La música según Schopenhauer

Con respecto a la música, Schopenhauer desarrolla como una contrapartida de su interpretación de las artes visuales y literarias, una explicación que coordina la música con el polo subjetivo de la universal distinción sujeto-objeto.

Su explicación sobre la música corresponde al mundo como voluntad en su objetivación inmediata.  

Separada de las otras artes tradicionales, Schopenhauer sostiene que la música es el arte más elevado y está al mismo nivel que el de las propias Ideas Platónicas, en la medida en que  la música también es una objetivación inmediata  de la voluntad. 

Tal como la Ideas Platónicas, contienen los formatos de los tipos de objeto en el mundo cotidiano, el campo de la música duplica formalmente la estructura básica del mundo: las notas de un bajo son análogas a la naturaleza inorgánica, las armonías son análogas al mundo animal y las melodías son  análogas al mundo humano.

Y así como el sonido de las notas del bajo  producen estructuras sonoras  más sutiles en las armónicas, una vida más llena de entusiasmo surge de la naturaleza inanimada.     

En resumen, Schopenhauer percibe en la estructura musical, una  serie  de analogías con las estructuras del mundo físico que le permiten afirmar que la música es una copia de la voluntad en si misma.  

La visión de  Schopenhauer a primera vista podría parecer extravagante, pero está subyacente la comprensión de que si uno va a analizar la verdad del mundo. podría resultar ventajoso captarlo no exclusivamente en términos científicos, mecánicos y causales, sino más bien en términos estéticos, analógicos, expresivos y metafóricos  que requieren un sentido del gusto para su discernimiento.      

Y si la forma del mundo se refleja de la mejor manera  en forma de música, entonces la mayor sensibilidad filosófica será una sensibilidad musical. 

Esto explica parcialmente la positiva atracción de la teoría de la música de  Schopenhauer para pensadores tales como Richard Wagner y Friedrich Nietzsche, ya que ambos  fueron del tipo músico-filósofo.


Respecto al tema de lograr estados mentales más apacibles y trascendentes, Schopenhauer estima que la música cumple este fin, encarnando las formas de los sentimientos removidos de sus circunstancias particulares cotidianas.

Esto nos permite percibir la quintaesencia de la vida emocional, sin el contenido que típicamente causaría un sufrimiento.

Mediante la expresión de emoción de esta manera desprendida y desinteresada, la música nos permite comprender la naturaleza del mundo, sin la frustración involucrada en la vida diaria y por consiguiente en una modalidad de percepción estética que está emparentada con la tranquilidad de la contemplación filosófica del universo.  


Fuente:
Stanford Encyclopedia of Philosophy
Biographies of Schopenhauer

¿Te gusta la música?
Inscríbete ahora en nuestros cursos gratis:
Canto
Armonía musical para música popular y comercial