Investigaciones privadas: el negocio de descubrir la verdad

Robos en empresas, infidelidades conyugales, y deseos por conocer la verdad hicieron del investigador privado en nuestro país, una labor cada vez más redituable de un trabajo hecho en secreto. Conozca el por qué de este crecimiento.

La inseguridad de nuestras calles, robos y crímenes terminaron creando un negocio preventivo millonario que comprende cerca de 1000 agencias de investigaciones y seguridad privada, y moviliza un total de 800 millones de dólares.

Para las agencias, los trabajos que dejan mayor ganancia están en las empresas que los contratan para investigar los robos en las empresas, aquellos que se van produciendo lentamente cada día según una rutina diaria, comúnmente llamados “robos de tipo hormiga”.

Y en segundo lugar, se encuentran los casos en los que se sospecha deslealtad marital y la búsqueda de personas, las que son buscadas por las localidades más remotas del país.

El trabajo del investigador privado surgió a partir de la necesidad de la gente que sospechaba que se estaba efectuando algún delito y necesitaba descubrir su origen.

A modo personal, tenía que verificar en hechos las sospechas a faltas a la verdad y a modo empresario, resolver un faltante de mercadería o dinero.

Muchas veces, estos trabajos no los podía hacer el involucrado en persona,
y necesitaba de la participación de otra ajena a la situación que averiguara los pormenores del delito, en ocasiones presentándose bajo una nueva identificación.

A modo operativo, el investigador puede realizar su tarea de modo independiente o ser parte de una agencia, las cuales en su generalidad, también realizan trabajos de vigilancia y seguridad personal.

Son las mismas empresas las que solicitan un servicio de investigación cuando registran sospechosas pérdidas de dinero.

Sobre todo en los robos tipo hormiga: cuando hacen el balance a fin de año notan que les falta mercadería y entonces deciden llamar al investigador para que realice un seguimiento a los transportistas.

Otras veces se introducen en las compañías como empleados nuevos para estudiar de cerca el desenvolvimiento diario del trabajo.

Una de las técnicas para introducirse sin ser sospechados es responder a un aviso en el diario (publicado en connivencia con el dueño de la empresa) que solicita trabajadores para determinado trabajo.

También las agencias se dedican a investigar cuando los padres desean saber cuáles son los lugares que frecuentan sus hijos, los motivos por los que llegan tarde y por ello, les piden que realicen un seguimiento de las amistades que tienen.

Sin embargo, uno de los casos más frecuentes que reciben es el de pareja, cuando uno de los dos sospecha de infidelidades de otro y recurre a una agencia para asegurarlo.

En nuestro país la tarea del investigador es privada, a diferencia del detective que trabaja para el estado resolviendo los casos de crímenes.

¿Quién está habilitado para poner una agencia de investigación privada? Cada provincia regula a través de la Policía, Gendarmería y Prefectura la manera en que la empresa de investigadores puede trabajar dentro de su jurisdicción. Pero la habilitación no se la otorga a la compañìa, sino a su director técnico ejecutivo, que puede ser un policía militar retirado o abogado.

En cuanto a el costo de los servicios y el porqué de su abultada facturación, algunos precios son los siguientes: en muchos casos, las investigaciones por deslealtad conyugal se cobran entre 20 y 30 pesos la hora con un mínimo de servicio de cuatro horas más a 80 centavos por kilómetro recorrido.

En el caso de un servicio de cacheo en una empresa, se paga 5,20 pesos la hora con un mínimo inamovible de cuatro horas.

También hay agencias que alquilan sus equipos de cámaras ocultas a 700 pesos más IVA la jornada, varios canales de televisión suelen solicitar sus servicios para este tipo de trabajo. En un momento de inseguridad delictiva, sus servicios son se solicitan con mayor frecuencia.

El mayor inconveniente con que se pueden encontrar los investigadores es que la persona que les encargue la investigación no quiera saber la verdad (sobre todo en un trabajo de deslealtad conyugal). Pero eso, es parte de su oficio.

En todos los casos, el investigador se remonta al estudio del pasado para entender qué está sucediendo en este momento, resolviendo los dilemas desde el lugar del misterio.

Por eso, debe encargárselo a una persona espontánea, ingeniosa, y preparada para adaptarse a diferentes situaciones y lugares, que debe saber cómo vestirse y hablar según las distintas situaciones.

Mayormente es un trabajo que depende de la propia capacidad, y se aprende sobre todo en la calle, o con las experiencias de los compañeros. No hay reglas fijas, cada situación es nueva y tiene sus propias incógnitas a resolver.

Pero todo negocio tiene su límite, aquí es no invadir el derecho a la intimidad de las personas. Las agencias pueden ser demandadas penalmente por la persona investigada si considera que violaron su intimidad.

Un método para resolver la inseguridad y sus misterios desde el ámbito más local.


×

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click Add to Home

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click
& Select "Add to Home Screen"

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline

Just Click Responsive image
& Select "Add to Home Screen"