Entrevistas laborales: mejor no mentir

Muchas personas ante una entrevista laboral, ya sea por miedo a no conseguir el empleo o no sentirse tan capacitados para ese puesto, mienten. Pero no hay nada peor que esto…

Desde los más jóvenes que hablan de un primer trabajo que nunca existió hasta las personas que todavía no se recibieron y afirman lo contrario, pasando por los que inventan empresas donde jamás trabajaron y los ejecutivos que se inventan un certificado de estudios de una universidad privada para conseguir un título que nunca obtuvieron, las entrevistas laborales están llenas de mentiras que tienen patas cortas.

 

También existen casos de personas que estiran las fechas de entrada y salida de un trabajo, para no parecer tan inestables que duran poco tiempo en un puesto. Otra mentira común es sobre la fluidez en el manejo de algún idioma.


El problema de la mentira es cultural. Muchas distorsiones no son vividas por los candidatos como mentiras. Hasta llegan al extremo de quitarse años en los curriculum vitae para parecer más jóvenes.

 

Los entrevistadores muchas veces se dan cuenta del engaño debido cuando, durante una entrevista, alguien se va por las ramas en algún detalle que aparece como secundario, cambian de tema rápidamente o toman senderos que no son los habituales en una entrevista de trabajo.

 

Mentir es peligroso porque si esta mentira es descubierta o si el entrevistador duda acerca de la honestidad del postulante, puede perder el puesto aunque cumpla con todos los demás requisitos.

 

¿Cómo se maneja el tema de la mentira?

 

 A lo largo del proceso de selección de personal son chequeados todos los datos que se colocan en el curriculum vitae. Por lo tanto es difícil que una mentira no sea descubierta.

 

Lo que se recomienda entonces es no mentir sino defender la experiencia y conocimientos de cada uno. El curriculum vitae sirve como carta de presentación y puede abrir la puerta a un trabajo nuevo, o cerrarla para siempre.

 

Si aparece alguna interpretación errónea de algún dato durante la entrevista, lo ideal es aclararlo antes de que tome forma y se convierta en mentira.

Aprende los secretos de la etiqueta, el ceremonial y el protocolo con nuestro curso gratis.
Inscríbete ahora haciendo clic aquí.