Hombres vs. mujeres: ¿quién usa más tranquilizantes?

Según un estudio reciente, quienes más tranquilizantes consumen son
  
  


La
ingesta de medicamentos ha ido en aumento en los últimos años. “El ritmo de
vida, las preocupaciones, los problemas en general hacen que una persona recurra
a la farmacia a pedir un remedio para calmarse.

Lo más grave es la
automedicación sin control de un especialista
”, sostiene el psicólogo
argentino Roberto Peralta.

La mujer
es quien más sufre las consecuencias del ritmo de vida actual. “Las múltiples
actividades, la carga emocional que conlleva el tener que hacer frente a varios
aspectos de la vida hacen que la autoestima y las emociones pierdan su
equilibrio.

Por recomendación de familiares o amigos, es bastante habitual que
una mujer se compre sin aval medico un medicamento para aliviar los síntomas que
le ocasionan malestar, pero no sabe la dependencia que generan”
, comenta el
especialista.

Según una
investigación de la Sociedad Española de Medicina, el 70 por ciento de los
tranquilizantes que se venden en España son consumidos por mujeres


Características de los tranquilizantes:

·
Actúan sobre el sistema nervioso

·
Producen cambios en la conducta

·
Poseen un
efecto sedante

· Son
los más utilizados por las mujeres

Una
persona que esté acostumbrada a tener que valerse de un tranquilizante para
calmarse, no podrá dejarlo de golpe.

“Es peligroso quitar de manera radical
la medicación a alguien que ha estado automedicándose sin control. Hay que
hacerlo de a poco para evitar las crisis y el síndrome de abstinencia que se
genera como si se tratara de cualquier droga
”, comenta el profesional.

Síntomas
de abstinencia:

·
Insomnio

·
Diarrea

·
Nauseas

·
Ansiedad

·
Pesadillas

·
Agitación

·
Taquicardia

El
consumo de los tranquilizantes y de los antidepresivos está aumentado
peligrosamente. “Las mujeres también consumen más medicinas para calmar la
ansiedad por una cuestión biológica.

Ellas están más predispuestas a sufrir
alteraciones emocionales. Otro factor importante es que los hombres demuestran
menos sus necesidades y no consultan a los especialistas para un tratamiento
contra la ansiedad o depresión”
, continúa explicando el especialista.

A tener
en cuenta:

·
Antes de acudir a comprar un medicamento contra la ansiedad o para calmar los
nervios, plantearse la opción de intentar otras medidas como la práctica de
algún deporte que permite el desahogarse o el realizar alguna actividad que
fortalezca la autoestima.

·
Comer adecuadamente para tener la energía adecuada. Muchas veces, los problemas
se enfrentan de distinto modo si se tiene la fuerza anímica y orgánica para
combatirlos.

· Los
medicamentos generan dependencia. Siempre que se pueden evitar, mucho mejor.

Descubre una nueva herramienta de
autodescubrimiento y ayuda a los demás con nuestro
curso gratis de

Psicología Transpersonal
. 
Inscríbete ahora haciendo
clic aquí
.