Mamá, papá, él es…

Ya has salido del clóset y asumido que eres gay, ya piensas que puedes construir algo serio con tu pareja. Y ahora piensas en presentarlo a tu familia...

Presentar a su pareja ante la familia puede ser difícil. Supongamos que sus padres ya hayan asumido su homosexualidad y no tengan ningún inconveniente con ello, de todas formas si es la primera vez que lo ven con una pareja de su mismo sexo será un shock emocional para ellos. 

Porque será la primera prueba tangible de lo que ya se les había dicho. Hasta ese momento era sólo una abstracción que ahora se hace realidad. Entonces piense qué significaría conocer a su pareja si ellos aún no están enterados de que es homosexual. 

Por eso, antes que nada debe asegurarse de que sus padres saben de su homosexualidad. Sólo entonces presente a su pareja. 

Cuándo, cómo, dónde

Intente encontrar un momento en que sólo está ustedes cuatro. La privacidad ayudará a que la situación se lleve con mayor soltura. Si no sus padres podrían no asumir del todo lo que está sucediendo para no hacer una escena con público. Elija un momento adecuado, tanto la época, el día y la hora son importantes. Debe ser cuando todo esté tranquilo y ellos puedan dedicar su atención a lo que está sucediendo.

No lleve a su pareja de sorpresa, avise a sus padres con antelación de que están llegando. De esta forma podrán discutirlo entre ellos y habrán digerido, al menos en parte, la situación que se les presentará. 

Hábleles un poco de su pareja: cómo es, de qué trabaja, de dónde es. Así podrán hacerse de una idea y no se sorprenderán tanto cuando lo vean. En especial si hay algún detalle que pueda resultarles chocante. 

Si reaccionan de una manera agresiva, agende el encuentro para más adelante, pues aún hay cosas de las que deben hablar. Indique a su pareja lo que puede molestarle a sus padres. Hágale saber dónde y dónde no puede ir, dónde debe sentarse, de qué le gusta hablar a su padre y de qué no, todo lo que pueda servir para llevar un encuentro más ameno. Organice el encuentro de forma que su pareja pueda irse sola si es necesario.

Al llegar, sea directo ¨Mamá, papá, él o ella es…¨ Intente conducir la conversación, mencione los temas que puedan tener en común e introduzca comentarios cuando vea que se dirigen a un punto de conflicto. Ante todo, sea paciente y manténgase relajado. 

Pida a su pareja que no se altere por lo que puedan llegar a decir. Y no lo posponga demasiado, es algo que en algún momento debe hacerse para seguir con la relación.