administración de Sueldos corrientes y División Horaria. 

La ley
de 1999 es muy similar a la de 1989, que había creado la visa H-1A para
enfermeras. Esta categoría de visa expiró hace algunos años, después de
infructuosos esfuerzos por extender su vigencia. La diferencia entre estos dos
programas es que un número mucho más pequeño de visas H-1C  han sido colocadas y que el establecimiento
donde la enfermera trabajará debe hallarse en un área de escasez de
profesionales de la salud. Existen también nuevos requisitos, que limitan a una
dependencia del establecimiento a las enfermeras con visa H-1C (algo difícil de
imaginar, dado que solamente 500 enfermeras con estas visas H-1C pueden
ingresar al país cada año, con no más de 25 habilitadas para trabajar en cada
estado). 

Un
hospital calificado tendrá los siguientes 4 requisitos: 

1.- El
hospital debe estar situado en el Area de Escasez de Profesionales de la Salud.
Puede encontrar cuáles son dichas áreas en HPSAs on line en       http://belize.hrsa.gov/newhpsa/newhpsa.cfm 

2.- El
establecimiento debe tener por lo menos 190 camas de cuidado intensivo. 

3.- Por
lo menos el 35% de los pacientes de cuidado intensivo deben ser reintegrados
por Medicare. 

4.- Al
menos el 28% de los pacientes agudos del establecimiento deben ser reintegrados
por Medicaid. 

El
Departamento de Trabajo ha creado un nuevo certificado llamado ETA 9081, que es
presentado como parte del proceso de solicitud dela visa H-1C. En la solicitud,
el establecimiento debe certificar lo siguiente:  

1.- Que
es un establecimiento calificado. Si el certificado ETA 9081 es el primero en
ser presentado por el establecimiento, entonces el formulario debe estar
acompañada por copias de las páginas del legajo presentado al Departamento de
Salud y Servicios Humanos demostrando el número de camas para enfermos de
cuidado intensivo y los porcentajes de Medicaid y Medicare que se reintegran
por los pacientes. Una copia de este legajo debe también guardarse en un
archivo de acceso público. 

2.- Que
el empleo de enfermeras H-1C no tenga resultados adversos sobre los salarios o
las condiciones de trabajo de enfermeras en trabajos similares. 

3.- Que
el establecimiento pagará a la enfermera H-1C el salario corriente. 

4.- Que
el establecimiento ha tomado y está tomando medidas significativas para
reclutar y retener a las enfermeras para reducir la dependencia de enfermeras inmigrantes.
Finalmente, se deben tomar estas dos medidas a menos que se pueda demostrar que
el segundo paso no es razonable. La documentación de estos pasos necesita ser
incluida en el archivo público del establecimiento dentro de las solicitudes
para enfermeras H-1C. Los pasos que se lleven a cabo incluyen:  

Programa
de entrenamiento operativo para enfermeras matriculadas en el establecimiento,
o participación financiada y provista en un programa de entrenamiento en algún
otro lugar. 

Programas
de desarrollo de la carrera y otros métodos para facilitar a los trabajadores
de la salud convertirse en enfermeras matriculadas. 

Pago a
las enfermeras matriculadas de salarios al menos 5% más altos que los
prevalecientes para el área. 

Provisión
de oportunidades ciertas de obtener salarios razonables para las enfermeras
matriculadas. 

Cualquier
otro paso que sea considerado como un esfuerzo significativo para reclutar y
retener a las enfermeras. 

5.- Que
no haya huelga ni paro en el establecimiento, que el empleo de enfermeras H-1C
no esté influenciado o designado a dedo por el sindicato representado en el
establecimiento y que dicho establecimiento no despida ni despedirá a estas
enfermeras en un período de 90 días y de 90 días posteriores a la fecha de la
solicitud de H-1C. 

6.- Que
el empleador notifique a los otros 
trabajadores y brinde una copia del certificado a cada enfermera
empleada en al establecimiento dentro de los 30 días de inicio. Se aceptan
consentimientos por correo electrónico. 

7.- Que
no más del 33% de las enfermeras empleadas por el establecimiento sean H-1C no
inmigrantes. 

8.- Que
el establecimiento no autorizará visas H-1C no inmigrantes a trabajar en un
sitio que no esté bajo su control, y que no transferirá a las enfermeras H-1C
de un sitio de trabajo a otro. 

Un
declaración referida a los honorarios debe acompañar al legajo. Después de que
la presentación es aprobada por el Departamento de Trabajo y usada como soporte
de la petición de H-.1C aprobada por el USCIS, el empleador debe mandar una
copia de la petición H-1C y la aprobación de el USCIS al Departamento de
Trabajo. También, como se hace notar más arriba, el empleador debe crear un
archivo público que incluya la Certificación y la documentación soporte. El
archivo debe ser producido para cualquier parte interesada dentro de las 72
horas de la petición escrita u oral. 

Bajo
las regulaciones de el USCIS, hay tres requerimientos primarios de elección
para enfermeras extranjeras que deseen trabajar en los EEUU con la visa H-1C : 

* Deben
tener una matrícula irrestricta para trabajar como enfermera profesional en el
país donde recibieron su entrenamiento en enfermería, o haber recibido ese
entrenamiento en los EEUU 

* Deben
pasar un examen aprobado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos o
tener licencia para trabajar como enfermera profesional en el estado donde
quiera trabajar, y 

* Deben
ser elegidas para trabajar como enfermeras matriculadas tanto bajo las leyes
del estado donde deseen trabajar como bajo las regulaciones del establecimiento
donde se desempeñarán.

Actualmente,
el examen aceptable es el que ofrece la Comisión de Graduados para Escuelas
Extranjeras de Enfermería (CGFNS). El mismo certifica que el entrenamiento y la
licencia de la enfermera extranjera son equivalentes a una similar situada en
los EEUU, que todos sus documentos son auténticos, que la enfermera extranjera
posee una licencia irrestricta, que la enfermera extranjera está
suficientemente capacitada para hablar y escribir en idioma inglés y que la
enfermera extranjera ha pasado en efecto el examen de licencia del estado.
Sobre preguntas acerca del examen directamente a CGFNS a través de su website,

http://www.cgfns.org

Por
último, recuerde aprender algunas palabras y frases básicas del inglés antes
de viajar. Puede hacerlo ya mismo inscribiéndose ahora en nuestros curso
gratis
:
Inglés