La hormona del amor

Al hablar de amor, neurológicamente, lo primero que se viene a la mente es la hormona oxitocina, sinónimo de sexualidad y atracción. ¿Cómo los afecta, a ti y a tu pareja?
Para liberarla se tiene que tener contacto físico o visual con alguien o algo al que le tengamos afecto. Para saber más, te invitamos a ver la siguiente cápsula con Eduardo Calixto:


Se produce en la región del cerebro, hipotálamo, y es una de las pocas hormonas que está adaptada para procesar de forma inmediata y modular nuestra conducta, por ejemplo, cuando recibimos un abrazo, un beso, o alguna muestra de afecto, inmediatamente producimos oxitocina, lo que nos hace entrar en un ambiente de satisfacción, alegría y bienestar.

Como dato curioso, la hormona del amor, la tenemos desde que nacemos, está en toda nuestra vida, se produce al tener orgasmos, en el trabajo de parto, produce cambios en el útero de la mujer, en el amamantamiento, además otorga calma, confianza, y disminuye el estrés.

Aldo Rosell, autor de "Afrodita en la cama", te enseña la manera exacta para satisfacer a cualquier hombre y lograr que él no quiera estar con ninguna otra mujer- Encuéntralo haciendo clic aquí