Golpe de calor en perros y gatos

Los animales son más sensibles que las personas y las temperaturas extremas pueden afectarlos. En pocos minutos pueden morir o quedar afectados de por vida por un golpe de calor o de frío excesivo. Te contamos cómo proteger a tu mascota debidamente

El sistema termorregulador de los mamíferos puede verse dañado si las temperaturas son muy extremas. Los órganos internos pueden verse dañados.

“Los perros se deshacen del calor mediante el jadeo, el vientre y las almohadillas de los pies. Es importante que los dueños estén muy atentos y pendientes del comportamiento del animal”, sostiene el veterinario español Joan Paredes Saczar.

Síntomas del golpe de calor:

Cuando la temperatura corporal del animal supera los 42 grados, se pueden presentar temblores, coloración azulada de la piel, respiración agitada, alteración de la saliva, falta de ganas para moverse.

Las consecuencias más graves pueden ser insuficiencia hepática, renal, hemorragia gastrointestinal, manchas de sangre en la piel y muerte.

Primeros auxilios para las mascotas:

1.- Humedecer con un paño húmedo el cuello y la cabeza. El agua no debe estar muy fría. También humedecer la boca del animal, pero no dejar que beba en exceso ni obligarlo si no tiene deseos.

2.- Llevarlo al veterinario lo antes posible ya que la mascota debe permanecer unas horas en observación hasta que su respiración se equilibre y su estado físico mejore.

Cómo evitar el exceso de calor:

1.- Es preciso que la mascota tenga siempre agua fresca disponible

2.- Es conveniente que el animal disponga de un lugar en donde haya sombra y espacio para moverse.

3.- Es mejor sacarlo a pasear a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde. Es saludable para ellos evitar las plazas de cemento e inclinarse por las salidas a bosques o espacios donde haya fuentes de agua y tierra por la que caminar.

4.- Bajo ningún concepto hay que dejar al perro o al gato dentro del coche cuando éste está aparcado. Si se realizará un largo viaje en un vehículo, es conveniente llevar una toalla húmeda para que el animal se pueda acostar sobre ella.

5.- Si el perro vive en un sitio sin jardín y está todo el día dentro del hogar, hay que procurar bajar las persianas para que el calor no sofoque al animal.

6.- Es adecuado, en épocas de calor excesivo, darle de comer al animal a primera hora de la mañana o cuando baje el sol.

La Dra. Teresita Caballero, médica veterinaria, tiene la solución para los problemas de comportamiento de tu perro, en su "Guía de adiestramiento canino paso a paso", que encontrarás haciende clic aqui