Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

La salud a través del Ayurveda

Todos somos únicos, y solo a través de la comprensión de esa unicidad puede lograrse la salud, sostiene el Ayurveda…
  
  

Ahora que
tenemos una mejor comprensión de lo que comprende la vida, podremos comenzar a
indagar algunos de los principios del Ayurveda y cómo quizás estos puedan
afectarnos.

En el Ayurveda
nosotros vemos a una persona como única e individual, compuesta de cinco
elementos primarios. Los elementos son el éter (espacio), el aire, el fuego, el
agua, y la tierra. Así como en la naturaleza, nosotros también tenemos estos
cinco elementos dentro nuestro. Cuándo cualquiera de estos elementos se
presenta en el ambiente, los mismos provocan un cambio pues tienen influencia en
nosotros.

Los alimentos
que ingerimos y el tiempo son apenas dos ejemplos de la presencia de estos
elementos. Mientras que estamos compuesto de estos cinco elementos, ciertos
elementos parecen tener una habilidad para combinarse y crear varias funciones
fisiológicas.

El éter y el
aire se combinan para formar lo que se conoce en la Ayurveda como el Vata dosha.
Vata gobierna el principio del movimiento y por lo tanto se puede ver como la
fuerza que dirige los impulsos de los nervios, la circulación, la respiración,
y la eliminación.

El fuego y el
agua son elementos que se combinan para formar el Pitta dosha. El Pitta dosha es
el proceso de transformación o metabolismo. La transformación de comida en los
nutrientes que nuestros cuerpos pueden asimilar, es un ejemplo de una función
de pitta. Pitta es también responsable del metabolismo en los sistemas de los
órganos y el tejido, así como del metabolismo celular.

Finalmente,
predominan también el peso de los elementos de agua y tierra que se combinan
para formar Kapha dosha. Kapha es responsable del crecimiento, agregándose a la
estructura unidad por unidad. Otra función del Kapha dosha es ofrecer protección.
Los fluidos espinales-cerebrales protegen al cerebro y la columna espinal y son
un tipo de Kapha que se puede encontrar en el cuerpo. Asimismo, la mucosa que se
encuentra alrededor del estómago es otro ejemplo de la protección del Kapha
dosha a los tejidos. Todos estamos compuestos de proporciones singulares e
individuales de Vata, Pitta y Ka pha. Estas proporciones de doshas varían en
cada individuo, y es justamente por esto que el Ayurveda ve a cada persona como
una mezcla especial que suma a nuestra diversidad.

Ayurveda nos
brinda un modelo para mirar cada individuo como una constitución única e
individual de tres doshas, en la que se deberán diseñar protocolos de
tratamiento que se establecen específicamente para los diversos tipos de salud
de estas personas. Cuándo cualquiera de las doshas (Vata, Pitta o Kapha) se
acumulan, el Ayurveda sugerirá un estilo de vida específico y pautas
nutritivas para ayudar al individuo a reducir el dosha que ha llegado a tener en
exceso.

Es posible también
sugerir ciertos tipos de suplementos herbarios para acelerar el proceso
curativo. Si existen excesivas toxinas en el cuerpo, entonces será menester un
proceso de purificación conocido como Pancha Karma, que se utiliza justamente
para eliminar estas toxinas no deseadas.

En suma

El entendimiento
de que todos somos individuos únicos permite al Ayurveda concebir la salud no sólo
de forma general sino también a explicar por qué una persona responde de forma
diferente que otras. Por eso, es importante que a la medicina moderna
occidental, se intente incorporar los principios del Ayurveda para ganar una
concepción más profunda sobre uno y cada uno de nuestros cuerpos, sentidos,
mentes y almas, dentro de este milagro que llamamos vida.