Hoteles boutique

Los hoteles boutiques dan servicio personalizado y se caracterizan por ser lujosos y notablemente más pequeños que los hoteles de cadena. Esta es, junto con su diseño elegante y muy cuidado, una de las principales razones por las que alojarse en un hotel boutique puede brindarte una experiencia única:

Las principales características que definen a esta clase de hotel son el servicio íntimo y detallado que ofrecen a los clientes, la locación céntrica y el diseño estructural.

Suelen tener menos de cien habitaciones y la estadía es ideal para quienes deseen ser mimados o disfrutar de unos días de suma tranquilidad en donde ningún detalle quede fuera de los planes.

Este concepto de hotel se creó en 1980 en Estados Unidos y ocupó el espacio vacío que generaron las grandes cadenas hoteleras. Lo que se consiguió fue potenciar el contraste entre la clase de servicio y estilo que ofrece un hotel y otro.

“El lujo es uno de los componentes esenciales de los hoteles boutique. Lo que intentan es diferenciarse y distanciarse de la opción que brindan las grandes marcas hoteleras que son todas iguales y en la mayoría de los casos, éstas responden a una atmósfera tradicional.

En los hoteles boutiques es posible apreciar diferentes temáticas para que el cliente se sienta como en su casa. Hay exposiciones de arte y hasta puede haber salas de cine para disfrutar de una buena película.

También pueden encontrarse conciertos o dependiendo de la temática del hotel se podrá disfrutar de una u otra posibilidad”, comenta la Licenciada en Hotelería y Turismo, la española Rosi Triviño García.

Un hotel boutique presta los servicios tradicionales de cualquier hotel y agrega su toque distintivo y personal. “Poder disfrutar de una estadía por más corta que sea en uno de estos hoteles será una experiencia maravillosa.

Si lo que se desea es relajarse, hospedarse en uno de estos sitios permitirá disfrutar de diferentes sitios para la relajación, quienes sean admiradores o practicantes de la vida sana y la ecología también tienen la posibilidad de encontrar un hotel boutique temático que se refiera a estos asuntos ya que hay varios hoteles en donde no solamente la comida es especialmente saludable, sino que ofrecen clases y talleres en donde se explican cuestiones relacionadas.

Los productos son ecológicos y los materiales de las habitaciones son reciclables”, sostiene la profesional.

Los profesionales que se encargan de administrar esta clase de hoteles conocen las preferencias de los clientes con antelación.

“Saben qué música prefieren para colocar en la habitación, si beben alcohol o prefieren alguna otra bebida para el momento de la bienvenida y demás detalles que hacen que el servicio sea detallado y personalizado.

Estas actitudes hacen que el cliente se siente contento, bien atendido y sumamente cómodo, como si se estuviera entre amigos”, comenta la especialista.

La atmósfera creada es de suma importancia. “Al entrar en un hotel boutique es posible notar la diferencia con un hotel de una cadena internacional ya que el ambiente es mucho más cálido y acogedor”, finaliza diciendo la experta.