La entrevista por competencias

Si buscas un trabajo, tu futuro laboral dependerá de tu pasado…

Cuando se está buscando a un candidato para ocupar un puesto, las empresas suelen recurrir a las entrevistas personales. Para ello utilizan muchas herramientas y una de ellas es la entrevista por competencias.

Esta se trata de una técnica que ayuda a conocer en profundidad a las personas y a bucear en su pasado para obtener una descripción de su comportamiento laboral.

Lo que hace está técnica es predecir el futuro a través del pasado. Según los expertos, los seres humanos tienen una serie de conductas que van repitiendo a lo largo de su vida. Por lo tanto, si se puede saber cómo se comporta una persona ante una determinada situación laboral, es posible determinar cómo actuará si le ocurre algo similar.

Esta herramienta se puede aplicar para seleccionar todo tipo de personal, aunque en estos momentos se utilice para empleados de cargos superiores, porque es compleja y costosa.

Debido a su duración (mucho más tiempo que una entrevista normal) permite evaluar mejor al postulante.

Para utilizar este método las empresas deben fijar las competencias genéricas: la visión, misión y los grandes valores que se persiguen. En segundo lugar y para que esas ideas sean más concretas, es preciso detectar a los empleados exitosos que tienen este comportamiento. 

La clave para el entrevistado es cómo responder estas preguntas

Los postulantes deben responder con total honestidad, ya que es muy difícil engañar a un buen entrevistador.

Si el postulante está enojado por una mala experiencia anterior, en la entrevista tiene que tratar de dejar de lado la emoción. De lo contrario, no podrá contar lo que sabe hacer. Tampoco es bueno relatar cómo actuaría ante situaciones hipotéticas, porque corre el riesgo de dejar volar la imaginación y no contar su conducta real.

Para eliminar esta carga afectiva la mejor gimnasia es encerrarse en el cuarto y contar tantas veces la historia hasta que se logre relatarla de manera natural y sin estar enojado. Si se tiene la situación analizada y comprendida, entonces se podrá contar la historia con tranquilidad.

El entrevistado debe evitar sentirse como frente a un profesor que está empecinado en reprobarlo. En realidad lo beneficioso para la persona es que alguien lo evalúe de esta manera porque su éxito consiste en conseguir el trabajo adecuado. Obtendrá ese puesto si el entrevistador fue bueno y lo observó atentamente.

Si quieres aprender las claves de una imagen personal ganadora, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Imagen Personal haciendo clic aquí.