Etapas del proceso de outplacement

El proceso de outplacement suele dividirse en varias etapas: balance, proyecto profesional, plan de acción, campaña de búsqueda, e integración...

Las cinco etapas del outplacement






Balance: En ella los consultores se encargan de descubrir e identificar las capacidades, habilidades y conocimientos del candidato y cómo puede desarrollarlas, así como sus ambiciones y motivaciones.

Se trata de obtener un buen  perfil del trabajador  con el objeto de determinar los pasos a seguir.

Proyecto profesional: en función del análisis  de este  resultado, se elabora un proyecto profesional para el candidato, en  base  a las necesidades del mercado se puede canalizar  en cuatro posibilidades : posibilidad de continuar con el puesto, cambiar, buscando ofertas similares al puesto anterior , búsqueda de posibilidades de ruptura que entran todas las variables posibles, cambio de puesto o sector, e incluso el autoempleo.

Plan de acción: Se establecen, por otro lado, las tácticas de acción de acuerdo al  proyecto profesional que se haya diseñado,

Campaña de búsqueda: El consultor prestará sugerencias con la elaboración del currículum, preparación de entrevistas o selección de ofertas de empleo.

Es importante, en este etapa, los contactos que tiene el candidato, que pueden ser amigos, conocidos, compañeros de facultad, proveedores  que actúan por el “boca a boca” muy efectivo en  ocasiones y otras vías efectivas de búsqueda de empleo como  Internet y anuncios en medios impresos.

Integración: Otro paso fundamental, para que sea viable esta asistencia es el contacto con headhunters y empresas de recolocación que tienen a su disposición el currículum de los candidatos a fin de encontrar el perfil requerido para cubrir un puesto determinado. 

Algunas consultoras una vez finalizado el objetivo se ofrecen para  un seguimiento posterior de hasta un año, existiendo además la posibilidad de retomar el proceso en caso de no prosperar.

Hay que mencionar que  el candidato tiene el acompañamiento de un Psicólogo Consejero, que lo va guiando en su evolución, mediante entrevistas regulares y un asesoramiento muy directo.

El trabajador  recibe la formación que necesita para tener éxito en la búsqueda de su nuevo puesto de trabajo, siendo el objetivo prioritario fortalecer a la persona, para hacer frente, con garantías de  éxito en la búsqueda de puesto de trabajo.

Un compromiso definido






Lo más importante es que se debe determinar entre las partes la forma de desvinculación que se practicará como así también los objetivos de la misma.

Hay que tratar que una situación difícil y dolorosa, se pueda transformar en el principio de  nuevas oportunidades, considerando que el despido muchas veces puede transformarse en un impulso para que algunos empleados mejoren en su desempeño profesional, obligándolos a tomar la dirección de su propio destino laboral y alejándolos del conformismo que siempre genera la rutina. Ya  dejo de ser solo un privilegio de los altos ejecutivos.

Los procesos de búsqueda de empleo, se han visto reducidos  entre cinco y seis meses contra un año o más que se manejaba  antes, lo cual resulta beneficioso para la empresa que se desprende de trabajadores, y es menor la tensión entre el personal y el tiempo que los desvinculados le dedican a conseguir nuevo empleo desde que toman conocimiento de la situación. 

Con estas prácticas  la empresa obtiene una imagen mucho mejor en la corporación  de negocios, y se ocupa de la redacción de cartas de agradecimiento y presentación destinadas a impresionar muy favorablemente a los posibles nuevos empleadores de cada trabajador, de acuerdo a parámetros utilizados en cada región.

Siguiente: HTML clipboard Objetivos del proceso de outplacement

HTML clipboard


No esperes que la suerte golpee a tu puerta y diga: “Tengo un trabajo para ofrecerte; uno que te hará sentir feliz y completo”. Tú puedes (y debes) organizar el futuro de tu carrera profesional. Este curso gratis de Planificación de tu Carrera Profesional te ayudará a lograrlo.