Movilidad articular del tronco superior

Es necesario poner en movimiento las diferentes articulaciones para una correcta adaptación a las tareas a desarrollar…
Nos sentamos cómodamente en una silla, y comenzamos llevándonos una mano hacia el hombro. Luego, levantamos el hombro y bajamos, varias veces. Repetimos con el otro lado y luego subimos ambos hombros a la vez.

Ahora, nos tocamos el hombro con la mano y luego estiramos el hombro hacia arriba. Hacemos lo mismo con el otro lado, y luego con ambos brazos juntos. Seguidamente, ejercitando la coordinación realizamos el mismo ejercicio alternando las manos.

Nos paramos o acostamos y tomamos una barra con ambas manos. La llevamos hacia adelante y hacia atrás, llegando hasta encima de la cabeza.

Luego,  levantamos un brazo atrás de la cabeza, para estirar la espalda. Situamos la barra a la altura de la cadera y hacemos círculos en ambas direcciones con los hombros.

Sentados nuevamente, podemos imitar los movimientos de un boxeador, estirando los brazos con puños hacia adelante.

Los ejercicios posibles son infinitos, lo importante es buscar movimientos que sean utilitarios y reproducibles en la vida cotidiana.