La máquina infernal, Parte 2

Y otras poesías

Los isleros

Los isleros vienen, los isleros van

se desliza la canoa lentamente

por el río con su preciosa carga

remando y remando llegaran.-

Bajo el sol abrasador en un día

de intenso calor sudorosos y

con sus torsos desnudos buscan

en la costa lejana una señal

que indique el final de la patriada

ansiada.-

Ya la pequeña bahía salta a la vista,

unos patos chaporrean en el agua

mientras el canto de los pájaros

se escucha sin cesar.-

Quietud total permite arribar

sin problemas al lugar.-

Aguas mansas parecen abrir el paso

son los víveres que hasta el próximo

año deben durar.-

En la pequeña playa las lavanderas

refriegan sin cesar ; corretean ansiosos

los perros y los chicos juegan

sin importarles lo que vendrá.-

Ya arriban los botes con la mercadería ,

la gente abandona sus cosas y a la

disparada va a ayudar , a los viajeros

que muy cargados están

los isleros vienen , los isleros van.-

La Niña Hermosa

Posa el pájaro sobre la rama frondosa

suaves trinos emite de alegres sonidos

tiemblan las verdes hojas, silba el niño

una alegre melodía, mientras el viento

suave roza a la niña hermosa que toda

pudorosa mira a su joven galán.-

Que piensa la niña hermosa, que mira

tan absorta, acaso guste del joven, del

pájaro o de las verdes hojas, del viejo árbol

silba suave el viento y arrastra consigo

los pensamientos de ambos sobre la rama

frondosa.-

Anterior