Informe especial: el mal de la vaca loca. Situación en Europa.

La Comunidad Europea en “alerta roja”
  
  

En
julio de 1989, la Comunidad Europea aprobaba la primera legislación sobre la
restricción del comercio de ganado vacuno de procedencia británica. Desde
entonces hasta hoy, se han tomado más de 70 decisiones al respecto, entre
leyes, recomendaciones y disposiciones en lo que se considera la crisis
alimentaria peor gestionada en la breve historia comunitaria.

Hoy,
la incidencia global de la encefalopatía espongiforme bovina ha caído en toda
Europa merced a la solución del problema británico, que supone un 99 por 100
de los casos registrados. Pero aumentan los animales infectados en países como
Alemania, Francia y España.

El
Comité Científico Director de la Unión Europea ha expresado su
preocupación por la falta de rigor a la hora de aplicar las normas para paliar
el problema de una manera unificada en todo el continente. Actualmente, se han
registrado ya más de 181.000 casos de animales enfermos y han muerto 89
personas.

Las
medidas adoptadas por los países afectados han ido creciendo paulatinamente a
pesar de las medidas cautelares impuestas a las importaciones y los exhaustivos
controles sobre ganado y mataderos, que han llegado a la prohibición del
consumo del espinazo del chuletón.

Adiós al “chuletón de
vaca”

El Comité Veterinario Permanente que representa a los 15 países de la UE, ratificó
el 7 de febrero la prohibición del chuletón de vaca mayor de un año. Una medida que entró en vigor el pasado día 1 de
abril en todos los países de la Unión por lo que se tendrá que desechar la
columna vertebral de estas reses.

No
así, el sabroso rabo de toro, dado que hasta esta zona no llegan los ganglios
dorsales, que son los que pueden estar contaminados con el prion de la
encefalopatía espongiforme bovina o mal de “las vacas locas”

Esta
medida, sin embargo, no tiene carácter homogéneo ni definitivo. Quedaron
exentos de tal prohibición cinco países de la UE: Suecia, Finlandia, Austria,
Reino Unido y Portugal.

En los tres primeros porque no se han detectado casos de vacas enfermas nacidas en su suelo.
Portugal, porque esta prohibición del chuletón sólo afecta a las vacas nacidas antes del 1
de enero de 1999. Y respecto al Reino Unido, quedó excluido por los exhaustivos controles,
aunque los productos destinados a la exportación deberán seguir vendiéndose
deshuesados.

Los
países ahora obligados a prescindir del chuletón podrán volver a consumirlo
cuando nuevos datos epidemiológicos demuestren que la EEB va en retroceso,
sobre todo porque se haya cumplido la prohibición de utilizar harinas animales.

La Comisión Europea es partidaria de que la retirada del espinazo se lleve a
cabo en las carnicerías, como se hace en Francia.

Argentina puede vender en Europa chuletones
de vaca con espinazo

Pero todo no van a ser malas noticias para los amantes de la buena mesa y
los restaurantes que están sufriendo también la crisis de “las vacas
locas”.

España y Europa aunque se despidieron del chuletón de vaca con espinazo producido en su
territorio, este suculento plato no desaparecerá totalmente de la dieta. Trece
países están exentos de la obligación de deshuesar el chuletón de vaca
adulta y pueden venderlo en Europa. Se trata de Argentina, Australia, Botswana,
Brasil, Chile, Namibia, Nicaragua, Noruega, Nueva Zelanda, Paraguay, Singapur,
Suazilandia y Uruguay.

La
posibilidad de consumir bovino con sus MER incluidos ( materiales específicos
de riesgo: columna vertebral, médula, sesos, intestinos, etc.) de estos trece
países se contiene en las conclusiones aprobadas por el Comité Científico Director de la Unión europea que el
día 2 de abril dio a conocer su último informe sobre los llamados “riesgos geográficos”
de la EEB en terceros países.

El
informe, disponible en la red para cada uno de los países analizados

http://europa.eu.int/comm/foot/fs/sc/ssc/outcome_en.html

supone
un varapalo para los países de la Europa del Este, al estar considerados como
países de alto riesgo de tener “vacas locas” , por lo que no pueden
exportar a la UE vacuno sin retirar los MER.

Por
otra parte, la UE desaconseja , como medida de precaución, tomar leche de vacas que presenten síntomas de padecer
encefalopatías.

Por
lo que respecta a España, de nuevo se conoció otro caso de “vaca loca” en
la localidad de Columbrianos. Con este ya son seis los casos detectados en la
provincia de León.

Bruselas insta a los miembros de la UE a
que refuercen sus controles contra las “vacas locas” y el Ministro Español de Agricultura , Arias Cañete, anuncia que hará
300.000 test priónicos al ganado vacuno durante 2001.

Situación
en Argentina