Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Gatos de pelo largo

Si bien para muchos son los más bellos, el pelaje largo de estos gatos puede sacarte canas verdes. Consejos para cuidarlos sin estrés

Cuidado de los gatos de pelo largo 

Sin dudas, un gato de pelo largo bien arreglado puede ser hermoso. Sin embargo, un gato de pelo largo que no recibe los cuidados necesarios —cepillado, peinado, recorte de pelo, etcétera—, puede convertirse en un verdadero desastre.

Y bien, una vez que el desastre ha ocurrido, la única opción es cortar el pelo. Asimismo, muchos eligen cortar el pelo de estas razas de gatos para que estén más frescos en el verano.

Cualquiera sea el motivo, recortar el pelaje de tu gato puede ser algo bueno y necesario para el animal.  

¿Has intentado, alguna vez, arreglar el pelo anudado a alguno de estos animales? Bien, aquí vamos. 

Cómo cortar el pelo a los gatos, paso a paso 

Elementos necesarios

  • Tijeras afiladas. Las tijeras de peluquería son las más apropiadas.
  • Trimmer.
  • Toallas.
  • Podrías necesitar una receta del veterinario.
    Instrucciones
     
  • Paso 1

Inicia un régimen de acicalamiento desde los primeros meses de vida del gatito. Enséñale a sentarse mientras cortas sus uñas y le das un buen baño preparatorio para su primera sesión de peluquería.

Si el gatito se opone con obstinación, puede ser necesario que te visite un médico veterinario o que te receten algunos tranquilizantes para poder trabajar en el pelo sin problemas.
 

  • Paso 2

Corta con las tijeras primero. Usa las tijeras para todas aquellas zonas a la que el trimmer no puede acercarse lo suficiente. Corta los vellos largos alrededor de las orejas, recortando un poco cada vez, y únicamente cerca de la abertura interna de la oreja. Corta el pelo largo alrededor del esfínter anal para ayudar al animal a mantenerse limpio.

En las gatas, recorta alrededor de cada pezón y de la vulva si se supone que pronto irá a tener cría. Esto disminuye las posibilidades de infección durante el nacimiento y ayuda a los recién nacidos a encontrar la fuente de leche materna con mayor facilidad.

Si el pelo de tu gato está todo enmarañado, corta las matas y los nudos con las tijeras. No intentes usar el trimmer sobre las zonas anudadas o harás un verdadero desastre.
 

  • Paso 3

Usa el cortador o trimmer para el cuerpo del gato, desde su cuello hasta la base de su cola. En primer lugar, enciende el trimmer por un instante y presta atención a la reacción del gato.

Posiblemente necesite algo de tiempo para acostumbrarse al ruido y poder relajarse. Si percibes que tiene demasiado miedo, tómate el tiempo necesario para acostumbrarlo.

Muchos gatos temen a este tipo de ruidos y la única forma de emplear las cortadoras en forma segura será acostumbrándolos a ellas.
 

  • Paso 4

Recuesta al gatito sobre una toalla para prevenir el gran desastre posterior. Comienza cortando desde la base de la cola, muy de a poco, de modo que no te excedas. Mejor es prevenir que curar.

Si quieres cortar más al ras, asegúrate de no lastimar o rasguñar la piel del animal. Muchas veces, se hace difícil distinguir el inicio de la piel en los gatos de pelo largo, sobro todo si el pelaje es grueso y enmarañado.
 

  • Paso 5

Corta cuidadosamente, subiendo desde la cola hacia la cabeza. La mayoría de los peluqueros mantienen largo el pelo de la cabeza, así que no lo afeites allí.

Si crees que el pelaje de su cabeza debe ser recortado, utiliza las tijeras para recortar aquellos demasiado largos o desprolijos. No cortes el pelo facial del animal.

Asegúrate de cepillar bien al gato una vez que hayas terminado de cortarle el pelo —y antes de volver a hacerlo—. La idea cortar el pelo a un gato de pelo largo es hacerlo sentirse más cómodo consigo mismo.
 

Consejos y advertencias sobre el pelo de los gatos 

  • Si tu gato está asustado o inquieto, acude al veterinario y pide que te dé algo para tranquilizarlo. Es verdaderamente sencillo lastimar al animal cuando éste no deja de moverse porque intenta escaparse.
  • Ten cuidado de no arañar o cortar la piel del gato durante su sesión de peluquería. Ten en cuenta que, a veces, es difícil encontrar el límite entre la piel y el pelo.

¿Quieres conocer a tu perro? Inscríbete ahora en nuestro curso gratis, haciendo clic aquí.