Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

MacBook Pro y MacBook Air

Cómo saber si la MacBook profesional y la ultra-delgada son una opción válida para ti
  
  



Las MacBook para el público profesional


Así como la PowerBook fue lanzada para el público profesional, mientras las
iBooks lograban ganar su espacio en el público doméstico, Apple también presentó
una línea de alta gama para las MacBook.


Estamos hablando de las MacBook Pro, destinadas a usuarios que necesitan un
equipo con mayor potencia y características más robustas.


Al igual que las MacBook, las MacBook Pro fueron introducidas en el mercado a
partir del 2006.


En la línea Pro de MacBook podremos encontrar pantalla de 13,3” 15,4” y 17", con
la opción de que sea matte o glossy.

El procesador gráfico también está basado
en gráficos GeForce de NVIDIA, pero con mayor potencia que en la línea hogareña.
Estos modelos también pueden ofrecer conexión a una pantalla externa mediante
una salida DVI. 


Los procesadores de la línea PRO pueden ser Core 2 Duo, Core i5 o Core i7 y
pueden llegar hasta los 2.66 GHz. En el caso de la memoria RAM también pueden
ser de 4 GB para responder a las exigencias que los usuarios de alta gama
requieren


En lo que se refiere a conectividad, dependiendo del modelo encontraremos
puertos USB 2.0, FireWire y la posibilidad de conectividad inalámbrica mediante
Wi-Fi y Bluetooth. 


La batería de fábrica puede durar aproximadamente entre 8 horas y 10 horas,
aunque como en cualquier otro equipo portátil este período de tiempo de
independencia va disminuyendo con el tiempo.

De cualquier manera, su
independencia eléctrica es suficiente para soportar el tiempo de una reunión o
hasta el de toda una jornada de
trabajo.


Los ultra-delgados


En el 2008, Apple comienza a comercializar los modelos MacBook Air. Estas
laptops se destacan por presentar una pantalla glossy de 13,3”, tarjeta gráfica
integrada GeForce de NVIDIA.

En cuanto a almacenamiento pueden incluir
dispositivos Serial ATA de 120GB o bien SSD de 128GB. El microprocesador puede
ser de entre 1,86 o 2,13 GHz.

La memoria RAM puede ir desde los 2 GB. Cuentan
con USB, Wi-Fi y Bluetooth. La unidad óptica no está incorporada pero puede
adquirirse por separada para conectarse mediante USB.


Lo que sorprende de este modelo es que su ancho alcanza sólo a 1,93 cm (¡menos
de una pulgada!) y su peso es de 1,36 kg. Como podemos darnos cuenta, este
modelo apuesta a ser fácil y liviana de transportar. 


Aquí el diseño también es clave, ya que la carcasa “unibody”, esculpida en una
sola pieza de aluminio, es fundamental para este diseño súper-ligero, ultra-fino
y también duradero. Además todo el producto está pensado para contribuir con la
ecología y cuenta con certificación ENERGY STAR.


La batería de las MacBook Air puede alcanzar hasta las 5 horas de independencia
eléctrica.


El teclado es muy cómodo para un equipo de su tamaño y además cuenta con un
particular sistema de retroiluminación, ideal para ambientes donde hay poca luz.

El sensor de luz ambiental, con el que está equipada esta laptop, logra ajustar
de manera automática el brillo del teclado y también de la
pantalla, para
brindar una calidad de visibilidad adecuada en cada situación.


Qué opción elegir


Las laptops de Apple son muy seductoras desde lo visual, pero también lo son
desde su performance. Estos dos aspectos forman una combinación casi
irresistible.

Lo que hay que tener en cuenta es el precio de estos equipos y que
si en algún momento nos vemos ante la necesidad de ampliar también deberemos
optar por componentes originales. Todo esto hace que debamos realizar una
evaluación de lo que nuestro bolsillo puede pagar.


Si somos usuarios hogareños, la MacBook puede ser una solución más que
interesante, en especial porque es la que ofrece un precio más económico en la
línea de portátiles MAC.

La MacBook Pro está destinada a profesionales, en
especial de las áreas relacionadas con el diseño, el 3D y el campo audiovisual,
también son las más costosas, precisamente porque están enfocadas a un público
que busca soluciones de alta gama.

Por otra parte, las MacBook Air son ideales
para quienes necesitan un equipo liviano para transportar y que además necesitan
aprovechar al máximo el especio. Las MacBook Air ofrecen un equilibrio de precio
entre las MacBook y las MacBook Pro.


El punto final para destacar está especialmente dirigido a quienes no están tan
familiarizados con el mundo MAC.

Estos equipos utilizan MAC OS X, sistema
operativo distinto a Microsoft Windows, que habitualmente se encuentra en PC.

Esto quiere decir que además de existir diferencias en las opciones de sistema,
también el software que se necesita adquirir para estos equipos es distinto que
el que usamos en nuestra PC. 


Si bien es cierto que muchos programas de PC ahora cuentan con versión para MAC,
debemos tener en cuenta que esto hará que debamos adquirirlos nuevamente para
este sistema o buscar otras aplicaciones específicas par MAC.

Anterior: Cómo elegir un equipo Mac portátil

Compartir |

¿Deseas
tu propio blog con
miles de visitas desde el comienzo? ¡¡
Blogs En Plenitud es la
solución para ti !!