La psicologización de la justicia

En el tango "Volvamos a empezar" (1953) , el hombre vuelve de la cárcel, se reencuentra con su esposa e hijos y dice: "los Jueces de mármol nunca comprendieron que a veces la vida te obliga a matar"

Refiere a un Juez frío, incapaz de comprender los avatares que llevaron a un hecho, ciego a los vínculos humanos e  implacable aplicador de la letra de ley. 

En Derecho de Familia siento que se ha pasado al otro extremo: la psicologización de la Justicia en tal grado, que pareciera que es pecado mortal dictar sentencia y que la solución la gente la debe encontrar en una terapia conjunta. 

Aclaro que soy una de las abogadas más "psi" del medio.
Hace muchos años que advertí que la ley sola no me alcanzaba comprender y ayudar a mis clientes e hice cuanto curso de Psicología para Abogados encontré, cursé la carrera de Psicología Social, hice un posgrado en Psicodrama, me formé, matriculé y ejercí como Mediadora, tengo formación en psicología de distintas corrientes, mi biblioteca de psicología es atípicamente nutrida. Me apasiona la psicología. Creo que se nota…:-).

Soy partidaria de la terapia personal, de pareja o de familia, según los casos, pregunto a mis clientes si antes de tomar determinada resolución en sus vidas (por ej. un divorcio) han hecho una terapia de pareja o bien sugiero que ante la iniciación de determinados juicios con mucha carga afectiva, mis clientes cuenten con un espacio terapéutico paralelo.  

Aclaro todo esto para sepan que no soy "la abogada típica" que sólo lee el Código Civil y los fallos. 

Soy partidaria de la negociación extrajudicial, de la mediación (cuando el conflicto es mediable), de la psicoterapia, del trabajo interdisciplinario y de todo lo que pueda ayudar a resolver problemas. 

Pero…aquí viene el pero. NO TODOS LOS JUICIOS EN LOS QUE SE DETECTA UN CONFLICTO VINCULAR DEBEN RESOLVERSE NECESARIAMENTE A TRAVES DE LA REALIZACION DE UNA TERAPIA, sino que a veces es necesario QUE SE DICTE UNA SENTENCIA que decida lo que la gente no pudo, no quizo, no supo resolver sola y no quiere tampoco ahora:

Mantener interminables entrevistas de revinculación, por ej. entre dos hermanos que se odian, que se amenzan de muerte, que se roban y toda la vida se llevaron mal y no puede ser la Justicia quien "arregle" el vínculo a través de la intervención de una trabajadora social y una psicóloga, cuando son los mismos hermanos los que manifiestas que NO QUIEREN retomar la relación, que "los enferma" cada encuentro obligado que les imponen.

Ellos acudieron a la justicia a buscar eso: justicia, que signfica "dar a cada uno lo suyo". Y NO LES IMPORTA YA EL VINCULO, les importa dividir por ejemplo una herencia.
 

Iniciar una terapia vincular entre un matrimonio separado hace 15 años, donde cada uno tiene su terapia individual, sus nuevas parejas, sus hijos grandes y sólo se pretende que un Juez reconozca que ha caducado el convenio de alimentos al haber cambiado la situación de hecho y por ende el hombre ya no debe continuar pagando la cuota pactada en otras circunstancias.

Si esto pasó por mediación y no hubo acuerdo, si se inició una demanda y no hubo allanamiento, ¿ es necesario insistir en "mandar" a esta ex pareja de terapia para que mejoren su comunicación – eterna muletilla – y le den fin al litigio?

Uno de los dos dice que no, que ya hicieron suficientes terapias, mediaciones, etc. Punto. Entonces que continúe el juicio y RESUELVA EL JUEZ.
 

Si el Juzgado manda compulsivamente  este tipo de casos a terapia, con las mejores intensiones (no lo dudo), SE PIERDE EL TIEMPO.

He tenido demorados expedientes más de un año por un tribunal de 1° o de 2° Instancia estuvo "esperando que las partes se pongan de acuerdo" cuando era evidente que morirían litigando (así fue), pero sin bajarse de sus posiciones y sin desear volver a verse ni siquiera para terminar el juicio.
 

En esos casos, aunque a veces me defino como una "abogada psico-social", aunque sea partida de la modernización y humanización de la justicia, afirmo que los Jueces no deben olvidar que una de sus principales funciones es dictar sentencia. Intentar primero ayudar a un acuerdo?

Perfecto. Pero que no necesariamente sea mediante una terapia con gente que no desea hacerla. Gente adulta que está litigando por cuestiones patrimoniales aunque tengan o hayan tenido un vínculo familiar.
 

Por otra parte, saben los profesionales "psi" que gran parte del resultado que pueden obtener con sus pacientes depende del grado de motivación que tengan éstos.

En mi experiencia profesional como abogada de familia, cuando las terapias vinculares se hicieron "por orden del tribunal" y no porque lo consensuaran las partes, siempre fracasaron y sólo constituyeron una dilatación más de la sentencia.
 

No teman. No me volví prehistórica ni reniego de la psicoterapia. Soy conciente que los jueces actuales son mucho más abiertos y están más instrumentados para resolver conflictos sin litigio.

Lo que me enoja es la terapia no deseada en reemplazo de la sentencia pedida. 

Y si quieres superar tus temores y mejorar tu calidad de vida, te sugerimos inscribirte ahora en nuestro curso gratis de Superación Personal, haciendo clic aquí.