Libere sus sentidos en el jardín

Algunas sugerencias para crear un jardín que usted pueda tocar, oler, saborear y oír.

Armar un jardín que involucre los sentidos es más que crear un conjunto de combinaciones de colores, es planificarlo según un esquema sensual de modo de disfrutarlo a través del tacto, el olfato, el gusto y el oído.

Para tocar

Elija plantas que inciten a tocarlas, como las que tienen corteza texturizada o gran follaje. Plante un pino pequeño o alguna otra conífera de pequeño porte; use la yuca y sus púas en un jardín pequeño.

Incluya plantas de textura aterciopelada como la Salvia argentea, el verbasco o la dedalera junto con tulipanes o violetas. Contraste el aspecto de encaje de los helechos con el exuberante geranio.

Evite las plantas espinosas; en cambio elija aquellas que le harán cosquillas en la palma de las manos, como la artemisa, el amaranto y la cresta de gallo. Corte estas tres junto con césped decorativo y obtendrá ramilletes de bella textura.

Considere también hacerse cosquillas en pies, incluyendo plantas suaves de superficie como el musgo, tomillo salsero, o las lágrimas de ángel.

Para oler

Las fragancias activan los recuerdos, así que plante un jardín para no olvidar lleno de flores clásicas con olores dulces como los tabacos ornamentales, y las azucenas.

Para los perfumes de la primavera, plante grosella con jacintos y narcisos. Para los olores de verano, plante lirios y rosas. Plante hierbas aromáticas que estarán listas para el otoño: lavanda, tomillo, melisa y salvia.

En un espacio pequeño, plante en macetas albahaca, verbena o menta. Disfrute de sus olores refrescantes.

Convierta su jardín en un centro de aromaterapia. Elija las plantas con potenciales efectos emocionales, como el heliotropo, la azucena, la lavanda y la menta. Recuerde, la mayoría de las plantas de fragancia descargan su perfume cuando usted las toca.

El sabor

Convierta su patio en una huerta de frutas, bayas, verduras e hierbas. Los paisajes comestibles tienen sentido, sobre todo para los jardineros con espacio limitado.

El cultivar lo que llevará a su propia mesa hará de su jardín una experiencia muy satisfactoria y que pone al alcance de sus manos productos frescos y libres de contaminantes.

Plante en distintos niveles y use el espacio de maneras novedosas. Las fresas y enredaderas hacen de excelentes cobertores de terreno.

Plante los arbustos que producen las bayas comestibles en lugar de las meramente decorativas. Levante los tomates a lo largo de una pared soleada, luego plante morrones y capuchinas a sus pies.

Combine verduras y hierbas en los canteros; le podrá agregar textura con acelga y ruibarbo, un toque de orden con terraplenes de albahaca, o de altura con montículos cubiertos de porotos.

Para oír

Los pájaros cantan dónde las semillas crecen. Plante girasol, mijo y cártamo para atraer a estos amantes de las semillas. Las abejas convertirán las flores en fábricas de comida. Plante salvia, petunia, y bergamota.

Y cree un efecto de suave percusión colgando campanitas en una rama árbol o preparando una cascada pequeña.

Y ya que estamos hablando de lograr el hogar que siempre soñaste, ¿has pensado en el feng shui?
Inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Feng Shui, haciendo clic aquí.