Los beneficios de la leche cultivada

Los productos lácteos producen beneficios específicos sobre áreas del cuerpo humano que muchos desconocen. La leche cultivada más precisamente, actúa sobre diversas afecciones comunes en el proceso digestivo.
  
  

 

Principalmente,
la leche cultivada es un producto que se recomienda a personas con problemas
específicos como:

Caída
del cabello

-Bajo
peso

-Afecciones
estomacales

-Ulceraciones
en la boca

-Resecamiento
de la piel

La
gente mayor tiende normalmente a sufrir inconvenientes digestivos, por eso se
les recomienda la leche cultivada, por mantener la flora intestinal, inhibiendo
el desarrollo de bacterias indeseadas y reforzando el sistema inmunológico.

Este
producto puede consumirse con cereales, con miel de abeja, con jugos naturales,
etc. Y por su naturalidad no causa efectos adversos. Está fabricada como una
leche fermentada, adicionando cultivos de bacterias a la leche fresca
esterilizada.

No
es “lo mismo” que el yogur aunque tengan similares composiciones y pertenece
al grupo de los llamados “alimentos vivos”, por la presencia de
microorganismos activos como el lactobacillus acidophilus, el Bifidobacterium y
el Streptococcus Thermophilus.

La
diferencia entre el yogur y la leche cultivada, reside justamente en esos
cultivos y por ende en las características nutricionales que posee cada uno.