Las diez claves para cuidar el jardín durante el otoño

Si deseamos que el jardín no pierda su atractivo durante el otoño, y que las plantas y arbustos puedan crecer con más fuerza y salud durante la primavera, hay que conocer estas diez claves
  
  

El verano ya ha quedado
lejos, pero esa no es razón para que nos olvidemos de las tareas en nuestro
jardín, puesto que de hecho esta es la época del año donde debemos prepararlo
para que pueda brillar en todo su esplendor durante la primavera. 

Por eso, si estamos
dispuestos a hacer un pequeño esfuerzo y tomar una serie de cuidados especiales,
podremos tener un jardín preparado para dar lo máximo de sí en el momento de la
llegada de la primavera, pero también uno listo para aprovechar al máximo todos
aquellos colores típicos de la vegetación otoñal, también extremadamente bellos. 

Diez pasos para poner manos a la obra

  1. La cuestión principal a focalizar en
    los jardines durante el otoño, es la misma recolección de semillas, que luego
    deberá guardarlas en lugares secos, o bien sembrarlas en almácigos, para que
    florezcan en la primavera.

  1. Aún así, también en esta época del
    año es posible realizar algunas siembras, como por ejemplo las de las semillas
    de caléndulas o alverjillas, las cuales se pueden colocar sin mayores
    problemas en cualquier tipo de canteros, siempre y cuando se haya preparado
    previamente la tierra.

  1. Esta época del año, es también el
    momento más propicio para separar las matas de las herbáceas, ya que las
    mismas seguramente han dejado de florecer. Esto es especialmente importante en
    el caso de aquellas plantas que ya han crecido demasiado, por lo que
    probablemente se estén amontonando con las otras que se encuentran en nuestro
    jardín.

  1. Asimismo, también sería muy útil
    cortar todas las flores secas, salvo aquellas que posean en su interior
    cápsulas de semillas, y se las desee guardar para realizar otro sembrado
    posterior. Si no permanecen en la planta, podrán tener problemas para
    germinar.

  1. Como sabemos, la poda es también una
    actividad clásica durante esta temporada, ya que es imprescindible para que
    las plantas queden lista para la primavera, sobre todo en lo que se refiere a
    arbustos o plantas que recientemente hayan dejado de florecer.

  1. Una especial atención merecen los
    rosales, los cuales podrían deteriorarse fuertemente si no se le podan las
    ramas que estén secas o bien muy crecidas. Asimismo, será muy importante
    recortar plantas trepadoras, enredaderas y ligustrinas.

  1. En relación al césped, sería muy útil
    eliminar yuyos y malezas, así como también emparejar la superficie con una
    arena fina de río, sobre todo antes de realizar la resiembra de estación, que
    se suele hacerse un tiempo antes que terminen los días más calurosos y húmedos
    que tiene el otoño.

  2. También en relación a la superficie,
    se recomienda abonar la tierra con alguna materia orgánica, ya que durante
    esta época existe una amplia variedad de especies que empiezan a florecer,
    como puede ser el caso de las violetas de los Alpes, las prímulas y las
    violas. Con un abono, estas plantas crecerán sin dudas más fuertes.

  1. Si el jardín es muy amplios, también
    podría combinar especies de follaje caduco con otras cuyo crecimiento sea de
    forma perenne, pues de esta forma se podrá asegurar una vista atractiva y
    colorida durante todo el año.

  1. Finalmente, tenga en cuenta que el
    otoño también es también una muy buena época para plantar árboles, pues los
    mismos corren un menor riesgo de secarse, y crecen además con mucha más
    vitalidad.