Eros en las casas natales

Con Eros en tu casa natal, un amor erótico interno o externo puede despertar, para crearnos, para desafiarnos y para transformarnos.

Eros en la primera Casa contribuye al acercamiento general a la vida.
Eros en la segunda Casa valora la unión erótica como recurso. Es como una segunda piel.
Cuando Eros reside en la tercer Casa, la comunicación y los ambientes familiares pueden llevar a cabo una experiencia apasionada de amor y  expresión creativa.

Cuando Eros se encuentra en la cuarta Casa, los acoplamientos eróticos se unen con las experiencias del hogar y la familia. Reside en las raíces de la existencia.
Eros en la quinta Casa puede aparecer a través de la auto-expresión, trabajo artístico, performances, novelas.  Hay un impulso para la distinción. Eros en la sexta Casa puede tener cierta habilidad para la pasión, el arte y el amor erótico. Puede manifestarse en el día a día.

Eros en la séptima Casa puede convertir relaciones sociales banales en uniones eróticas. La paradoja entre la convivencia y la transformación abundan.
Eros en la octava Casa tiene un deseo creciente de experimentar lo erótico en un nivel riesgoso, a veces tabú. Afuera las reglas.
Con Eros en la novena casa, el descubrimiento de conceptos nuevos y previamente incomprensibles hace encontrar sensaciones apasionadas y que cautivan. Pueden ser sentimientos extraños.

Aquellos con Eros en la décima Casa quieren que el mundo sepa que son apasionados, eróticos, potentes y carismáticos. Puede ser parte de la carrera.
Cuando Eros se encuentra en la undécima Casa, las amistades, los grupos y las metas adquieren cualidades creativas y amorosas.
Con Eros en la duodécima Casa, puede despertarse con lesiones, sufrimientos o confinamientos. Las expresiones creativas vienen de las profundidades de lo colectivo. 

Eros  por tránsito o progresión 

Mientras Eros se mueve a través del cielo por tránsito, progresión, o aún más progresión inversa, su contacto con los otros astros coincide a menudo con un despertar del amor erótico y el poder creativo.

Cuando sucede esto, la intensidad de las emociones,  las sensaciones del deseo creativo y apasionado e incluso la experiencia de enamorarse puede ser abrumadora.
Con frecuencia hay un componente tangible, un acontecimiento, que puede hacer que las sensaciones obligatorias de la fusión del amor y la creatividad emerjan hacia la intimidad sexual.
En este caso, los tránsitos que implica Eros pueden coincidir con la aparición de una persona en particular que capture el corazón y envuelva el alma.

Si quieres aprender a realizar tu propia carta natal, o la de otra persona, inscríbete ahora en nuestro cursos gratis de Astrología, haciendo clic aquí.