Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Homeopatía contra la melancolía

Las características de personalidad de los melancólicos y crónicamente tristes, y los recursos de la homeopatía para ayudarlos

PSORINUM 

El enfermo Psorinum es una persona debilitada (de muy débil reacción) Es portador de un estado de tristeza profunda, casi visceral, sumido en una melancolía persistente que se retro-alimenta a partir de su creencia de que será casi imposible superar su imaginariamente grave enfermedad.

Debido a que se trata de una persona cuyas funciones homeostásicas son   muy lentas y es aquejado de una debilidad parética, arrastra una carga emocional caracterizada por un pesimismo que le hace ver todo negro y sin esperanzas futuras.

Dicho estado mental alterna con etapas de una llamativa ansiedad, salpicada de malos presagios, situación que incrementa su desaliento y reactiva su irritabilidad reaccional. Esto último desemboca algunas veces en ideas de suicidio, a pesar de su marcado temor a la muerte.

Sus tareas laborales o sus negocios se ven afectados por su pesimismo a ultranza, ya que no es capaz de tomar conciencia de los reales beneficios de sus actividades productivas.

Frecuentemente desea estar solo, ya que se siente incapaz de disfrutar de la vida y de su familia. Esa soledad la aprovecha para sumergirse en ideas obsesivas acerca de la precariedad de su estado de salud.

Los ruidos provenientes de su entorno inmediato lo fastidian y sobresaltan, hecho éste que fortalece su obsesión por la soledad.

Padece de una fuerte carencia de goce existencial y sexual, debido a su incapacidad psíquica para lograr enfocar sus tendencias libidinosas en el mundo exterior. Esa energía libidinosa se re-dirige hacia su propio organismo, impidiendo transferir las cargas emocionales a sus objetos de amor.

Sus mecanismos psíquicos de compensación se re-estructuran bajo la forma de una neurosis transferencial, única defensa al alcance de un "yo" desvalorizado.

Aparenta estar ofuscado y desarrolla ideas extravagantes e ideas fijas que se reflejan con facilidad en sus sueños angustiosos y amenazadores, sueños que traducen claramente sus temores respecto a la evolución futura de sus estado de salud.

No es raro verlo afectado por una melancolía religiosa que es la expresión última de su desesperación por recobrar su salud y la armonía fisiológica. 

Para saber más, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Homeopatía, haciendo clic aquí