¿Hacer ejercicios engorda?

¿Tu rutina de ejercicios en realidad te está manteniendo más gordo?
  
  


La mayoría de las personas que hacen ejercicio siguen manteniendo los ejercicios
aeróbicos de ritmo moderado como su rutina principal para quemar grasa rápido.
Sin embargo, estudios recientes han demostrado que ese es un gran, de verdad
gran error.

De hecho,
podría decirse que toda la explosión de ejercicios aeróbicos de hace unas
cuantas décadas fue uno de los errores más grandes de la industria de
salud y
acondicionamiento físico. ¿Por qué??


Existen varias razones, pero en esta ocasión me concentraré en dos problemas
principales. Cuando se hace ejercicio a un ritmo moderado durante largos
periodos de tiempo (como ocurre en el porcentaje típicamente recomendado de tu
ritmo cardíaco objetivo), tu cuerpo está quemando grasa durante el ejercicio.
Aunque esto parece ser bueno, en realidad es malo.

Esto
envía una señal a tu cuerpo para que mantenga una cierta cantidad de la grasa
almacenada para que esté disponible durante tu siguiente ejercicio.

Esencialmente, le estás diciendo que necesita tener
grasa disponible para poder
quemarla, ‘porque vas a volver a hacer este ejercicio.


Por lo
tanto, aunque quememos algunas calorías durante el ejercicio, cuando este se
haya terminado, nuestro cuerpo comenzará a almacenar algo de grasa para el
siguiente entrenamiento.

Obviamente, esto no es lo que estamos buscando en
términos de lograr una máxima habilidad para quemar grasa rápido.


El otro gran problema relacionado con el ejercicio aeróbico de ritmo moderado
realizado varias veces a la semana, es que entrena a tu cuerpo (corazón,
pulmones, músculos, etc.) para que se vuelva eficiente.

De nuevo, esto puede sonar bien, pero en realidad está pasando algo malo para tu
salud a largo plazo. Solo te estás ejercitando dentro de tus límites aeróbicos
existentes, sin mejorar tu capacidad aeróbica.


Esto es importante porque tu capacidad aeróbica es lo que determina la manera
como tu cuerpo responde en momentos de estrés físico, emocional y mental.

Si
reduces tu capacidad para trabajar, como ocurre en este tipo de ejercicio, estás
reduciendo tu salud a largo plazo, no sin mencionar que tienes probabilidades
muy pobres de quemar grasa.


Lo bueno es que puedes revertir estos efectos, si en lugar de eso te concentras
en ejercicios de resistencia de alta intensidad, haciendo entrenamientos que
duran en promedio 15-20 minutos y que solo se hacen 2-3 veces a la semana.


Estos ejercicios quemarán carbohidratos en lugar de grasa durante el
entrenamiento, y provocarán que tu
cuerpo use sus reservas de grasa para
reabastecer los carbohidratos quemados durante las siguientes 24 horas, ¡después
de que acabó el entrenamiento!


Este tiempo de ejercicio también incrementará tu capacidad de reserva y a su
vez, tu habilidad para manejar todo tipo de estrés, haciendo que tengas una
salud y condición física duradera… que quema grasa 24/7. ¡Excelente!


Sin embargo, el ejercicio debe de hacerse de manera correcta para que sea
efectivo, y eso significa que se debe de usar una intensidad suficiente,
manteniendo los periodos de descanso entre ejercicios y series en 60 segundos o
menos.

Por Rob
Poulos, Experto en Pérdida de Grasa y Acondicionamiento Físico
Creador del "Incinerador de Grasa"

http://bit.ly/vientreplano