En busca del buen sexo en los años dorados

Los adultos de hoy en día, son muy diferentes a los adultos del pasado, sobre todo en sus hábitos sexuales. En esta nota, una mirada sobre estos cambios, que suelen ser pasados por altos por el resto de las personas
  
  

Hoy en día, las ciudades
están repletas de “sex-shops”, que ofrecen juguetes sexuales, videos
condicionados “xxx”, o libros eróticos. En efecto, los occidentales adultos de
hoy en día, gastan anualmente millones de dólares para mejorar sus vidas
sexuales, y, a medida que la generación de los baby-boomers entra en la adultez,
este gasto se incrementa aún más.


 

Por lo tanto, si había
pensado que “prefiero morirme antes que ser viejo”, ahora debería pensar
“prefiero morirme, antes que no disfrutar una vejez sexualmente activa”. 

  Los recientes estudios
han demostrado que el sexo está mucho más instalado en la agenda de los
occidentales adultos y de la tercera edad que en el pasado. De hecho, ciertas
estadísticas realizadas en los estados Unidos afirman que cerca de la mitad de
los norteamericanos mayores de 60 años, continúan teniendo una vida sexualmente
activa. Además, cuatro de cada diez señalaron que desearían tener sexo más a
menudo, y de hecho invierten bastante de su tiempo y dinero para lograrlo.

 De todas formas, conocer
la cifra exacta de gastos que se realizan en esta área, aún es algo dificultoso,
ya que muchas casas comerciales e institutos que apuntan a la población mayor,
todavía no han hecho una investigación económica exhaustiva sobre este ítem.



 
La ayuda química


 
Si se sabe que las ventas
realizadas por los laboratorios Pfizer, productores del Viagra, han demostrado,
durante los últimos dos años, este tremendo interés de los mayores en mejorar su
vida sexual: por ejemplo, en los Estados Unidos, para 1999, la gente mayor de 55
años había gastado cerca de 395 millones de dólares en el Viagra, lo que la
convertía en la droga más vendida de ese año, con el 64 por ciento del mercado
total de fármacos. Además, rompió un tabú sobre la disfunción eréctil, y los
adultos comenzaron a hablar más de este problema.

 Sin embargo, las firmas
de investigación farmacéuticas, y los profesionales que se dedican al área
sexual en los mayores, afirman que hay, incluso, más adultos interesados en
fármacos que disminuyan o erradiquen la disfunción sexual, así como en videos
eróticos o pornográficos, y juguetes eróticos.

 Por supuesto, las
compañías farmacéuticas intentan mantener el éxito obtenido con este
medicamento, por lo que tienen en carpeta el desarrollo de otras nuevas
medicaciones para la disfunción sexual. Entre las que ya se encuentran en el
mercado hoy en día, podemos citar el Viagra Rosa, para la mujer, y el Baby
Viagra, para los más jóvenes.
 

De la clínica a la cama


 

Sin embargo, la química
no es la única solución para quienes estén buscando mejorar su vida sexual. Los
psicoterapeutas y sexólogos, atienden a una gran cantidad de pacientes de
mayores de 50 años, que desean mejorar sus problemas sexuales por vías más
naturales.


 
Los videos y juguetes
eróticos como los vibradores, también tienen una gran repercusión, entre hombres
y mujeres que van desde los 30 a los 80 años. Pero, con todo, muchos
comerciantes parecen seguir creyendo que el único público interesado en los
objetos sexuales, es aquel que se comprende en la franja etaria de  entre 20 y
30 años. Aún así, el éxito de los anuncios
realizados para vender Viagra, comenzaron a romper con ese falso preconcepto.

 Por cierto, el hecho de que los mayores sean más reticentes que los jóvenes para
hablar de sexo, no significa que los primeros no estén tan interesados como los
últimos.

Los adultos de hoy, no son los adultos de
antes. Y esto se verifica al analizarlos como consumidores, puesto que  son
mucho más exigentes –y responsables- para elegir los productos que mejoren su
sexualidad.

En efecto, esta generación, también
denominada como la de los “Baby Boomers”, ha tenido una mayor libertad para
gozar de su vida sexual… ¿Por qué debería, entonces, desear finalizarla?

Según las estadísticas, EnPlenitud.com es
el portal número 1 en usuarios mayores de habla hispana, pero existen otros
cientos que día a día se van agregando, pues este “target” está deseoso de
obtener la mayor cantidad posible de información sobre su vida madura, en todos
los niveles, así como de interconectarse con gente de su misma edad, por medio
de los foros y chats.



En busca del buen sexo

Si bien es cierto que hoy en día nadie
duda que los “nuevos viejos” podrán gozar una vida sexual mucho mejor que la de
sus padres adultos, todavía no se pudo disipar el antiguo mito que afirma que el
sexo es solo para las personas jóvenes y hermosas.

No en vano las clínicas de
rejuvenecimiento, belleza, cirugía estética, y los gimnasios, están cada vez más
llenos de personas adultas.

Sin dudas, este es un gran negocio para la
gente que se dedica a esta industria, pero si los mayores comenzaran a moverse
de manera más inteligente, se darían cuenta que la elegancia, la sabiduría que
sólo dan los años, y la sofisticación son siempre los mejores atractivos: en
efecto, una encuesta realizada en los Estados Unidos, señaló que el 60 por
ciento de los hombres y mujeres mayores de 75 años, encontraba en sus propias
parejas adultas el más alto grado de atracción física…