Home > Dinero > Empleo

Estrategias de carrera profesional

¿Hay lugar para las emociones en el trabajo?

¿Qué hacer cuando alguien llora en el trabajo? Es algo bueno o malo...?

Cómo lidiar con el llanto en el

Las reacciones ante el llanto de nuestros líderes políticos, héroes deportivos y otros modelos a seguir pueden variar. Algunos dicen que es vergonzoso y lo consideran un signo de inestabilidad emocional o debilidad.

Otros dicen que es algo positivo, ya que demuestra pasión, sensibilidad y autenticidad, todas características importantes para los líderes de hoy en día.

Y otros acusan a algunos personajes públicos de recurrir a las "lágrimas de cocodrilo", como una forma de manipular o como una especie de chantaje emocional.


Sin importar cuál sea su opinión con respecto al llanto, como gerente, si aún no le ha pasado, en algún momento tendrá que lidiar con el llanto de un empleado.

La vieja regla de oro era "no hay lugar para las emociones en el trabajo (o en el baseball); lo importante son los hechos, sólo los hechos".

Los gerentes, cuando se encuentran ante el llanto de un empleado, suelen alejarse por temor o hacer algo estúpido o insensible, o ambas cosas juntas.

Entonces, ¿qué debe hacer un gerente cuando se enfrenta al llanto de un empleado? Si bien no hay consenso acerca de las políticas a adoptar, hay algunos consejos que pueden resultarle útiles:

1. No tiene que ver con el carácter, se trata de la ciencia

Según los especialistas, las mujeres adultas lloran con una frecuencia cuatro veces mayor que los hombres. Pero tiene menos que ver con la debilidad o con la sensibilidad que con la biología.


Los conductos lagrimales de las mujeres y los de los hombres son anatómicamente diferentes.

Las mujeres también tienen mayores niveles de la hormona prolactina, que promueve la lactancia y, según sostienen algunos especialistas, está asociada con una mayor tendencia al llanto.

Los niveles de prolactina también se elevan cuando una mujer está menstruando, está embarazada o ha dado a luz recientemente.

Del mismo modo, la testosterona (una hormona que presenta mayores concentraciones en los hombres) está asociada con una menor tendencia al llanto.

Cada persona tiene diferentes niveles de prolactina y testosterona, por lo que algunas personas son más propensas a llorar que otras.


Así que, como gerentes, tenemos que dejar de lado los estereotipos y los prejuicios sobre el llanto y reconocerlo como lo que es: una reacción química.

2. Tenga una caja de pañuelos descartables en su escritorio en todo momento



Si bien esto puede parecer obvio para algunos, más de la mitad de las oficinas de los gerentes carecen de este elemento indispensable.

En cualquier caso, cuando tenga que lidiar con las lágrimas, acercarle suavemente al otro una caja de pañuelos descartables es una buena manera de romper la tensión, mostrar un poco de sensibilidad y ofrecer una solución práctica para sonarse la nariz y evitar que se corra el rimel.

Por cierto, no es apropiado que un gerente le ofrezca un abrazo a un empleado. Llorar no es una invitación para ponerse íntimos en el trabajo.

3. Ofrézcale un tiempo para que el empleado recupere la compostura


Aunque llorar en el trabajo puede ser algo común, aceptable y biológico, sigue siendo algo incómodo y embarazoso para el empleado.

Preguntar "¿estás bien?", o hacer algún comentario al respecto, podría empeorar las cosas. El empleado probablemente apreciará la oportunidad de recomponerse y retomar la discusión en una hora. Si usted comienza a tomar agua cuando siente que sus ojos comienzan a humedecerse, evitará el llanto.

4. Evite la "pecera"

Si sabe de antemano que la discusión será sensible y que el empleado es propenso a llorar, mantenga la conversación en un lugar privado.

Si usted no tiene una oficina propia o si su oficina tiene ventanas de cristal, solicite una sala de conferencias. Llorar delante del jefe es lo suficientemente vergonzoso, y más aún teniendo a todos sus compañeros de trabajo de testigos.

5. No deje que el llanto sea una excusa para evitar tratar el tema o para reducir el nivel laboral

Sí, darle al empleado un tiempo para que se recomponga es una buena idea, pero no debe ser una espera permanente. Establezca un momento para retomar la charla y continúe desde donde la dejó.

6. Tenga en cuenta que los llantos repentinos y frecuentes pueden ser un síntoma de problemas mayores, ya sea laborales o personales

Sin duda me preocuparía si muchos de mis empleados lloraran en el trabajo - eso sólo podría ser una señal de que hay un problema en el ambiente de trabajo.

Además, resulta imposible separar nuestra vida personal de nuestra vida laboral. Si bien no forma parte de su trabajo el resolver los problemas personales de sus empleados, como líder, usted debe ser comprensivo y tolerante.

7. Ofrezca ayuda si los llantos son "inapropiados"

No importa qué tan "normal" pueda ser llorar en el trabajo hoy en día, todavía existen situaciones en las que podría tener un impacto en el rendimiento laboral o estar limitando la carrera del empleado.

Llorar como una reacción a los comentarios sobre el desempeño en el trabajo, perder la compostura en una reunión, o mostrar una incapacidad para lidiar con los conflicto son situaciones que no pueden pasarse por alto.

Su empleado podría necesitar su ayuda para lidiar con este asunto, buscando formas más aceptables para hacerle frente a sus emociones.

Elias Berntsson es autor de "15 claves para una autoestima indestructible", un curso completo de 15 módulos donde aprenderás a mejorar y sanar tu autoestima de manera permanente. Comienza ahora mismo haciendo clic aquí

 

Elias Berntsson

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Elias Berntsson

Cómo aceptar tu condición sexual

Cómo aceptar tu condición sexual

Sugerencias para aceptarte tal como eres y poder afrontar tu sexualidad sin culpas... 

Qué hacer cuando te ignoran en Facebook

Qué hacer cuando te ignoran en Facebook

¿Por qué nos duele que no nos tomen en cuenta? ¿Qué pasa en tu cerebro cuando te ignoran en una conversación...?

¿Por qué nos sacamos selfies?

¿Por qué nos sacamos selfies?

A pesar de la ubicuidad de la práctica y de la enorme cantidad de personas que la llevan a cabo (¡1 de cada 4 personas!), las selfies están envueltas en una sensación de tabú y cierto desdén. ¿Por qué...?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: