Heidelberg, la ciudad soñada

Heidelberg, con setecientos años de historia, se sitúa en el Valle del Rin y sorprende por su riqueza monumental y su animada vida cotidiana. Sus inigualables carreteras hacen muy fácil llegar a esta ciudad alemana y la comunican con total comodidad con otras partes de Europa…
  
  


Su estilo es romántico, sus puentes,
castillos y edificaciones imponentes
contribuyeron a lo largo de todos estos años a ser un lugar de culto del turismo
internacional. Sus visitantes, cada vez que tienen la oportunidad de volver,
aumentan su permanencia y estadía de cara a disfrutar del amplio abanico de
opciones que ofrece esta bella localidad.


El marco natural que le brinda el río Neckar y el bosque Odenwald combinado con
los colosales castillos, hacen de la ciudad una postal maravillosa e imborrable.


Heidelberg posee mucha riqueza histórica, que se puede conocer mediante la
visita a diferentes sitios de interés:


1.- El casco histórico: se llega a él a través del camino del castillo que
llegar a la Plaza del Mercado. Durante el trayecto es posible advertir las
fuentes, como la de Madonna que data de 1718.


La visita al centro antiguo se
puede realizar diariamente a partir de las 8 a 17,30hs si lo que se desea es
contar con un profesional que relate las historias de la ciudad que más se
destacan y también se podrá incluir en esta guía, un viaje en el funicular,
conocer el gran castillo de Heidelberg y la entrada al Museo Farmacéutico.


2.- Puente Viejo o de Carlos Teodoro, símbolo del municipio que existe desde la
Edad Media. En La Plaza de Carlos se tendrá una vista privilegiada al castillo y
hacia sus costados se podrá contemplar la Casa Mittermaier del siglo XVIII, el
palacio del Gran Duque y Boisserée. El recorrido concluye en la puerta de
Kornmarkt


3.- Una vez llegar a la plaza del mercado se podrá contemplar la Iglesia del
Espíritu Santo y la Fuente de Hércules, símbolos emblemáticos de la ciudad. Este
recorrido está disponible de lunes a viernes a partir 8.00 a 17.00 hs y puede
realizarse con la guía de una persona experta.


Otras actividades de interés para desarrollar son: tracking por la montaña
Königstuhl “Silla del Rey” a más de quinientos metros del centro de la ciudad,
realizar cetrería, (caza de aves rapaces) y conocer “Märchenparadies”, paraíso
de cuentos, un recreo temático especial para niños pequeños. Tampoco de debe
dejar de lado el observatorio astronómico Heidelberg-Königstuhl. Todos los
paseos se pueden realizar con una guía contratada.


Los conflictos religiosos entre protestantes y religiosos que tuvieron lugar
hasta entrado el siglo XX, sentaron su sello en la ciudad: Marktplatz edificada
en el año 1400 donde se destacan sus galerías subterráneas, Espíritu Santo y la
principal iglesia evangélica que atrae a numerosos visitantes con sus conciertos
y servicios religiosos. Otras para destacar son la Iglesia jesuita, de la
Providencia, y de San Pedro, todas cautivan con una belleza única.


En cuanto a la comida, las carnes de cerdo, vacuno y ave son muy populares.
Existen más de cien variedades de salchicha. Los cereales y la miel se reservan
para el desayuno.


Al haber tantos turistas todo el año, la gastronomía
internacional es habitual encontrarla tanto en restaurantes como en tabernas. La
bebida por excelencia es la cerveza, aunque también se consumen muchos zumos de
frutas.

Por último, recuerde aprender algunas
palabras y frases básicas en el idioma de los países que va a visitar. Puede
hacerlo ya mismo inscribiéndose ahora en nuestros
cursos gratis de idiomas
(haga clic en el nombre del curso):

Curso
de inglés gratis

Curso
de francés gratis

Curso
de italiano gratis

Curso de portugués gratis

Curso
gratis de español para Extranjeros

Curso
de alemán gratis

Curso de ruso gratis