Home > Familia > Padres e hijos

Adolescencia

“Hay que pasar la adolescencia...”

En esta etapa se viven cosas únicas, en algunos casos traumáticas y definitorias de la personalidad futura, para bien o para mal... es la adolescencia y si se la emparienta con un invierno duro y turbulento se podría adaptar a una vieja frase política “hay que pasar el invierno”. Muchas veces la juventud es demasiado liberal...

La adolescencia es un fenómeno físico, emocional y psicológico que ocurre entre la niñez y la edad adulta. Es uno de los momentos más emocionantes y turbulentos de la vida humana y una respuesta simple no podría abarcar adecuadamente su significado exacto.

En este periodo, los órganos sexuales comienzan a liberar las hormonas que hacen madurar las características sexuales: los testículos se agrandan y comienzan a producir la testosterona; los ovarios comienzan a secretar estrógenos; el pene crece en el varón y los pechos crecen en las mujeres; el pelo púbico y del cuerpo comienzan a aparecer; los músculos aumentan su volumen dando al cuerpo la dimensión del adulto; ocurren cambios en la voz; brotes de acné; y arranques de crecimiento.

En los varones comienza la producción de esperma y semen y la ovulación en las mujeres. Las muchachas experimentan el inicio de los períodos menstruales, y emocionalmente es un período muy difícil e imprevisible.

Los muchachos y las muchachas comienzan a sentir atracción sexual. Las oscilaciones hormonales se hacen más frecuentes y los alto y bajos son más pronunciados. Las discusiones familiares estallan por razones aparentemente triviales.

Psicológicamente el mundo deviene en una serie de paradojas interesantes. Los adolescentes quieren ser diferentes de sus padres, mientras intentan descubrir quiénes son; por otra parte quieren reconocerse como grupo, así que visten y actúan de manera similar entre ellos.

Pero mientras todos lucen y se comportan igualmente, cada uno continúa sintiéndose muy diferente del resto. Los cambios en su apariencia física pueden provocar ansiedad, frustración e incertidumbre. El adolescente se siente como un adulto, pero también como un niño.

La pubertad es un período de cambio constante y es muy excitante pero también difícil. Muchos adultos, dicen que la adolescencia es la mejor época, sin embargo muchos no quisieran pasar por ella otra vez.

 

 

 

Viviana Vergara

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

Acné y adolescencia

Por CURA PARA EL ACNE


Mas notas del autor:

Viviana Vergara

Claves para comunicarse con un adolescente

Claves para comunicarse con un adolescente

Los pares de los adolescentes, así como los medios de comunicación, han creado para ellos un universo que es muy diferente al nuestro. Para penetrar en ese aparentemente cerrado mundo, necesitará estas cinco claves.

Las amenazas de los niños: cuando hay que tomarlas en serio

Las amenazas de los niños: cuando hay que tomarlas en serio

La mayoría de las amenazas de los niños y adolescentes no se realizan y, por ello mismo, muchas veces no son tenidas en cuenta. Pero cuando lo contrario ocurre, todos se preguntan, "¿cómo pudo haber ocurrido?" y "¿por qué no tomamos en serio la amenaza?"

Palabras más, palabras menos: los padres de adolescentes necesitan un nuevo diccionario

Palabras más, palabras menos: los padres de adolescentes necesitan un nuevo diccionario

Todos sabemos que la comunicación con los hijos es fundamental. Pero, ¿cómo lograrlo si tienen su propio lenguaje, que nos cuesta mucho entender...?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: